Política

Visto, oído y comentado en el H. C. Delirante

13533302_289373858082455_8791961515617897081_nLa UCIP con reflejos demorados, ahora no cobra en naranja y desestabiliza. De la dictadura al kirchnerismo, el “Rulo” Lamacchia siempre está. ¡¡¡Wally, Wally!!! Que título, se quedó con todo, abarca, pero a cualquiera le quedaría grande. Don “Flo” arma con el “Cholito”, falta mucho, pero hablan de un plan. Maxi con la servilleta puesta, atento a todas las internas, aliviado. Manino extraña a Karina, más que a Daniel, falta caja. Daniel Rodríguez no se rinde, incorregible, casi sin nafta en la florería. Los Arroyo, son fanas de Chajamar, mucha gente los ve.

Golpe bajo de la UCIP. Que la UCIP esgrima razones de seguridad en los comercios, es un golpe artero a la gente, que aprovecha el multimedios La Capital, como órgano K para desestabilizar al intendente Carlos Arroyo. Decenas de miles de personas marcharon el 11S, el 8N y el 18A en Mar del Plata, y en todo el país. Las coberturas fueron ínfimas en algunos casos e ignoradas en otros por el mismo medio.

Ya no hay patrulleros naranja. La UCIP durante el gobierno de Scioli escondió el problema, como lo hizo con la inflación, con la pobreza y con los índices de inseguridad. La Capital y la UCIP son los socios de Scioli, vivieron de los ex gobiernos nacional, provincial y municipal. La UCIP es una organización parasitaria y prebendária que ha funcionado, como los programas televisivos de Raúl Lamacchia, auspiciados por el Estado. Hace 28 años que la policía bonaerense la maneja el peronismo, y encima cada vez es más grande y peor preparada.

11083597_859255704121432_3140796221313614983_nLamacchia un devoto del plan K. La juntaron con pala y es la que estamos pagando con la inflación verdadera y las tarifas públicas. El contador de la UCIP fue un vocero de la política económica K, como lo fue de la dictadura militar del Proceso de Reorganización nacional. Hay que separar bien la paja del trigo. La Capital y la UCIP callaron y silenciaron la inseguridad ciudadana durante los últimos 8 años, por lo menos, y cobraron por ese silencio.

No cambia más o es obediencia debida. Cuando lo llaman por teléfono no atiende y se excusa “Me quedé sin batería”. Agrega “No estoy más en prensa” como si eso cambiara algo. Y continúa “Qué les parece Jairo para el 9 de Julio? Y gratis, no nos sale un peso”, abunda. “Quédate tranquilo si a vos te gusta lo vas a ver desde arriba del escenario”, seguía inefable.

Leer: Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

El ascenso que supo esperar. Walter Allo, tiene nuevas funciones en la generosa Municipalidad de General Pueyrredon, ahora a cargo de la Dirección General de Protocolo, Parque Automotor y Vigilancia y en unos pocos minutos hizo anuncios y promesas, tal cual es su estilo, en la fiesta por el Día del Periodista en el Hotel Costa Galana. El todo terreno de Vilma cobró por hacer todo lo que le pide su jefa, reconocida obediencia debida. ¿Lo veremos a Jairo? No está en juego la credibilidad de “Wally”, no obstante, sino viene será una lástima, escuchar a Jairo, gratifica el paladar musical más exigente.

13533302_289373858082455_8791961515617897081_nCon el 2019 a la vista. Sí, hay quienes el 2017, lo toman como un trámite, las legislativas son otra cosa, la carrera para la intendencia es para otro pedigree. Don Florencio podría jugar algunas fichas con el “Cholito”, quien hoy se da el gran gusto de su vida, comparte con su padre Luis Vicente Ciano, pantalla en su programa televisivo. Las carteleras en vía pública, también lo mantienen en vigencia. Hay gente que apuesta al largo plazo, sin estaciones intermedias.

Leer:  Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

Con la servilleta puesta. Estaba preocupado durante la transición, a pesar de ser uno de sus festejantes y contertulios, tenía sus reservas en cuanto al crecimiento de Emiliano Giri, el ex futuro candidato a intendente. El diputado provincial de CAMBIEMOS, doctor Maximiliano Abad, de interna en interna, se sintió aliviado ante la barraca que echó el hombre que hoy entra por la puerta de servicio del edificio municipal, según cuenta el tradicional matutino de Mar del Plata.

Los primeros escarceos. Hay otros en carrera, pero su tratamiento lo dejaremos para otra ocasión, no hay que gastar pólvora en chimangos. Por ejemplo,  Manino Iriart, siempre vendiendo humo, quiere cobrar protagonismo ahora sin la desaparecida Karina Rabolini, a su lado. La hicieron de goma a la cuenta del Banco Provincia para salir segundos, fue demasiada plata, la que se quedó en el camino. Habrá más detalles, sin apresuramientos, por ahora, pero hay algunos que están alquilados, para ser más precisos, te la dejan de pechito, y sólo hay que empujarla pero no como el “Pipita”.

IMG_0657Un abonado que no se resigna. Militante de órdago, Daniel Rodríguez, ahora de florero. Los martes y viernes en los picados de Camet, los casineros se acuerdan de él. El sindicalista que siguió a Menem en la privatización de los casinos. Luego cheppista, en la época K, ahora desencantado, se prepara para militar en la florería de Randazzo.

Con la doctrina desactualizada.  El concejal le tendrá que hacer otro ajuste al mensaje peronista que da para todo, por favor de José López, abstenerse, ni hablar del tema. Superó la barrera del ridículo no se vuelve, este histórico del peronismo, que también se confundió con Pulti. No fueron muchas las veces que le tocó festejar, pero es perenne en política, roza el milagro.

Son fans de Chajamar. El intendente Arroyo y su hijo Guillermo, disfrutan de los productos de la cadena de panaderías, el pan calentito y las medialunas crocantes, son una delicia. A Guillermo lo deleitan esas facturas y se enoja cuando no las compran en ese lugar, aunque quede más lejos ir a buscarlas. Y bueno, gustos son gustos.

El peso justo y el vuelto también. Pero al intendente no le gusta que le cobren de más, aunque sea un peso. Y mantuvo un mini altercado por una moneda de diferencia, hay precios cuidados le dijo a la cajera de la sucursal de San Juan y Libertad. Otro circunstancial cliente en el lugar no salía de su asombro, apenas hubo un módico saludo a la mano que se tendió para saludarlo. “Me parece que no va por la reelección”, comentó en mesa de amigos, “No saluda como político en campaña” cerró su inédita experiencia.

 

Los comentarios están cerrados.