Política

Dell Olio, el gran simulador

Esta pequeña historia de Obras Sanitarias, una de tantas, comienza en el 2000/01, momento de grave crisis en la Argentina. Cuándo la Municipalidad quiso tomar dinero de las cuentas de la empresa municipal. Desde el presidente de entonces, Darío Sócrate, pasando por cada uno de los empleados, hubo una resistencia real para que no se desfinanciara Obras Sanitarias con una indebida extracción de fondos. Consecuencia directa, Sócrate debió renunciar ante esta firme postura frente a su propio gobierno, pero las normas y la lógica eran una sola. Esto fue conducta y respeto para una empresa que se consideraba una isla en el país.

Pero el presente, para luego ir a otro repaso histórico de entrega sin pudor. Hoy Obras Sanitarias busca el aumento del 70% para equilibrar las cuentas. El GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) aparece como el único y gran problema. Dell Olio, presidente actual dijo recientemente que “la idea nuestra es que el GIRSU se puso durante un período de transición pero ya pasaron cuatro años, durante los cuales resignamos recursos para que no se hiciera tan grave la bola final del usuario y hoy no estaríamos en condiciones de hacerlo”.  Ese dinero extra que recauda Obras Sanitarias, en forma inmediata pasa a las arcas de otro ente municipal.

Resulta ya clásico en Dell Olio, que se distrae de sus dichos y hechos, para entregarse con sus propias confesiones.  Vale señalar que en una misma reunión en el Concejo, dijo que nunca se le había pagado en negro al trabajador, pero después señaló que si algo se le había pagado en negro, debía tener una compensación (está grabado).

En cuanto a los cuatro años y la fidelidad incondicional hacia la gestión de Gustavo Pulti, lo que luego iba a continuar Carlos Arroyo con la ratificación del único e irrepetible ingeniero al frente de OSSE. Ese mismo presidente que entregó en su momento sus herramientas recaudatorias, pretende terminar con esto, para darle el oxígeno que le quitaron a Obras Sanitarias, parece que hoy acuciada y con la necesidad de pedir,  nada más y nada menos que el 70% en sus tarifas.

En ese 2000/01, encontramos en una misma vereda, a Sócrate y empleados de OSSE para cuidar misión y caja. En la historia reciente el Sindicato de Obras Sanitarias (SITOS), que representa al grueso de los empleados, ahora es socio en las “pérdidas” de la empresa, muy lejos de esa vereda del ayer. En nota periodística a  Daniel Díaz, quien atiende los dos mostradores, autoridad de OSSE y Secretario General del SITOS, cuestionó asimismo el GIRSU y ratificó la necesidad del 70% de aumento anual en las facturas de la empresa municipal.

¿Se olvida que nada hicieron hace cuatro años en resistencia a lo que se vino? Vale también rememorar que cuando se destinaron del presupuesto de OSSE 25 millones de pesos (año 2014), para arreglos de escuelas provinciales, lo que tampoco le correspondía a Obras Sanitarias, luego de una conveniente conversación con el entonces intendente Pulti, otros 10 millones quedaron en un “gracias, caja de empleados”, monto que manejó a su antojo el mandamás, Dell Olio. Que también el sindicato pidió y se les otorgó dinero de Obras Sanitarias para su equipo de fútbol. En definitiva, hubiera o no hubiera, todo lo paga el vecino.

Por esto y más, es que un grupo denominado Jubilados Activos de Obras Sanitarias, pedimos cambio en la empresa. Tomamos también en cuenta que la última Rendición de Cuentas, en la que pudo participar como concejal Carlos Arroyo, él votó en contra y a  los seis meses fue por “uno de los mejores funcionarios que tengo”, Dell Olio, quien antes no lo satisfizo en los números.

Por eso, cinco notas y una carta documento al intendente para frenar la designación y lograr un repaso de todo lo actuado. Luego de más de un año, ninguna respuesta por su parte, aunque seguro hubieran sido simples palabras. Hoy no hacen falta, los hechos están a la vista. O por lo menos algo. Tenga en cuenta, Dr. Arroyo, que esto que también es una herencia pesada, Obras Sanitarias en zona de riesgo, conforme a los dichos de los victimarios de siempre, son los mismos que la llevaron a esto en mérito a una fidelidad a ultranza a la gestión de Gustavo Pulti y con un manejo para nada claro en cuanto a objetivos serios y responsables. La mirada mezquina, deja luego la cobija corta que se pretende alargar sacándole igualmente a la víctima de siempre, el vecino.

Pero hay beneficiados. Vale aclarar que si bien no se avizora un aumento lógico y razonable para los activos de OSSE, supongamos hasta que no venga el ajuste tarifario, todo el Directorio, incluyendo a Dell Olio y Díaz, ya gozan del aumento que lograron los municipales, pues sus haberes se mueven con estos acuerdos y no los de Obras Sanitarias. Por eso, tranquilos, hay quienes ya tienen lo suyo. La amplia mayoría a esperar.

Finalmente, ya que tanto, o nada, la pensaron para el mal, se podrían poner a razonar en serio para proyectar adecuadamente toda la ecuación, sin distracciones ni fidelidades peligrosas, recordando por completo la historia, con sus virtudes y sobre todo miserias.

