Política

Visto, oído y comentado en el H. C. Delirante

blankCheppi, Martínez e Iriart andan a hurtadillas. Se viene el recorte en el Concejo, ya no quedan excusas ni quien las defienda. No los atendieron, los mandaron a trabajar y les hicieron un cargo gravoso: la calle se puso dura para Gilardi y sus boys. Desarrollo Social bajo estado de sitio: insostenible. La green city no va más, de canchas de golf al pasto de Wimbledon. Desconcierto en el Concejo, nadie mueve, ciegos, sordos, mudos. Nadie baja línea política en ese ámbito. Siamo fuori dalla copa, desagradable experiencia de Baragiola y Coria. Con Vidal en Chapadmalal puede llegar todo encapsulado.

CAMBIEMOS somos todos. Juan Manuel Cheppi, Alejandra Martínez y Rodolfo Iriart votaron afirmativamente el presupuesto 2018 en la Cámara de Diputados. No se sabe si son del Frente Para la Victoria, de Acción Ciudadana, del PJ – FpV, del P.J. a secas, lo cierto es que ladran en Mar del Plata y en La Plata son unos gatos bárbaros. Se juegan una ficha a la recapacitación luego de haber promovido la quiebra de la provincia. Dicen los mal pensados que los viajes al exterior ablandan los músculos y es más fácil levantar las manos. ¿Será para tanto? Un veterano cronista parlamentario fue advertido “fijate cómo votan”, ¡¡¡Qué clara la tienen algunos!!!

Se quedaron sin excusas. No acompañaron a Arroyo, temen que Mourelle los emboque, pero no podrán dejar de adherir en el Concejo Deliberante a la reducción de las dietas del 20 % que se aplicará en el Poder Legislativo bonaerense. De 1,5 % a 1,2 % impulso la gobernadora.  Si se aplica el mismo criterio el gasto del 3 % del presupuesto debería caer al 2,40 % ¿Quién le dice que no a una señal de ese tipo a Vidal? Y además con los caciques municipales mustios y apaleados. Sería esclarecedor un debate público en el recinto con respecto al tema.

blankUn ahorro que sonó a pretexto. El presidente del HCD  Guillermo Sáenz Saralegui, salió o mejor dicho intentó escapar por la tangente, “hemos cumplido con el gasto del 3 %, no ahorramos en sueldos pero si en sanitarios y tecnología”: esto supone mal olor no sólo en los baños y atraso en el sistema informático que deja a los ediles en  siglo XX. A nadie parece importarle demasiado. Es raro que tampoco nadie lo haya propuesto, como si estuvieran de acuerdo.

El STM y LTA. Fin de ciclo: 426.692 – 26 = 426.666 son las cuentas de contribuyentes que sostenían a los 26 integrantes de la Comisión Directiva del STM que inventaron el paro por si acaso. Ustedes sí que se ganan la plata fácil, solían escuchar, ahora es un coro. Fue un fixture rigurosamente cumplido en todas sus versiones, con el rigor necesario para jaquear al gobierno municipal. Ahora la reducción se ha circunscripto a una batalla legal técnico política. El valor de 34 jardines de infantes y 20 palitos por año, son un dato indicativo. La proyección hacia 1983 vuelve a la cifra una exorbitancia. 

Una carga pública. Cargados de privilegios en relación a la actividad privada, ser anacrónicos los depositó casi en soledad con sus fueros chamuscados. Que lo hayan hecho en la ciudad capital de la desocupación, de la pobreza y del trabajo no registrado, los eleva a una consideración poco edificante, entre quienes todos los meses pagan tasas y otras gabelas municipales. En la gestión anterior se crearon tres sobretasas que fueron a parar al agujero negro.

blankBajo estado de sitio. Así vive la Secretaría de Desarrollo Social, ubicada en la calle Teodoro Bronzini (ex Los Andes), casi no está operativa ni en funciones. El desalojo de manifestantes que se instalaron en el interior de la dependencia, dio lugar a un acampe en la vía pública, que ya tiene hartos a los vecinos. Nadie va a mover un dedo y sus demandas difícilmente sean satisfechas. Un área de complejidad extrema que nadie atina a dominar y que se ha deglutido a varios funcionarios. Sin solución a la vista.

