Política

Visto, oído y comentado en el H. C. Delirante

jhjhhjjhEl amarillo del PRO destiñe. Mar del Plata evidencia precariedad política para acompañar al presidente Macri. Hubo referentes que conspiraron para que esto suceda. Además han trasladado la prueba y error al ámbito municipal. Se achica Blanco y se agranda Cinto, hace falta algo más que instalar agenda. Muchos se preguntan por Juan Aicega. Andreucci a la cancha: Pulti puso toda la carne al asador, por ahora, preventivamente. Sueldos municipales. Cuando la tragedia se convierte en una farsa; ahora ya no se recauda para pagarlos.

El amarillo que destiñe. Mauricio Macri y María Eugenia Vidal desfilaron en Mar del Plata en octubre de 2015. CAMBIEMOS articuló el deseo de renovación para sacarle bolilla negra al kirchnerismo. Pero en el orden local es un partido vacío, sin preponderancia ni figuras expectantes ni cuadros políticos que asuman la representación que demandan tanto el presidente como la gobernadora.

La usina de los anuncios. El sistema de cámaras para infraccionar el tránsito y el metrobus se han convertido en anuncios, que persiguen instalar temas de agenda para un gobierno cuya iniciativa es morosa y aplastado por una herencia que no tiene parangones, o es difícil encontrarlos. El día a día es traumático por la propia gestión, además.

Las internas debilitan el poder. El PRO debió pasar sucesivamente por episodios, que no lo han dejado fortalecido sino con más fisuras en su precaria estructura política. “Lalo” Ramos, Emiliano Giri, inauguraron una serie de desencantos. Juan Aicega sería en principio el hombre que debería encabezar un atisbo de conducción.

CcvMR4BWAAAL4pxPero su perfil no termina de cerrar. Aicega, no parece ser un político del palo de Macri y Vidal, no se le conoce otra militancia, por eso llama la atención que aparezca tan desdibujado, sin hambre de gloria. Su lugar cotiza en bolsa para cualquier político con aspiraciones, pero está claro que no asume su condición. Ni se postula ni se propone, un caso raro en la política. Su rol debería ser el de bastonero.

Con chapa de importación. En animada fiesta celebrada recientemente, con importantes presencias de integrantes del gabinete municipal dijeron “Cinto no sabe dónde está parado”. Se suponía que era el hombre que venía a llenar un vacío. Con Gustavo Blanco ya despidiéndose, le toca salir al escenario mayor al joven proveniente de la Capital Federal.

Lo espera un pelotón de fusilamiento. Su exposición ante la gravedad y cantidad de problemas que afronta el gobierno del doctor Carlos Arroyo, configura un serio riesgo de fracaso de otro hombre del PRO en la ciudad, máxime cuando ya estamos a poco menos de un año del turno legislativo. Cinto tendrá que aprender en 12 meses, lo que se aprende en 20 años. Y no es un juicio de valor sino sólo sentido común, además juega siempre de visitante, no tiene hinchada. Lo están sentenciando sus propios pares.

Fotos-MGP-Arroyo-Cinto-y-SchroederEn manos expertas. El identificador de llamadas lo dejó por lo menos sorprendido. El 0221 de La Plata ya lo puso en alerta al colega que atendió. “A que no sabes a quién tengo sentado esperando en el estudio” se escuchó desde la capital provincial. “No, no tengo idea” le respondieron desde Mar del Plata, surgiendo más precisiones, “Al ex intendente (por Gustavo Pulti) de Mar del Plata”, dijo el destacado abogado Carlos Andreucci.

La mejor defensa. Las complicaciones judiciales urgieron a un auspicio de importancia. Un top en la jerga. Queda demostrado, que semejante movida altera el sueño del afectado en la causa, en la que se investiga por el manejo administrativo y económico de la anterior gestión municipal. Si sorprende el enrevesado actuar de la justicia, podríamos estar en las vísperas de novedades importantes e infrecuentes en estos casos. Ya sabemos cómo son los tiempos de la justicia, así que dosis moderadas de alprazolam, pueden ayudar pero como siempre consulte a su médico.

De crisis en crisis. El recordado “Tano” Blas Aurelio Primo Aprile, lo repetía con frecuencia “El único que me fui, fui yo”, luego de haber renunciado a su cargo. Sólo dos años antes en 1999, había realizado una elección espectacular, pero la crisis se lo llevó puesto. Hoy muchos lo extrañan, pero su impronta dejó un sello en Mar del Plata. Lo corrieron para ser más exactos y lo “ayudaron” a irse, pero esa era la época del “que se vayan todos”.

Episodios que se repiten. Reponerse luego de la década menemista era un esfuerzo titánico. Y desde la propia UCR le exigían al profesor Aprile liquidar los organismos artísticos, algo impensable para un hombre proveniente de la Cultura. Pero el recorte obligaba a medidas de emergencia porque no se podían pagar los sueldos. Una situación similar a la que estamos transcurriendo.

40620Replay en la vereda de Colombia. Esa versión también la vivió el contador Mauricio Iirigoin, (como secretario de Hacienda) a quien también se lo extraña y se lo respeta. En la confitería Colombia (hoy La Fonte) de San Martín e Yrigoyen, se servía café de filtro con el pocillo hirviendo, por ese entonces. Desde las mesas ubicadas en la vereda, los correligionarios lo increpaban.

Ahora se repite como farsa. ¿Cómo? Si, estaban en desacuerdo con que el ejercicio anual cerrará con superávit, y Mauricio había cometido el pecado de anunciarlo como rédito político del gobierno de Ángel Roig. La historia se repite, con una diferencia, en la actualidad vaciaron la municipalidad y ya no se recauda para pagar los sueldos. Lo que se vivió como una tragedia ahora se ha convertido en una farsa.

2 Comentarios

  1. Asique Andreucci….Y si han tenido que buscar un zorro viejo….es porque hay que sacar muuuuchas papas del fuego……Es el mismo que salvó de varias al ex intendente Roussak, sujeto que gobernaba un día ebrio y otro también……Justo justo cuando Pulti era uno de sus Concejales, reiteradamente……De elegirse un boga así, es como inculparse ante quienes tenemos memoria activa……

  2. Lo mejor que nos puede ocurrir a los marplatenses, me encuentro entre los que votamos cambiemos, es que Arroyo y su hijo tengan un gesto de grandeza ( o autocrítica )y renuncien ya, son el ejemplo de la ineptitud política, lamentablemente ambos deberían hacerse un psicofísico y ninguno daría un coeficiente intelectual aceptable. Rodeados de mas ineptos e improvisados en sus cargos, gente del PRO que hasta el 10 de diciembre, sabían solo donde quedaba el Palacio municipal, un energúmeno, un apático, que lo siguen a discapacitado de Arroyo, lamentablemente el panorama se extiende a todo el concejo, donde solo se rescata un integrante de Cambiemos que se está soltando y con mas que fundadas críticas a la conducción