Política

Pulti abrió una pizzería con Pichetto: cuando el tamaño no importa

El ex intendente Gustavo Pulti encontró la puerta que le abrió Miguel Ángel Pichetto. Con su boleta corta repartirá Macri – Pichetto y Vidal – Salvador. La variante no es nueva, sino que es volver a las fuentes, a sus orígenes cuando su consultor de confianza fue el vocero oficial quien anunció que había ganado en el 2007.

El estimado sociólogo Abel Ayala le recomendaba que la boleta corta era como la pizza, de anchoas, fugazzeta, napolitana, calabresa, de atún y palmitos, de panceta ahumada y ciruelas negras, para todos los gustos, mitad y mitad, pero cada uno con la porción necesaria.

Esta sorpresiva y audaz movida, agrega tensión y expectativa a las PASO. Abre un sinfín de posibilidades y Pulti viene despechado del kirchnerismo que lo sacó de la cancha. Pero no debería sorprender el trabajo de Ignacio Zuleta que publica el matutino Clarín, trabajo que reproducimos en forma gráifica.

¿Cuál será el impacto? A gusto del consumidor. Y no debería extrañar ya que Jorge Macri (Vicente López) Gustavo Posse (San Isidro) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero), andan en la misma onda.

Si no se entendía bien qué significaba ampliar el espacio CAMBIEMOS, se trataba de esto, que un peronista pseudo potable, pasara la red por el bajo fondo a ver qué podía pescar para sumar a los DOS UNICOS Y EXCLUYENTES OBJETIVOS, las reelecciones de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Sin embargo,  la gobernadora bonaerense tensó al máximo el adelantamiento de las elecciones, del cual estuvo a un tris, pero que el presidente Macri desactivó viajando a un retiro que Vidal tenía con sus ministros  en Chapadmalal.

4 Comentarios

  1. Pulti es humano, va dónde calienta el sol. Por algo ka chorra le dio la espalda al PANKEKASO.

  2. Fantástico otro a quien No votar

  3. Si Pulti está con Vidal , no voto a Vidal ni loca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*