Política

Cuando la corrupción viene en cápsulas

FOTOMONTAJE POR LEON DE LA VIDLa matriz no es inédita ni creativa, sino es una copia burda. Sin embargo la Argentina aparece encandilada y deslumbrada, observando las miserias del hongo de la corrupción K, con las identidades de los personajes que arrancan desde el máximo poder político del país, que pensó enquistarse sin límites en el manejo de la cosa pública.

No obstante, no deberíamos ni asombrarnos ni extrañarnos en Mar del Plata, donde se ha aplicado el modelo sin diques de contención ni político ni judicial. Florencio Aldrey Iglesias recurrió al mismo modus operandi que CFK y sus socios, o mejor dichos éstos se apropiaron del sistema como un modelo espejo.

El empresario de origen gastronómico llegó a dominar medios de comunicación, hoteles y casinos. Redujo su ámbito de aplicación al Partido de General Pueyrredón, aunque sus tentáculos se extendieron con esas intenciones a ciudades de toda la zona de influencia.

Sólo hay matices de diferencia, pero si hubo un mayor nivel de compromiso en la investigación de periodistas, que fueron dejando evidencias, datos, sospechas hasta que a la justicia no le quedó más remedio que actuar y avanzar para que la abogada exitosa pise los tribunales no para ejercer, sino para actuar en defensa propia. Evidentemente, no fue el caso de Mar del Plata.

Este es el cuadro de situación. Las investigaciones periodísticas, le llevaron las pruebas al poder judicial, para decirlo sin ningún tipo de eufemismos. En Mar del Plata hubo ausencia total, hasta vergonzosa, a tal punto que Amado Boudou ostentó el reconocimiento de vecino destacado, sin que a nadie se le moviera un pelo, salvo a los oportunistas de siempre, atentos a la gacetilla del segundo de fama.

Y la reflexión, es el delirio por el control de los medios de comunicación, que tuvo el gobierno más corrupto de la historia argentina.

El desmesurado desvelo por controlarlo todo, a través de los Cristóbal López, los Spolski, los Olmos, la agencia estatal de noticias TELAM, el canal público, etc. Hoy los encuentra a casi todos al borde la olla popular, estafados. Mar del Plata también puede dar cita de ello, casi hasta en exceso, y la película aún no terminó.

Concesión de servicios públicos, contratos de obra pública, peajes, salas de juego, compra de medios de comunicación (algunos con prácticas extorsivas) creación de otros, sostenidos por desmedidas pautas oficiales, excepciones discrecionales, configuraron un verdadero monumento a la corrupción, que se ha comenzado a destapar, tal cual ocurre con una imagen cuando se corre el velo en su descubrimiento.

Aldrey Iglesias no es ajeno a la desaparición, restricción y/o debilitamiento de otros medios de comunicación independientes y críticos que obstaculizaron sus negocios.

Todo lo que sale a la luz es corrupción, lo que queda en exhibición son fajos de billetes termosellados de moneda norteamericana, en un lugar tipo cueva que denominan La Rosadita, en una clara alusión a la procedencia de fabulosos montos, que los corruptos le han sacado a los planes sociales, a los jubilados, a los indigentes, a los discapacitados, a los hospitales, a las escuelas, a las rutas, a los trenes, a la energía eléctrica, al gas, a los combustibles líquidos, al PAMI, la ANSES, al IOMA, al Banco de la Provincia de Buenos Aires…

A este desvalijamiento de recursos y bienes del Estado, Aldrey Iglesias fue un invitado de lujo, y hasta un prototipo de la metodología de exacción que sufrió la Nación. Hay en Mar del Plata adoradores de Don Florencio, “qué bien que la hace”, “yo en su lugar haría lo mismo”, “es el intendente de la ciudad”, “hace lo que quiere”, son frases y definiciones que se escuchan entre los empresarios más poderosos de “La Feliz”, que se reúnen en banquetes propios de una Argentina que no existe, como lo podemos observar en la calle, con la miseria que ha dejado la década ganada.

Han preferido aliarse a la corrupción que ha formado cárteles. Según la ocasión, políticos, empresarios de la construcción, de espectáculos públicos y productores teatrales, deportivos, de explotaciones de servicios turísticos, de la recolección de residuos, de espacios públicos que permitieron venderle al Estado, atracciones entre otras cosas.

