Política

Con pechos fríos no se dan vuelta los resultados

2ba55ce8d578c3680fa9daf40de56a3aLa determinante Quinta Sección Electoral se ha tornado en una reconquista imposible para Daniel Scioli. Mar del Plata y Tandil se han transformado en bastiones de CAMBIEMOS. Ambas ciudades, concentran el caudal de votos que le dan a Mauricio Macri una cómoda victoria en la segunda vuelta, en la sección más importante del interior bonaerense.

Alertado el jefe de campaña de Daniel Scioli, por la primera encuesta que estira la diferencia  (como lo adelantó mdphoy.com , en forma exclusiva) obtenida el 9 de agosto y ratificada el 25 de octubre. Sonó la emergencia en Mar del Plata, base de operaciones del gobernador y considerada como ciudad testigo para sus chances el 22 de noviembre. En tan sólo 10 días que restan, es imposible que quien ya haya votado por María Eugenia Vidal, elija ahora hacerlo por Scioli.

Leer: Cae Scioli: alerta roja en Mar del Plata; Macri amplia ventaja

Este absurdo instalado, fue el que abordó Alberto Pérez ante un grupo de empresarios marplatenses, convocados presurosamente frente a la debacle de Scioli en la ciudad. En vano Pérez hizo el intento de revertir la decisión, con resultados francamente decepcionantes.

Un ex funcionario de Turismo provincial y municipal se había lanzado a una convocatoria de emergencia, pero echó mala ante las expectativas que intentaban revertir lo inexorable. Se presumía que Manino Iriart era el bastonero de Scioli en Mar del Plata, como cabeza de lista de la boleta de la Quinta Sección Electoral, pero el mismo ha sido devorado por la realidad.

En Tandil se espera que el candidato de CAMBIEMOS y oriundo de esa ciudad, Mauricio Macri, obtenga una diferencia que supere largamente los 35 puntos que ya logró de ventaja el 25 de octubre. Scioli quedó sólo en 23 % de los sufragios en la ciudad de los dueños de la ANSES que fueron arrastrados por una catarata de votos. El hermano de Diego Bossio fue el candidato a intendente.

Si nos atenemos a la apuesta fuerte de Scioli en Mar del Plata y en Tandil, sólo se puede explicar que el fenómeno es de otra índole. No es tiñendo de naranja ni bajando discrecionalmente recursos económicos con fines electorales, como se gana el voto ciudadano.

Para colmo, Pérez tuvo infelices declaraciones que agotan la tolerancia de quienes se expresan en las urnas: “Daniel trabajará junto a María Eugenia Vidal y Carlos Arroyo” (estos últimos ya electos), cuando surge como conclusión que Scioli lleva ya 8 años como gobernador, ¿y por qué no lo hizo con CFK?, es la pregunta de rigor.

Así con desesperados gestos de haber perdido el rumbo, sacudidos tras haber perdido la Provincia de Buenos Aires, se intenta reflotar una candidatura que ya aparece hundida.

Un comentario

  1. jaja,lo de Perez,no deja de ser un reconocimiento subconsciente,a,sus raices radicales