Política

Se fue DiverMar: para Scioli “se terminó la temporada”

54dfda180fe30_651x433Desmintiéndose a sí mismo, Scioli, en su carácter de “Candidato Presidencial” anunció la finalización de “DiverMar”, parque de diversiones montado en el Paseo Las Toscas (mal llamado “Hermitage”).

Cuando su lanzamiento por su propia boca, expresó que se trataba de un “aporte gratuito al turismo de la ciudad y sus residentes”, cuando en realidad, se trató de la utilización de espacios públicos de la ciudad y su convocatoria de afluencias turísticas, para usufructuar ese mercado en su propio beneficio, promocionándose así como “candidato” a la Presidencia de la Nación.

Cualquier estudiante de turismo sabe, de memoria, que los “acontecimientos programados” (DiverMar fue uno de ellos) son un recurso de marketing estratégico utilizado para paliar la “estacionalidad” de las ofertas turísticas, precisamente como la nuestra, mayormente  “estacionales”.

Se enreda Scioli en su propio discurso, cuando dice que “DiverMar volverá en las vacaciones de invierno”, es decir, cuando presuntamente retorne el “mercado masivo” al que apuntan sus acciones promocionales personales.

Aquel cacareado “Mar del Plata todo el año” demuestra ser un “slogan”  que sólo sirve para engrosar la falacia de los discursos.

Y en realidad. Mar del Plata es utilizada, con su gente y sus visitantes, para fines personales, ya sea en su caso de acceder a la máxima magistratura del poder, como de sus adláteres y socios comerciales, de obtener más dinero – (y poder)- para sus arcas.

Y no es que DiverMar me haya parecido, mientras duró,  un hecho plausible, y por el contrario lo hemos señalado, (como tantos otros), como una “caníbal” utilización de los espacios públicos de nuestra ciudad con fines personales.

Pero, “si a lo hecho, pecho” y los objetivos eran, realmente, los del discurso inaugural “Ofrecer a turistas y residentes recreación gratuita de alto nivel” levantarlo al final de la “alta temporada de carnaval” es una cabal demostración de la falacia.

Para Scioli y sus socios el resto de Febrero no interesa. Tampoco Marzo. Volverán, -amenaza- cuando vuelva la gente.

Es que Mar del Plata, pintada de “naranja” debe ser exprimida cuando está jugosa, plena. Y después se tira, hasta que el árbol de frutos otra vez.

Y lo más triste: el diario y las radios locales aplauden.

Quelevachaché

Lucho Martínez Tecco

2 Comentarios

  1. Muy acertado el comentario.Todos trabajan para quedarse todo el tiempo posible y seguir ordeñando la vaquita del poder y nuestros pagos por impuestos cada vez más caros. No se les nota el colorado de la verguenza porque se han pintado de naranja. Una verdadera VERGÜENZA para Mar del Plata y la provincia.

  2. Ademas de todo esto, quien repara todo el cesped de destruyeron? la mugre que dejaron? esa parte de la costa quedo destruida!!!