Las inversiones en la ciudad o pasaban por el multimedio o por sus hoteles. Así le fueron funcionales, colegios profesionales, cámaras empresarias, la UCIP, funcionarios políticos y judiciales, autoridades policiales, legisladores locales, provinciales y nacionales y sindicalistas. El besamanos del 25 de mayo los ha dejado a todos en las fotos. La gran mayoría prefirió callar y participar o simplemente pagar favores políticos a cambio de cobertura o protección si llegara el caso.

Este cártel ha dominado la ciudad, excluyendo fundamentalmente a otros actores, a los que no se plegaron a esta red mafiosa. Cuando se dice que los empresarios no han respondido en la manera esperada a Mauricio Macri, se debería hacer especial foco en quienes se han desarrollado bajo aquel paraguas en Mar del Plata, sometidos y sodomizados, como ocurre en el Paseo Aldrey, otra dudosa concepción de negocios, que hará ruido tarde o temprano.

La llegada de Daniel Scioli al poder político en la década de los ´90, resultó vital para este desmán oficializado de hecho. Una vez gobernado ese espacio aéreo, Mar del Plata se convirtió en el teatro de operaciones de un verdadero monumento a la corrupción. Las administraciones públicas pasaron a ser un botín político y económico del P.J y el kirchnerismo y por ende de su ambivalencia según cómo venga la baraja.

Ya en los ´90, Aldrey Iglesias decía sin tapujos que en la Municipalidad de General Pueyrredon “ya no había más plata”, que había que ir por los fondos de la Provincia y de la Nación. Así incentivaba a sus habituales y circunstanciales interlocutores, en el piso 11° del Hotel Hermitage, que también ocuparon los tristemente célebres integrantes del Proceso de Reorganización Nacional.

Scioli en un acto sumarísimo, ni bien asumió la gobernación bonaerense, le adjudicó el Hotel Provincial a Aldrey Iglesias, le había prometido que ese sería su primer acto de gobierno. Después fue un desfile, el saqueo impúdico, sin reacción de organismos de control, algunas voces esporádicas, aisladas y sin repercusión se levantaron sin éxito.

La corrupción deja huellas indelebles, si se la persigue se la combate, se la evita, se la anula, salvo en Mar del Plata en el que se ha profundizado y desarrollado el esquema de negocios con el Estado, que el kirchnerismo llevó a su máxima expresión nacional.

Hoy La Rosadita, el alquiler de habitaciones vacías, HOTESUR, el alojamiento de tripulaciones de Aerolíneas Argentinas, el intento de fabricar billetes, el despilfarro y la captación obscena de publicidad oficial, facturas truchas, excepciones discrecionales, por decreto, el narcotráfico, el lavado de dinero, el refugio rentado de la malentendida militancia, forman parte del paisaje de Mar del Plata.

Ya son como los lobos marinos de la Rambla, el Puerto, el Casino Central, el Torreón, como todas las postales emblemáticas de una ciudad que ha sido bombardeada por la corrupción.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

3 Comentarios

  1. Excelente síntesis Jorge Elías, tan ilustrativa como dramática.Faltaron algunos sectores en la descripción como algunos Sindicatos. La gran tristeza hoy es pensar que tantos jóvenes comenzaron a militar crédulamente en esta parte de nuestra historia en que vieron y escucharon a personajes nefastos como A.Fernandez,G.Moreno,A.Boudou,Sannatella,entre tantos, menospreciando al OTRO/A, maltratando al OTRO/A, subestimando al OTRO/A, desprestigiando sin pensaban distinto al OTRO/A,sin excluirlos a EL y ELLA. Que tantos jóvenes no piensen que eso es Política,Militancia,VERDAD y JUSTICIA. Que aquella violencia Institucional no les repose como agua en tanque. Esta destrucción llevará tiempo recomponer.Altamente recomendable, para desaznarnos:”www.opisantacruz.com.ar”,allí tenemos material claro, probado,investigado,de quién es quién.Vale la pena desmenuzarlo.Se terminó lo que se decía y se daba, porque sólo fue ESO.Hasta los propios se están despegando…para muestra un botón.Ahora Despertemos, y apuntemos orgánicamente al Poder Judicial, nos debe unas cuántas!!!!!

  2. Felicitaciones por el artículo . Me quedo con éste pasaje : “…El gobierno mas corrupto de la Historia Argentina…”

  3. !!! PERFECTO !!! ESE ES UN CRAPULA, QUE TEJES Y MANEJES HABIA PROVINCIA, INTENDENCIA Y OTROS FUNCIONARIOS? ESE VIEJO DETESTABLE HABRIA Q MANDAR INVESTIGAR CON AFIP POR Q EL SE LLEVO EL DINERILLO A SU MAJESTAD !ESPAÑA Y OLE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*