El festival de conflictos. Prosigue con algunos vecinalistas, que todavía no han comprendido que se cortó la línea de pagos, a aquellas estructuras que no cumplan con las reglas del juego de la nueva administración. No hay víveres para la “city green” como la definieron en la Secretaría de Hacienda. El rubro corte de pasto es uno de los más abultados en el certificado de la recolección de residuos. Los números son propios del mantenimiento de varias canchas de golf, algunos ya andan pensando en ir a cortar el pasto a Wimbledon.

Oficialismo sin línea política. Por ahora sordos sondeos, nadie se hace cargo. A 20 días nada se sabe qué ocurrirá en el nuevo HCD. Si bien se barajan nombres, probabilidades, negociaciones, trueques, enroques etc, lo que existe es una gran falta de iniciativa para hacer cualquier propuesta o avanzar en alguna línea definida. El temor ya orilla en el pánico político, todos temen un paso en falso que los deje congelados o los paralice como la caída de un rayo.

Queremos ir a Qatar; no vuelvan en el 2021. Los tifossis no quieren ser anfitriones y sufrir las consecuencias. El relax en Italia de Baragiola y Coria, fue opacado por la eliminación de los azurros para Rusia 2018. Ya preguntan si piensan volver para el 2021, por las dudas no quieren que repitan la excursión, los simpatizantes de los 4 veces campeones del mundo. No quieren que vuelvan por las dudas, ya que la idea es clasificar para Qatar 2022.

blankUn sálvense quien pueda. Con mucho oficio, su gran virtud, Cristina Coria puede ser número puesto para la presidencia del HCD. Con Vidal el PRO puso toda la carne en el asador y conducir ese multibloque y sus seccionales pueden ser un laberíntico mar de contradicciones. Muy difícil de congeniar, salvo sus comunes intereses electorales para no quedarse afuera de una banca o de un cargo.

¿A la espera de algún tapado? Todos esperan bajada de línea y saber quién es el interlocutor, quién tiene la línea directa con La Plata. Ya hay un doble comando que se ha insertado, tan inocultable como indisimulable. Todos están esperando que alguien mueva, para oponerse en consecuencia. En el oficialismo no sólo hay fracciones sino que hay fracturas, se vive en un clima de conspiración constante que se ha profundizado con el flamante recién llegado.

Nunca se vio nada igual. Se ha superado hasta la ficción de mayor fantasía. Un escenario que lejos de ser una comodidad, augura confort cero. Una mayoría casi especial con un soplo, puede encontrarse absolutamente maniatada y amordazada. En la dispersión opositora aparecen diluidas las responsabilidades, hasta pueden disfrutar de las zozobras que partirán desde el oficialismo.

blankNi ágiles ni expeditivos. Ya han cobrado 26 sindicalistas municipales durante 36 años, ahora mantener la fiesta seguirá con 24 concejales, que necesitarán dinamismo y acción, propio de los años que se avecinan. Será un dantesco papelón público si no atan acuerdos urgentes, por lo menos para poder sesionar. Ya quienes repasan la lista de los próximos 12 habitantes del HCD, se encomiendan a que la fortuna de haber llegado a una banca no los abandone, porque se vienen horas difíciles.

Todo viene encapsulado. Si ya ser una escribanía en el Concejo Deliberante, no habla bien de la independencia de los poderes ni que hablar, si se constituye en una delegación de una escribanía de la provincia (me siguen diría Lilita). María Eugenia instalada en Chapadmalal deber ser interpretada con capacidad de transmisión de órdenes. No son pocos los que recuerdan que el ministro de Gobierno,  De LaTorre, hizo desvíos en la ruta 226 doblando en U, iba a Tandil y debía volver a Mar del Plata, porque el number one desconocía todo lo actuado y rompía todos los paquetes negociados. Por algo nadie quiere meterse ahora. Predomina el instinto de conservación que resumió con exactitud Felipe Solá “A veces en política lo mejor es hacerse los boludos”. Bueno en eso andan.

 

Un comentario

  1. VERGUENZAAAAAAA , ASCO ME DA, (“DIOS PADRE Y MADRE UNIVERSAL, EN LAS DECICIONESSSS. QUE DEBE TOMAR , LE DE MUCHA FORTALEZA Y PRUDENCIA”). LLUVIA DE BENDICIONES..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*