Ciudad, Información General

Greenpeace bloqueó una estación de servicio

 

Once activistas de Greenpeace, algunos  caracterizados de osos polares, bloquearon esta mañana la estación de servicio de la compañía Shell ubicada Constitución y la costa y desplegaron carteles con la leyenda “Fuera Shell del Ártico”.

De manera pacífica los voluntarios se pusieron al lado de los surtidores. Minutos después se hicieron presentes los dueños de la empresa en el lugar de manera prepotente agrediendo a los participantes, física y verbalmente. Cuando llegó la policía tranquilizó la situación separando a las personas que agredían con patadas empujones, escupidas e insultos a los ambientalistas. Afortunadamente nadie resultó herido de gravedad.

DSCN0099_(Medium)La acción se realizó en forma simultánea en 6 ciudades del interior del país, con la participación de más de 100 voluntarios, en el marco de la campaña de la ONG para defender el Ártico de la explotación petrolera.

En Buenos Aires, el conductor de radio Mario Pergolini participó como activista principal y convocó a los clientes que formaban la fila para cargar combustible, a retirarse de la estación:

 

“¿Saben cuál es el precio de perforar en el Artico en búsqueda de petróleo?”, fue la pregunta de Pergolini a los conductores presentes y empleados de la estación. “Yo soy el precio”, concluyó mientras se quitaba la máscara de oso.

 

Luego se acercó a cada vehículo para explicar a los conductores detalles sobre la campaña y las consecuencias del derretimiento del hielo y de la exploración de petróleo para las especies que habitan el Polo Norte y para todo el planeta.

El conductor decidió participar tras varios días de difundir la campaña de la organización desde su multimedio Vorterix y a través de la web www.yotebanco.org, donde más de 40 mil personas dejaron su apoyo en estos días.

“Es increíble que las mismas empresas responsables del cambio climático que produce el deshielo sean las que aprovechan este fenómeno para buscar petróleo en el Ártico”, expresó Pergolini al finalizar la acción.

El Ártico es una de las últimas regiones vírgenes del mundo y cumple un rol clave en la regulación del clima. Su enorme capa de hielo marino devuelve los rayos del sol a la atmósfera y evita el calentamiento del planeta. En los últimos 30 años desapareció el 75 por ciento del volumen del hielo del Ártico y su extensión llegó al mínimo histórico el año pasado

Debemos proteger  este ecosistema único, que es el hogar de cuatro millones de personas y de decenas de especies que están en peligro; un derrame petrolero en el Artico sería imposible de limpiar”, declaró Mauro Fernández, coordinador de la campaña de Clima y Energía de la organización.

La campaña Salva el Ártico, lanzada por Greenpeace hace más de un año, ya cuenta con la adhesión de 4 millones de personas a nivel global que exigen que la zona deshabitada alrededor del Polo Norte sea declarada área protegida por las Naciones Unidas y que se prohíba la actividad petrolera y la pesca industrial que ponen en peligro esta región.

Un comentario

  1. GSI, Global Solidarity International, ha puesto en marcha la campaña «Eco Gobierno Planetario» con la que hace un llamamiento a la población mundial a través de una recogida de firmas para presionar a los gobiernos que asistirán a la cumbre sobre el cambio climático que se celebrará en París el próximo mes de diciembre (COP21), exigiendo cambiar la «matriz energética» por un modelo «100% renovable», utilizando para esto la estrategia de un Fondo Solidario del 2% del PBI mundial como medida de Emergencia Planetaria.
    La iniciativa se articula a través de la página web http://www.globalsolidarity.international, instando a todos los gobiernos a terminar con la utilización de la energía basada en los combustibles fósiles y contaminantes. «No podemos esperar casi un siglo para las emisiones de cero neto, el esfuerzo lo debemos realizar ahora, utilizar los recursos de nuestras economías y reemplazar el modelo de producción-consumo, pertenece a esta generación la responsabilidad y la acción por el problema del calentamiento global», ha urgido el titular de GSI.
    Evitar que la temperatura aumente más dos grados centígrados no es suficiente, concluyó el Dr. James Hansen, experto en cambio climático y antiguo científico de la NASA. Según explica en su estudio publicado en la revista científica European Geoscience Union, dos grados más de calentamiento global pueden ser catastróficos para la humanidad, pues en solo 50 años el nivel del mar aumentará 3 a 8 metros.
    Este informe, una vez cotejado y confirmado por la comunidad científica, modifica el cuadro de situación respecto al cambio climático y nos ubica en situación de Emergencia Planetaria dado que nos encontramos próximos a alcanzar 1º más de temperatura promedio global. De ahí la necesidad de extremar medidas de urgencia e intensivas como el Fondo Solidario del 2% del PBI mundial y el Eco Gobierno Planetario.
    El aumento de la temperatura a 2º grados centígrados puede causar impactos catastróficos en diferentes partes del mundo, sequías, desparición de humedales, especies, aumento de la desertificación y del nivel océanico, olas de calor y problemas hídricos. Todo indica que lo racional es realizar todos los esfuerzos oportunos para detener la contaminación y retornar a las 350 ppm de CO2 libre en la atmósfera.