Ciudad

Acusan a las marcas importadoras de “engañar a la opinión pública”

Defender lo nuestro. Bergaglio se mostró fuertemente a favor de las medidas que cuidan a la industria nacional.
Defender lo nuestro. Bergaglio se mostró fuertemente a favor de las medidas que cuidan a la industria nacional.

El presidente de la Fundación ProTejer, Pedro Bergaglio, aseguró que es “una mentira y un insulto a la inteligencia” sostener que las marcas internacionales de indumentaria se retiran de la Argentina por “las trabas para importar” y advirtió que existe una campaña “para engañar a la opinión pública”.

Bergaglio apuntó contra “la arremetida mediática del negocio importador” para instalar la idea de que los perjuicios de producen por las medidas de protección industrial, como las licencias no automáticas”.

“Se aduce que se van las marcas internacionales porque no les resulta el negocio por las restricciones para importar. Es una mentira y un insulto a la inteligencia. Si su plan era comprar barato en Asia-Pacífico a expensas del trabajo argentino y vender muy caro a expensas de los consumidores, el mercado los castigó”, argumentó.

El empresario textil pidió “vaciar de contenido a quienes dicen que pretendemos un mercado cautivo” y convocó a sus pares a “resistir la arremetida en defensa del sector textil cuando se está jugando sus destino” al disertar en la 5ª Convención ProTextil 09 en el predio de la Sociedad Rural, en el que participaron el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray; la ministra de Producción, Débora Giorgi, y más de 1200 representantes del sector.

El presidente de la Fundación que reúne a trabajadores, empresarios y cámaras textiles y de indumentaria consideró en cambio que hubo “un error de cálculo” por partes de las empresas que decidieron irse del país “lo mismo que le sucedió a una cadena que dejó el país recientemente, que nunca terminó de encontrar su lugar en el mercado”.

Bergaglio aseguró que “mientras algunos se van, otros están creciendo mucho. Soy de los que creen que hay que apoyar a las marcas nacionales, que son muchas y buenas” y expresó su molestia porque las conclusiones en los medios: “me indigna cuando veo una ilustración del planeta Tierra con un candado en la Argentina. ¿Qué pretenden, que le pongamos un moño de regalo?”, se preguntó con ironía.

“No es que no se puede importar. Quiero pensar que es un error porque querer engañar a la opinión pública hablaría muy mal de ellos”, remarcó el industrial y mencionó que defender la producción argentina significa “hablar de trabajadores, de salarios de un mercado de produzca”.

Pidió acompañamiento para defender ante la sociedad “de manera prolija, coherente, la producción, que se respete el trabajo porque nosotros no hacemos paro”.
En ese sentido, defendió la aplicación de licencias no automáticas, “una instancia administrativa, que es un claro mensaje a quien quiere importar pero no para que desista del negocio importador” y recordó que la primera fue para la industria textil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*