Ciudad, Política

“La ineptitud en un cargo público, es una forma de corrupción”

Aprile no se expresa como Luis Juez. No apela a la chispeante dialéctica del senador nacional, para apuntar a sus adversarios políticos. No obstante, una fina ironía, muy mordaz deja definiciones, sobre lo que aconteció y acontece.

En un reportaje  que realizó mdphoy.com, el ex intendente se refirió a la cantidad de funcionarios que lo acompañaron, que en la actualidad han sido convocados por Gustavo Pulti, muchos de ellos en cargos clave.

“Nunca nos fuimos” dicen en son de chanza muchos radicales, y el propio Aprile admitió que luego de la crisis del 2001 “El único que me fuí, fui yo”, lo cual se puede certificar con abrumador resultado a su favor.

Pero no sólo Pulti fue impactado por las respuestas de Aprile, sino que también el diputado nacional Daniel Katz, tuvo lo suyo: “mi sucesor se dedicó con minucioso entusiasmo, a destruir todo cuanto de bueno hubo en mi gestión. Para su desgracia, y más aún para desgracia de Mar del Plata”.

La nota fue realizada en el contexto del nombramiento de Nino Ramella, con el cual una decena de cargos políticos han sido ocupados, por funcionarios que formaron parte del gabinete de Aprile.

La transcripción textual es la siguiente

– Un importante porcentaje de integrantes del gabinete de funcionarios políticos han formado parte de su gestión entre 1995. ¿Qué reflexión le merece?

– “Lo tomo como un reconocimiento a la calidad de los funcionarios que me acompañaron durante la gestión. La mayor parte de mi gabinete se formó, durante muchos años, en equipos técnicos que trabajaron conmigo a partir de 1991”.

“Siempre creí, y no he cambiado de parecer, en que la ineptitud de un funcionario en el puesto para el que ha sido elegido, es un modo de corrupción”.

“Por ello me alegra que gente de mi equipo ayude a la ciudad, aunque lo haga a través del gobierno de Pulti. Si son buenos en lo que hacen, será bueno para la ciudad”.

– Se trata de falta de equipo, de formación cuadros técnicos, de recambios obligados o de una militancia que no da el target. Se supone que no necesariamente se debería recurrir a ex funcionarios de un gobierno tan criticado como el suyo, por Pulti desde su banca de concejal.

– “Es difícil saberlo, ya que ignoro las motivaciones del intendente, a la hora de elegir gente que fue muchas veces duramente criticada por él. Sólo puedo decir que tuvo muchos años de aspirante a ese cargo como para poder armar equipos como los que nosotros armamos con paciencia y constancia. Si algo queda en evidente es que las críticas eran de naturaleza política, y que los funcionarios eran capaces y eficientes, a pesar de la crueldad con que muchos de ellos fueron atacados. Y también se evidencia que una cosa es criticar desde la banca, donde sólo basta con hacer un inventario de lo que hace falta y proclamarlo a diario, y otra, bien distinta, es gobernar cotidianamente sabiendo que las demandas son siempre muchas más que las posibilidades reales de resolverlas. Por ello, no criticaré al actual intendente. No haré con otros lo que sufrí y lamenté que se hacía conmigo. Le deseo que le vaya muy bien y si mis otrora funcionarios, tan denostados por él, son de utilidad a su gestión –y por ende, a la ciudad- celebro que ello suceda”.

-Una de las constantes del actual intendente, eran las pullas sobre el número de agentes municipales y cargos políticos. Sin embargo, la ejemplaridad no es la que aplica en su gestión, si trasladamos los casos.

– “Insisto con que es muy sencillo criticar cuando no se está en el gobierno. Y que otra cosa es, muy diversa, por cierto, la realidad cuando hay que enfrentar con recursos limitados realidades complejas ilimitadas. Yo sólo puedo decir, en defensa de mi gestión, que fuimos austeros y honestos, y razonablemente eficientes a juzgar por los millones de dólares en obra pública que se plasmaron y que hoy hablan por sí solas. Y que las muchas obras que se hicieron, en su inmensa mayoría, se concretaron con recursos propios, sin depender de ninguna ayuda financiera exterior para funcionar”.

– En algunos casos ¿siente algún reproche para hacerse, o hacerles? ¿Es un reconocimiento por ser tenidos en cuenta?

– “No haré ni críticas ni reproches. Estoy apartado de la política. Deseo sinceramente que le vaya bien a este intendente porque si ello sucede es bueno, no para el intendente sino para la ciudad. Quiero ser consecuente con lo que pensaba entonces, cuando sentía que tanta crítica obstinada, y muchas veces injusta, no ayudaba a la ciudad. En cuanto a los reconocimientos, de nada sirven tardíamente. Y sé de qué le hablo”.

– Es una virtud del intendente fijarse en ellos, o puede entenderse que existen sugerencias influyentes para las designaciones. También hay mucha gente del P.J. pero que nunca fueron gobierno, lo que también es un dato, a la hora de la evaluación.

– “Ciertamente es una virtud del  jefe político elegir a los mejores, porque son esos mejores funcionarios los que definen el éxito de una gestión y el progreso de una comunidad. Los malos funcionarios, ineptos para el cargo en que han sido designados, atentan contra la calidad de la ciudad y son, como ya he dicho, un modo de corrupción”.

