Deportes, Polideportivo

Del Potro ante otro desafío para volver

¿Qué hubiera sido de la carrera de Juan Martín Del Potro si no hubiese tenido lesiones -graves, la mayoría- sería como imaginar cuántos títulos hubiera ganado la Selección argentina si Lionel Messi hubiera tenido mejores compañeros desde que hace más de una década es uno de los mejores futbolistas del mundo -sino el mejor, en varias temporadas-?

Lo cierto es que Del Potro -y Messi- debieron convivir con la realidad y esa realidad es la que pone al tandilense otra vez frente a un momento crucial de su vida deportiva. La verdad también indica que si bien la palabra “fractura” asusta, la rotura de un hueso es una lesión benigna en el deportista de alto rendimiento porque hay que esperar que el hueso suelde. Y listo.

La pregunta es: ¿está preparado Del Potro para soportar una nueva operación (la quinta en su carrera) y un parate extenso que, en el mejor de los casos, quizá le permita volver al circuito para la gira de torneos indoor del final de la temporada? La respuesta puede tener dos aristas. Si se contesta desde el lado físico, hay incógnitas; pero si se lo hace desde el lado psicológico, Del Potro ya demostró muchas veces que “disfruta” (nótese el entrecomillado y la bastardilla) esa situación de haberse sentido en el fondo del mar y poder resurgir como el ave Fénix.

Más allá del dolor y de la bronca que debe sentir por estas horas, el mejor jugador argentino se siente cómodo en tiempos de un enorme stress como le sucedió, por ejemplo, en la final de la Copa Davis en la que aportó dos de los tres puntos de Argentina incluido el clave frente a Cilic del domingo decisivo y se transformó en el héroe del momento más glorioso del tenis nacional.

Alguien que conoce a Del Potro comentó que “aprovechará esta contingencia para ponerse más salvaje”. Y esa misma persona -optimista al 100 por ciento- dijo: “Cuando le quiten los puntos podrá empezar a pelotear despacio. En 45 días tendrá el alta médica”.

Del Potro volverá. Sin duda. Ya lo hizo y la historia se lo reconoce. Lo hará de nuevo. Y quedará para siempre en esa historia en la que tiene un lugar asegurado desde hace mucho tiempo.

Los comentarios están cerrados.