-Boletín-, Política, Portada

Gestión Montenegro: ahora una bomba ambiental; la idoneidad política bajo la lupa

blank

La operación del predio de disposición final de residuos dejó expuesta una nueva fisura en la administración municipal. Y ya se encienden alarmas en torno a la idoneidad política. La misma que debe acompañar el tratamiento básico de los servicios, por los cuales la MGP percibe tasas y sobretasas, cobra derechos especiales aplicando elevando porcentajes de aumento, en cada presupuesto que se aprueba.

Hay que prestar mucha atención, a cuál es el estado económico financiero de la Municipalidad, un tema sobre el cual existe un hermetismo total, aunque quedó reflejado cuando se trató el uso de la sobretasa de promoción. Cuál es el nivel de ejecución de obras públicas presupuestadas en 2021, y podemos estar también en casos de sub ejecución.

Ya no causa sorpresa, lamentablemente, que la normalidad sea la emergencia. Que no se promocione Mar del Plata con fondos afectados que recauda la Municipalidad es un daño que soporta toda la población marplatense. Esa medida conspira contra las fuentes de  trabajo que se crean en la totalidad de las actividades turísticas, como muy bien lo señalaran días atrás, todas las cámaras del sector.

Los índices de pobreza y desocupación de General Pueyrredon, si bien son atinentes a políticas macroeconómicas, allí puede haber un sesgo de relativa responsabilidad. Pero que no se promocione Mar del Plata turísticamente, porque se malversa un fondo destinado a ese fin, es una cuestión de fondo. Allí todas las cámaras de turismo de la ciudad, lo sacudieron de la modorra con un documento que lleva todas las firmas de sus integrantes.

Políticamente torpes desde el oficialismo, salieron a cruzar a los empresarios turísticos como falaces, cuando son los que pagan y sostienen un pilar de la economía de la ciudad. Así defienden a Montenegro, déjenlo solo, es preferible. No terminan de saldar ninguna deuda.

 

blank

 

El aumento de tasas y la creación de sobretasas son la máquina de fabricar dinero, que tienen los municipios y que sale del bolsillo de los contribuyentes marplatenses. Cuando no alcanza, se dejan de prestar los servicios, se hace en forma deficiente o se sub ejecutan presupuestos completos. Y en ese tránsito anda la MGP, generalmente se termina volcando. Van a terminar pagando sólo los sueldos de los trabajadores municipales y la recolección de residuos.

 

blank

 

Es parte del problema, que asesinen a un trabajador en una postal de la ciudad como es Playa Grande, mientras el intendente Montenegro juega a las hurtadillas con el ministro de Seguridad Sergio Berni. El funcionario bonaerense, que vino pero que no vino, a la Comisaría Novena.  Anunciada la marcha frente a la Municipalidad, lo que se intentó fue evitar una pueblada por la repercusión del caso, que el lunes estuvo en todos los medios informativos del país.

El intendente que ante tamaña tragedia, se escuda en sus ex cargos de juez federal y ministro de Seguridad, en un secreto de sumario inexistente y se refugia en un protocolar “dar las condolencias” y ponerse a disposición de la familia. La falta de vigilancia, patrullas, bicipolicías, las dudas con las cámaras del COM son un menú que está todos los días las 24 horas en el plato de la Secretaría de Seguridad de la MGP.

blank

 

El gran amigo de Leandro “Lele” Gatti, Íber Carmona,  dejó una frase que hizo ruido en el umbral del mismo despacho del intendente: “No se qué van a hacer con esta nota, si la van a tirar a la basura, la van a mandar al archivo o si va a un mostrador”. ¿Cuál es el mensaje que se dejó? Que no van a hacer nada y que cada marplatense va seguir jugándose la vida cuando tenga que salir a trabajar. Las banderas de los DJ que quedaron colgadas en las rejas negras de la Municipalidad sonaron a advertencia. Las marchas contra la inseguridad (que ojalá no se repitan) irán ahora sobre Yrigoyen 1627, frente a la misma ventana del despacho del intendente.

La comunidad sale a pedir justicia en honor a la víctima, con el dolor en la piel. La justicia no hay que pedirla es un servicio que no se cumple. La vida de un querido vecino que se perdió no debe ser un episodio más.

Porque hay una responsabilidad primaria que es la prevención, evitar que estos hechos sucedan. Berni y Montenegro lo saben mejor que nadie, no son improvisados, han elegido la mala política como forma de vida. Una verdadera lástima es que muera la gente que trabaja.

Cómo se afectan los recursos de la Secretaria de Seguridad, también es una cuestión de fondo. Es evidente que no hay respuestas adecuadas. Entre la Provincia y la MGP no aseguran la seguridad de los marplatenses, y no es una novedad. Lo que ocurre es que no se observa a un  intendente poniéndose a la cabeza de los reclamos ante Nación y Provincia, sino haciendo sociales como gestión ejecutiva.

Ayer hubo un nuevo episodio que se blanqueó y vuelve a poner en vigencia aquello “de hacer del silencio una política”, que ya es una regla no la excepción. Tras la finalización del contrato del CEAMSE para el complejo tratamiento de los residuos urbanos, se procedió a un contrato de emergencia con un entramado de empresas que integra CIAGESER, subsidiaria de la empresa 9 de Julio con otras empresas que acompañan como se conoce en la jerga.

La decisión fue reasumir el control y supervisión del predio y reemplazar a Ceamse con una contratación de emergencia a tres operadoras: Ashira se hizo cargo de la operatoria del relleno sanitario, Esur de la planta de lixiviados y Ciageser de la planta social” dijo D´Andrea según refleja el diario La Capital de hoy.

blank
El presidente del Emsur, Sebastián D’Andrea, expuso en la comisión de Ambiente del Concejo Deliberante.

Lo insólito es que una de las justificaciones es el ahorro, que producen en tiempos de inflación en relación a lo que se erogaba al CEAMSE. La ejecución del nuevo servicio es como bajarse de un actual F1 y subirse a un coche de calle modelo 2.000. La contratación según explicó D¨Andrea “Sobre la planta de lixiviados comentó que “está tratando los líquidos”.

Y amplió: “Se está haciendo, al igual que se hacía antes, un tratamiento dentro del predio y después se complementa en la planta de OSSE a través del transporte con camiones atmosféricos”, agregó en el  mismo medioEnredando más el tema,  fundamentalmente por la falta de transparencia y de gestión.

Hace una semana, Inspección General debió clausurar la tribuna techada del Estadio Mundialista porque se venía abajo. El riesgo era inminente para las cabinas de transmisiones y los pupitres de periodistas en el José María Minella, desde donde hoy a las 19.00 se pondrá en marcha el retorno del público a los estadios.

Con los encuentros televisados, mañana en todos los diarios y medios del país se publicará que el Estadio Mundialista de Mar del Plata se encuentra en estado deplorable. Hay estadios en Córdoba, Mendoza y Rosario construidos en 1978, que funcionan integralmente.

¡Qué le hace una mancha más, al tigre de Montenegro!

Jorge Elías Gómez

Un comentario

  1. Estamos en manos de una banda con blindaje mediatico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*