– Por el plan de los 3 y 4 pesos (que eran fondos afectados) más el endeudamiento, Pulti pedía poco menos que la hoguera como castigo. Cómo observa este especial momento de financiación de la municipalidad, que ha pasado a ser ultra dependiente del humor kirchnerista.

– “Sigo recibiendo reconocimientos, aun del extranjero, por el plan de los tres y cuatro pesos que formó un fondo afectado y permitió disponer de recursos propios y concretar un plan de obras, cumpliendo con lo prometido. Todo lo que se pueda decir de crítica queda devaluado ante la realidad: la gente aceptó la propuesta con un voto mayoritario, la pagó consecuentemente y la recibió en promesa cumplida con cada una de las obras concretadas.

Lamentablemente, hoy los intendentes se han convertido en intermediarios entre la gente y la caja nacional o provincial, según la lealtad política que se tenga con quienes manejan los recursos. Para degradación del sistema republicano y federal, han convertido a los intendentes elegidos por la gente en meros delegados del poder central, sea éste nacional o provincial. Cualquier obra que los vecinos pidan ante el intendente sólo recibe la promesa de que éste la gestionará ante el gobernador o ante el presidente. No hay generación de recursos propios. Y por lo tanto, hay que someterse políticamente o perderse en el desierto con los pies descalzos y las cantimploras llenas de sal. El Plan Mar del Plata 2000 fue un gesto de independencia financiera y política. Agua fresca en la cantimplora del intendente”.

– Le llamó la atención que su sucesor (Daniel Katz) haya derogado esa contribución sometida a una consulta popular. Ese anclaje de fondos provocó falta de autonomía y lesiona la voluntad de elegir sin condicionamiento, un ingrediente clave del sistema democrático.

“No, no me llamó la atención. Sin saber muy bien por  qué, pero viendo que así fue, mi sucesor se dedicó con minucioso entusiasmo, a destruir todo cuanto de bueno hubo en mi gestión. Para su desgracia, y más aún para desgracia de Mar del Plata,  no le fue bien con los resultados que le dejaron tanto fervoroso afán por destruir lo heredado, dado que no supo reemplazar lo destruido  con algo que lo supliera con eficacia”.

“En cuanto a los tres y cuatro pesos del Plan Mar del Plata 2000, sólo puedo decir que además de una revancha política inentendible, fue una torpeza financiera, dado que se privó de millones de pesos anuales, como recursos afectados, es decir sólo súbales para obras. Una torpeza que termina perjudicando a la gente que dijo beneficiar. La demagogia, ya lo sabemos, es de vuelo corto, pero dañino”.

7 Comentarios

  1. ¡VOLVÉ APRILE, TE PERDONAMOS!!!!!

  2. Vuelva señor intendente, ya verá cómo lo votaremos, y no se preocupe por el traidor que lo sucedió ni por las críticas de Pulti. Vuelva que lo votamos. Usted fue el mejor.

  3. Con errores y aciertos, el de Elio Aprile fué el último proyecto de planificar una ciudad para 20 años adelante, y dejar de ver sólo la coyuntura. Hay que reconocerlo y valorar lo hecho.

  4. Elio, sabemos que Ud se alejó del cargo y de la política porque le hicieron imposible vivir y sabemos que su sucesor se dedica a eso, aunque no sea peronista. Lamento los concejales que entonces no lo acompañaron ante la embestida del destructor Katz, gente dañina para la política en general si los hay y al p2 porque nada dejó de constructivo. Y Pulti que cayó de rodillas ante los K. Adhiero a los otros colegas: VUELVA APRILE, LO VOTAREMOS.

  5. No hay nada que perdonarle a Aprile.Fue el mejor intendente desde el retorno a la democracia.El Plan Mar del Plata 2000 y el plebicito que impulso`para respaldarlo son un ejemplo de democracia participativa inedito en el pais.Habla de su estatura como verdadero democrata radical.Agrego: el plan de obras se cumplio con los recursos de los marplatenses y batanenses,con profesionalismo y transparencia y sin que se tenga que claudicar para hacer obras.Los ciudadanos ya hicieron su juicio de valor: Elio puede caminar tranquilo por las calles de la ciudad.

  6. El profesor Blas Aprile, fue un buen Intendete y Politico, pero sobre todas las cosas demostro ser una buena persona.-
    Y un buena persona entre esa camandula de hipocriutas, cinicos, desleales,traicioneros, corruptos no tiene mucho por hacer.-
    Hoy en Politica triunfa el mal.-
    mUCHO ME AGRADARIA QUE aPRILE CON UN EQUIPO SE HAGA CARGO DEL MUNICIPIO o que fuera Dipuitado Nacional, pero el alejarse de la Política fue una decision personal y tendra sus buenos motivos para ello

  7. Tarde, demasiado tarde. El tren pasa una vez, y creyeron lo que el TRAIDOR pregonó. Al menos, es bueno reconocer que el TRAIDOR pudo con unos cuantos. El Profesor siempre fue así, un hombre bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*