Política

El intendente Arroyo encabezó el homenaje a Willy Wullich

En el acto se descubrió una escultura que recuerda al productor, actor y director de cine creada por el artista Rodolfo Bayón.

Este jueves, en el Teatro Colon, se llevó a cabo un homenaje a Willy Wullich, el productor, actor y director de cine y teatro fallecido el 30 de agosto de 2010. En el acto se descubrió además la escultura que lo recuerda, creada por el artista Rodolfo Bayón. Estuvieron presentes el intendente Municipal, Carlos Fernando Arroyo; el secretario de Cultura Christian Rabe, concejales, funcionarios municipales e invitados especiales.

 

Desde el Teatro Colón, que dirigió desde 1997 hasta su fallecimiento en 2010, Guillermo Eduardo Wullich, o simplemente Willy, se transformó en un referente ineludible en el pulso y dinamismo del universo del arte al que ofrendó toda su energía. Conquistar el corazón de una comunidad es un logro de muy pocos. Hacerlo desde la condición de funcionario puede resultar  todavía más inalcanzable.

 

En este marco, el Intendente Arroyo expresó que “tuve la suerte de conocerlo y cuando aun no era intendente, hace muchísimo tiempo atrás, me propuse en su honor que si algún día llegaba al gobierno, iba a recuperar ese colectivo que el tenia para llevarlo a los barrios, y en unos dos meses vamos a tenerlo ya en los diferentes barrios de nuestra ciudad. Vamos a llevarle a todo el pueblo de Mar del Plata, a los barrios, a los humildes, la orquesta, la sinfónica, la Orquesta de Tango, presentaciones teatrales y todo tipo de espectáculos que podamos para que todos tengan la posibilidad de ver una expresión artística. Porque como entendió nuestro querido Willy, no se ama lo que no se conoce, y con la cultura y la educación vamos a cambiar el mundo”, concluyó.

 

Por su parte Christian Rabe agregó: “la verdad que este es un día maravilloso para mí. Este homenaje lo venimos trabajando hace ya hace un año, cuando el Intendente me dio su apoyo para que hagamos este homenaje para Willy Wullich. ¿Qué mejor que nos reciba el, a partir de hoy, cada vez que los marplatenses disfruten de esta sala? Creí que iba a ser fácil contar lo que siento pero estoy muy emocionado, era necesario destacar el infrecuente fenómeno que constituye para todos los marplatenses la página que Willy Wullich inscribió en la historia cultural de nuestra ciudad“, concluyó.

 

Datos biográficos de Willy Wullich

 

Guillermo Eduardo Wullich nació el 30 de enero de 1944 en la ciudad de Buenos Aires. Dio sus primeros pasos en el mundo artístico junto a su padre como asistente del Cine Forum, al tiempo que integraba un equipo de jóvenes realizadores de cortometrajes.

Con el paso del tiempo también se desempeñó como asistente de director de cine y fotógrafo, fue estudiante de teatro, representante y actor en teleteatros de Nené Cascallar.

 

Su carrera artística lo llevó a compartir espacios de trabajo con grandes iconos de la escena nacional, como Mirtha Legrand, Iris Laínez y Alberto Migré. Había intentado estudiar junto al prestigioso maestro y director Agustín Alezzo, pero no concluyó el taller convencido de que su potencial se enfocaba claramente en la producción y promoción teatral.

 

Produjo además algunas obras dirigidas por Alberto Ure, los unipersonales de José María Vilches y muchas otras protagonizadas por Alfredo Alcón, Ulises Dumont, Darío Grandinetti, María Rosa Gallo, China Zorrilla, Luisina Brando, Miguel Ángel Solá, Juan Leyrado, Oscar Martínez, Lolita Torres, Raúl Lavié y Susana Rinaldi, por mencionar sólo algunas.

 

En 1984 acompañaba a José María Vilches a la ciudad de Las Flores cuando el auto en el que viajaban sufrió un accidente de tránsito y en el cual perdió la vida el actor y director español. Wullich tuvo graves secuelas en su salud y su recuperación llevó un largo tiempo.

 

A partir de 1997 fue nombrado director del Teatro Colón, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento en 2010.

 

El 30 de agosto de 2010, día en que sufrió una descompensación que le costó la vida, se encontraba en el café de la esquina del teatro, esquina que hoy lleva su nombre.

2 Comentarios

  1. Un merecido homenaje para una gran persona y muy buen funcionario. Claroooo!

  2. Muy bien x este Reconocimiento . Entrar al Teatro y escuchar a Willy como anfitrión, era como entrar a una casa amiga. Se añora gente asi.