Jorge Elias Gomez, Opinión

El Grupo Aldrey cobra subsidios encubiertos y prebendas que componen el gasto público

Cuando las autoridades reclaman la verdad y dicen cuidar hasta el último peso, en realidad sólo es una declamación, que en algunos casos no apunta al ojo de la tormenta. Es exorbitante y violatorio para los contribuyentes, sostener al multimedios La Capital y sus actividades anexas, a través de ilimitadas pautas publicitarias, observadas con cargo a los funcionarios, por el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires.

Por citar sólo uno de los casos, la llegada en 2015 del doctor Carlos Arroyo a la intendencia municipal, significó el inmediato cese del alquiler de la Casa de Mar del Plata en la Capital Federal, que funcionaba en el Teatro Avenida, ubicado en Rivadavia 1.222, propiedad de Aldrey Iglesias,  y cuyo costo para los marplatenses era de $ 50.000.- mensuales que se pagaban por adelantado, durante la gestión municipal anterior.

El involucramiento de Florencio Aldrey Iglesias con Daniel Scioli, Luis Pelusso y Néstor Otero, entre otros,  en maniobras que tienen al Estado como directo damnificado, es una demostración que se torna insoslayable, para acabar con estas conductas parasitarias y delictivas, que ya han tomado estado judicial.

Desde 1987 el P.J. ha manejado con discrecionalidad la designación de jueces y fiscales bonaerenses, ya que las sucesivas gobernaciones peronistas, le permitieron elevar pliegos con las propuestas, contando siempre en las cámaras legislativas con el número suficiente, para conseguir los respectivos nombramientos.

Daniel Scioli estuvo a punto de ser presidente de la Nación en 2015, tras dejar – según lo afirmó la gobernadora Vidal – la provincia quebrada. Sólo ya lo descalifica la práctica de nepotismo que ejerció en el Banco de la Provincia de Buenos Aires. Hoy Scioli goza de la protección que le dan los fueros conseguidos en 2017, aunque las causas judiciales en su contra avanzan con fallos adversos, le prohíben las salida del país y lo embargan por U$S 10.000.000.-

No obstante, hay responsables que prefieren mirar otra película. La política económica que no puede cerrar con aciertos el presidente Mauricio Macri, está precisamente en las antípodas de las exenciones, excepciones, adjudicaciones, alquileres, concesiones etc., que discrecionalmente fueron otorgadas a Aldrey Iglesias y sus socios. Cuando se pagan las tarifas de gas y de electricidad, cuando se cargan combustibles TODOS los argentinos están pagando los subsidios encubiertos al mencionado empresario.

Así como a Cristóbal López, se le acaba de decretar la quiebra del Grupo Oil, se pueden aplicar los mismos procedimientos para los casos de verosimilitud, cuando se trata de manera indubitable de casos gemelos, en los cuales se han reiterado metodologías de lavado de activos ilícitos y blanqueo del dinero obtenido, como consta en informes de los expedientes de la UIF (Unidad de Investigaciones Financieras), a cargo de la dirección del doctor Mariano Federicci.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

9 Comentarios

  1. Basta de IMPUNIDAD !!!!!

  2. De la época de Danielito, verdad ???

  3. Desde la época de Massera más bien

  4. Aaa que bien.lpqlp.,.!!!

  5. Se llevara una buena tajada “Danielito”, como Don Aldrey, pero en su Gobernación tuvimos una Mar del Plata que progreso, hoteles 5 estrellas, la FerroAutomotora, todo muy lindo, mientras que la ” cara de boba” no hace un cárajo por esta ciudad.

  6. Digo yo….en cubiertos…cullillos y tenedores?

  7. Ahh bueno…roba pero hace…que buen criterio.

  8. Hasta no depurar la Justicia con funcionarios y jueces dignos y capaces, estos mega ladreys continuarán salteando todo tipo de norma y arremeterán contra todo lo q signifique Bienestar Social o Interés General, porque les importa NADA. El fracaso continuado en la provincia del peronismo: los construyó, los asoció y los ultra favoreció, hasta regalándoles NUESTRO PATRIMONIO….. Amnesia selectiva: “Combatiendo al capital…….. ” . Hipócritas y necios como se dice en el barrio.

  9. Y el tren? Que pasó? Ahh. Lo puso en marcha este gobierno.