Ciudad, Información General

“En un año Mar del Plata los espera”

Pablo Fernández, en representación del intendente Gustavo Pulti, recibe la posta de la organización del Cuarto Congreso.

El Tercer Congreso Iberoamericano de la Cultura concluyó en la ciudad colombiana de Medellín, con la firma de un acuerdo que fomentará las músicas de la región y el anuncio de que Mar del Plata organizará la siguiente edición de este encuentro en mayo de 2011.

El presidente del Ente Municipal de Turismo, Pablo Fernández, junto al concejal Carlos Aiello, se reunieron este domingo con la gerenta general del Congreso, Mónica Cervantes Desoto, y con Luz Amparo Medina, coordinadora de asuntos internacionales del Ministerio de Cultura de ese país.

De la reunión, de la cual también participaron los representantes de la Secretaría de Cultura de Argentina, encabezados por Mónica Guariglio, se abordaron temas relacionados con la organización -desde lo logístico y técnico-  y comenzaron a diagramarse los primeros ejes centrales del próximo congreso.

Reunión con Coordinadores de espacios culturales

Otra de las reuniones que se realizaron fue con los responsables de los espacios culturales de los barrios de Medellín. Pablo Fernández sostuvo que “son quienes diseñan las políticas culturales en el municipio. Se trata de un eje fundamental en la política pública de esta ciudad. Eso posibilitó que la Cultura se transforme en una herramienta de inclusión y uno de los elementos fundamentales para el comienzo de las resoluciones de diferentes problemáticas sociales”.

“En este encuentro Iberoamericano hubo mucha participación de la gente de Medellín- continuó Fernández –, hubo mucha gente en los conciertos, pero también la hubo en los paneles y los talleres de discusión como así también en los centros donde se mostraron nuevas expresiones culturales que se generan en la ciudad colombiana”.

En esa línea, el funcionario recordó que “Medellín, por medio de la cultura, pudo vincularse a un sector de la población a los que el Estado no tenía forma de llegar por lo que se generaba una problemática compleja en el desarrollo de la sociedad. La cultura pudo romper esa barrera y el Estado comenzó a estar presente en lugares donde hasta ese momento era inexistente”.

“En un año Mar del Plata los espera”

Con ese título muchos medios de Colombia encabezaron sus crónicas durante el último día de las deliberaciones. El Presidente del EMTUR aseguró que “hay un conocimiento cabal de Mar del Plata por parte de todos los funcionarios participantes. Notamos una expectativa y alegría que nuestra ciudad sea la próxima sede. Eso se vio reflejado en los medios de Colombia, que han dedicado páginas completas con información de Mar del Plata”.

Por último, Pablo Fernández expresó que “este es el camino de poder mostrar la ciudad en el mundo. Lo que hoy pasa en Colombia, que se verá reflejado en todo el mundo, es invalorable. Lograr que este tipo de eventos se realicen en nuestra ciudad es un éxito”.

Durante esta edición del Congreso Iberoamericano de la Cultura se contó con la participación de unos 250 expertos de 22 países y 8.000 asistentes que participaron en talleres, conferencias, mesas redondas, conciertos y en el primer Mercado Cultural de Medellín, bajo el lema “Las músicas de Iberoamérica del siglo XXI”.

Hubo también tres días de conciertos gratuitos con la participación de Fito Paez, Silvio Rodríguez, Jorge Drexler, León Gieco, Rosario, Antonio Carmona, Susana Baca, Zoé, Rodolfo Mederos, Los Van Van y Aterciopelados, entre otros.

Acuerdo que será ratificado en Mar del Plata

Los encargados de las políticas culturales de varios países iberoamericanos se comprometieron con la firma de la Declaración de Medellín, que plantea un “Acuerdo para el Fomento de las Músicas Iberoamericanas”, el cual se validará en diciembre durante la XX Cumbre de jefes de Estado de Iberoamérica en Mar del Plata.

Los acuerdos a los que llegaron los encargados de la cultura están enmarcados en esa declaración de nueve puntos, entre los que se destaca la creación de un Fondo Iberoamericano de Cooperación para la Música, cuyo diseño y funcionamiento fue asumido por México, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Llegamos al acuerdo de hacer un fondo que gestione, frente a empresas privadas y organismos internacionales, unas cantidades que se destinarán para dotar de instrumentos a aquellos grupos musicales que quieran llevar a cabo su trabajo”, señaló en una rueda de prensa la presidenta del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de México (Conaculta), Consuelo Salazar.

Una de las líneas principales de ese fondo serán los “emprendimientos” de industrias culturales asociadas con la música y también el fomento de sellos independientes que vinculen un tema social.

El documento firmado también recomienda a todos los países el diseño y ejecución de planes y políticas nacionales de música que garanticen una efectiva participación ciudadana.

Además, trabajar de manera articulada en la conformación de un portal de músicas iberoamericanas que integre sistemas de asociación públicos y privados, teniendo en cuenta experiencias ya existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*