Información General

Nuevo tren: más cómodos, pero en un viaje que se hace eterno

0008043654Apenas arranca el tren, mientras los pasajeros aún acomodan su equipaje, se activa como un reflejo el alerta: “Nos dejamos las lonas”, “No traje el bolso de la nena”. Por algún inciso de las leyes de Murphy, en el recuento mental de los bártulos que no pueden faltar en la playa, los olvidos se hacen evidentes recién cuando la estación Constitución empieza a quedar atrás. Igual, a los viajeros no parece importarle. En el tren a Mar del Plata se respira, además de aire acondicionado, atmósfera de vacaciones.

Los asientos son acolchados; los pasillos están impecables, y a cada rato pasará personal de limpieza para mantenerlos así. Los vagones cero kilómetro avanzan silenciosos sobre las vías. El tren invita a ponerse cómodo. Menos mal: los 400 kilómetros se recorrerán en 7 horas, dos horas más que en micro y tres más que en auto. Bastante más, también, que las “cuatro horas y un ratito” que promocionaba una antigua publicidad, previa al deterioro del sistema ferroviario.

El trayecto fue inaugurado el 19 de diciembre y depende de la Operadora Ferroviaria del Ministerio del Interior y Transporte. Hay un servicio diario de ida y otro de vuelta. Los nueve vagones tienen capacidad para 565 pasajeros. El pasaje cuesta entre $240 y $290, mientras que los micros –tardan solo 5 horas– arrancan en $325 y trepa a $ 448.

“Va despacio porque las vías están en reparación y hay gente trabajando. Espero que lo solucionen pronto porque es un viaje que debería durar 4 horas y media como mucho”, dice Susana Panizza, que viaja con dos amigos. Como se pone ansiosa y no puede fumar –los cigarrillos y el alcohol están prohibidos a bordo– se trajo un mazo de cartas y desafía la espera jugando al chinchón.

Lo cierto es que no hay sorpresa: al comprar el boleto por Internet, la página anticipa que el tren de las 13.45 llega a las 20.38. A lo largo del camino, un altavoz explica que la velocidad debe reducirse en algunos tramos porque aún continúa la renovación de 312 kilómetros de vías. El tren va muy lento entre Chascomús y Maipú, y casi a paso de hombre entre Vivoratá y Mar del Plata. La entrada triunfal en la ciudad –afuera, los niños saludan al tren como si trajera al mesías– dura una hora en cámara lenta.

Según la explicación oficial, el motivo es “preservar la seguridad de los pasajeros y de los empleados” que trabajan en las vías. Desde el Ministerio del Interior y Transporte reconocen que hay que mejorar los tiempos de circulación; al presentar el nuevo tren, el ministro Florencio Randazzo prometió que, a medida que avance la obra, la duración del viaje se reducirá hasta llegar a menos de 4 horas.

También lo explican las pantallas de televisión del sector pullman, donde también hay propagandas de la gestión de Randazzo: aparece una y otra vez el nuevo DNI, el pasaporte, la renovación de las líneas Mitre y Sarmiento.

Luciano Roal, de Paraguay, valora la higiene de los baños y los enchufes para cargar el celular, pero lamenta que el vagón comedor ofrece pocas opciones: “Apenas un sandwich de jamón y queso”, describe. “No es ni siquiera un buffet”, agrega otra pasajera.

Otros denuncian la presencia de vendedores ambulantes. Las siete horas se hacen largas, pero el buen estado del tren las disimula bastante. La incógnita es cuándo se logrará reducir la duración del viaje. Y cómo cuidarán los trenes los pasajeros. Eso preocupa a Sara Magallanes, que a sus 87 años aún recuerda las buenas épocas de los ferrocarriles. “Añoraba estos viajes –dice–. Ojalá que ahora la gente los cuide”.

Clarín

4 Comentarios

  1. QUE POR FAVOR RANDAZZO PARE CON TANTA PUBLICIDAD Y LOGRO.
    RESTITUYO LO QUE EL GOBIERNO DE MENEM DESTRUYO Y QUE TAMBIEN FORMA PARTE DEL PERONISMO QUE INTEGRA EL EN SUS DIVERSAS VERSIONES. HACE 30 AÑOS HABIA 6 TRENES DE IDA Y VUELTA POR DIA.
    LAS FORMACIONES LLEVABAN VAGONES DE CLASE TURISTA, DE 1° CLASE Y SUPERPULMAN Y EL MARPLATENSE ERA COMPLETAMENTE PULLMAN Y HABIA UN SERVICIO TAMBIEN DE IDA Y VUELTA QUE LLEVABA VAGONES PARA TRASLADO DE AUTOMOVILES. LOS VAGONES DE SUPERPULMAN Y EL MARPLATENSE TENIAN 1 EMPLEADO AUXILIAR POR VAGON QUE AYUDABA A SUBIR Y BAJAR LOS EQUIPAJES, Y CUIDABAN Y ATENDIAN TODOS LOS REQUERIMIENTOS DE LOS VIAJEROS. CLARO NO EXISTIA WI-FI. PERO LAS FORMACIONES EN TODOS LOS CASOS ERAN ARRASTRADAS POR LOCOMOTORAS GRANDES NEGRAS A VAPOR Y OTROS CON MAQUINES DIESEL, PERO TODOS SIN EXCEPCION TARDABAN 4 HORAS PARA LLEGAR A DESTINO. SALVO EL QUE LLEVABA LOS AUTOS QUE TAMBIEN REPARTIA ENCOMIENDAS Y PARABA EN TODAS LAS ESTACIONES A PARTIR DE LA LOCALIDAD DE BRANDSEN – BS.AS.

  2. jajaja un tren “moderno”con vias obsoletas,relato,mentiras.Si se rompen los rodamientos de estos vagones,pregunten si hay repuestos o cuanto cuesta traerlos de china…Indudablemente estan creidos que somos unos pelotudos!!!

  3. Gracias Adela como siempre

  4. Gracias Fernando por comentar