Miguel Toscano

4 Comentarios

  1. Quienes hoy detentan el poder en OSSE están ávidos de beneficios de diversos tipos. Palabras como las expuestas (si es que son leidas), como entran salen; es más: pueden hasta generarles una sonrisa socarrona. Y los empleados?: a muchos también les toca algo del beneficio, incluido dinero, horas extras, ingreso de parientes. Y los vecinos?: hay demasiados problemas y por otra parte un arsenal de profesionales de la comunicación fuero ya formados como guardaespaldas de EL, el todopoderoso. Y los concejales? Bueno, este…..

  2. por siempre sanitarista

    Desde ha un tiempo se ha generado una sistemática campaña en contra del Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias (en la persona de su secretario general), la Empresa OSSE y su presidente (quien realizará o no su defensa, si es que lo considera necesario).
    Estos ataques se nutren de “información” suministrada por personal jerárquico de la empresa y de un denominado grupo Jubilados Activos de OSSE (encabezados por los ex agentes Toscano y Belli). Se habla de innumerables hechos de supuesta corrupción y anomalías y de denuncias penales, que viendo el transcurso del tiempo, ninguna de ellas ha prosperado.
    En la edición del pasado día 12, se publica una carta de lectores enviada por Toscano, con el título “a llorar a los rincones y revisar todo”, en la cual se hace mención al reportaje realizado al Sro. Gral. Del Si.T.O.S. y Director Obrero de OSSE, Daniel Diaz, a raíz de la presentación del presupuesto de gastos y recursos para el año en curso, en el cual se hace el pedido de un aumento en la tarifa del 70% en dos tramos, argumentando Diaz, los motivos por los cuales era necesaria esa readecuación de la tarifa, dado los altos aumentos en los costos de la energía eléctrica, de los materiales utilizados para el normal funcionamiento de la empresa y también a la recomposición salarial para el segundo semestre para los trabajadores sanitaristas.
    Desde un primer momento, el sindicato, se opuso a que se incorporara en las facturas que se emiten, la tasa por el girsu ya que se consideraba que podría perjudicar el histórico porcentaje de cobro en la facturación.
    Manifiesta que antes de asumir el directorio que encabeza el ing. Dell’olio hace 7 años, el “servicio era mucho más racional”, querrá decir que en las gestiones radicales, cualquiera podía construir un edificio en donde antes había una vivienda y no pagaba ningún tipo de diferencia?, querrá decir que era habitual las irregularidades en las industrias pesqueras y se hacía la vista gorda? Quizás quiera decir que se “proyectó” un emisario submarino, con cañería que no soportaba las corrientes marítimas y que la mala gestión, generó un perjuicio económico a la empresa?.
    El sindicato y su Comisión Directiva, siempre ha estado atento a la situación de los compañeros/as jubilados, coordinando y asesorando a quienes presentasen algún tipo de problemas. Con la anterior gestion del IPS, se realizaron jornadas de capacitación e información con personal del organismo.
    Bien sabe Toscano y el resto de sus agrupados, que tanto los agentes activos como los pasivos también somos usuarios de OSSE, ya que no tenemos ningún tipo de eximisión en el pago de las facturas, por lo que el aumento en las tarifas también repercute en nuestros bolsillos, de la misma forma que cuando se aumentan nuestros salarios ellos también reciben proporcionalmente esos aumentos.
    Habla de subsidios para participar en partidos de futbol, aquí cabe una pregunta importante ¿porqué Toscano nunca menciona a los funcionarios de ley de la empresa, que son quienes también avalan con sus firmas , los distintos movimientos de dinero? ¿ será porque la mayoría son afiliados al partido radical? Y que el, ingresó a la empresa, en una edad avanzada, después de ser despedido de la radio en la cual trabajaba, para poder completar sus aportes jubilatorios, por la gestión que realizaron ante el directorio, los dirigentes radicales Pagni e Irigoin??????
    Miente, al manifestar que cuando OSSE, por decisión del Concejo Deliberante, destinó fondos para la reparación de escuelas provinciales, el mismo concejo autorizó una partida para que la empresa destinara esos fondos a la implementación del Presentismo y la Productividad, los cuales se abonan mensualmente y de ninguna manera en negro.
    El encono y/o “bronca” que manifiesta Belli, será porque durante la gestión de Dell’Olio, fue despedido “con causa justa” y que el sindicato a pesar de toda su buena voluntad y predisposición para revertir la posición de belli, se encontró con una rotunda negativa de este, al acatamiento de las disposiciones laborales?.
    Hay una mezcla de resentimiento y odio de estas dos personas en contra de Dell’Olio y Daniel Diaz, y por ese motivo mezclan las situaciones y perjudican con sus palabras y acciones el normal funcionamiento de la empresa, la cual a pesar de lo que ellos opinen, sigue siendo una de la más consideradas por nivel de eficiencia y calidad de servicio.
    Sería conveniente, que estos dos personajes, dejen de llenarse la cabeza, con información sesgada y mal intencionada y ya que manifiestan defender los intereses de los marplatenses, dejen de hacerle el juego, a todos aquellos que quieren ver una empresa destruida y factible de ser privatizada. ¿O será tal vez esa su intención?

  3. En ningún lugar se encuentra un defensor de Dell’Olio que de la cara. “Por siempre sanitarista” sí que se nutre de falsa información, por eso no se puede mostrar. Una lástima. Haría falta algún valiente que pueda debatir con buenas razones. Lo clásico, desvalorizar desde el anonimato. Lo mío lo firmo y lo pruebo.

  4. Pingback: ¿Qué pasa con las declaraciones juradas de OSSE? Vidal echó a jefes policiales por esta falta grave | santiagoldemaria