Deportes

Murió “Pierino” González, un crack marplatense

Uno de los mejores jugadores que dio la ciudad falleció a los 87 años: Herminio Antonio “Pierino” González, un crack de verdad, que deslumbraba a todos con su gambeta endiablada y sobre todo a la hinchada de Boca.

González nació el 6 de octubre de 1929 en Mar del Plata y comenzó su exitosa carrera deportiva en Kimberley. Debido a sus condiciones recaló en Boca Juniors club que se enamoró de una gambeta tan sensual como individualista.

Lo apodaron “Pierino”, por Pierino Gamban, un niño prodigio italiano, director de orquesta, que por esos días asombró a todos cuando vino a dirigir la orquesta sinfónica del teatro Colón. González deslumbraba con su capacidad para manejar del balón aunque por momentos le reprochaban su individualismo, era un delantero atrevido, muy habilidoso y de buena pegada. Tan gambeteador era que fue considerado como uno de los jugadores más dotados técnicamente de la historia.

“Se excedía, no soltaba nunca y aunque pasaba a los rivales con facilidad solía volver sobre sus pasos en algunas jugadas, llegó a gambetear tres o cuatro veces al mismo marcador y cuando se decidía definía con precisión”, aseguraban los periodistas de la época.

El futbolista marplatense comenzó como puntero derecho, pero su despliegue le permitía moverse por todo el sector ofensivo. Era impredecible, capaz de llegar al gol por el camino menos pensado. Justamente por esa característica se lo llegó a comparar con Orestes Corbatta.

Con la casaca “Xeneize” supo convertir goles importantes, en 1954 festejó su único título a pesar de que ese año jugo tan solo tres partidos.

Fue ídolo de la hinchada, aunque logró exasperar a más de uno que le pedía a gritos que soltara la pelota. No obstante, sus condiciones eran innegables. Le gustaba tanto al periodista Dante Panzeri, por entonces director de El Gráfico, que en una de sus notas llegó a proponer para la Selección Argentina la siguiente delantera: “Herminio González, Herminio González, Herminio González y Herminio González”.

“Pierino” en números

207 partidos jugo en sus dos etapas (1949 – 54 y 1956 – 59), 196 por torneo locales y 11 por otras copas.

39 goles marcó, 38 por torneos locales y 1 por otras copas. Fue campeón en 1954 (jugo apenas 3 partidos)

19 años tenía cuando marco su primer gol en Boca, el 19 de junio de 1949 en la goleada por 6 a 1 contra Atlanta.

30 años tenía cuando se despidió de Boca. El 22 de noviembre de 1959, en el 1 a 2 ante San Lorenzo, aquel día hizo el gol de penal.

Un comentario

  1. Pierino Gonzalez non era marplatense. Nacion emn Barevebu, pueblo del sudoeste de Santa Fe. Arribo a la ciudad a principios de los años ’40