Política

¿Cuál es la razón de Vidal para inocular con Montenegro?

Los embates que ha sufrido el intendente Carlos Arroyo han tenido además de sus fallas y/o falta de gestión, que obviamente existen, un indisimulable objetivo de debilitar su reconocimiento político. El mismo PRO le entregó su color amarillo que lo llevó a la intendencia en 2015 y le dio continuidad en el triunfo electoral legislativo del 2017. ¿Tiene que ver el énfasis de la defensa de Montenegro para instalarlo, con el colosal despliegue destinado a debilitar al intendente marplatense?

No se desenfunda otra razón en el oficialismo “El candidato de la gobernadora es Guillermo Montenegro”, a partir de ahí se caen todas las lógicas, razonamientos y análisis. Montenegro no es un candidato angelado ni tiene la propiedad de generar empatía espontánea con el electorado. Tiene como baluarte, a un jefe de campaña cuya promiscuidad política lo llevó a ser tratado como un delincuente y ser expulsado del Frente Renovador, se trata del senador provincial Lucas Fiorini, elegido a dedo,  que vituperaba contra el ingeniero Mauricio Macri y sostenía que el ex intendente de Tigre era lo mejor que le podía pasar al país en el 2015.

 Como residente de San Isidro, en el boom del PRO, en especial en ese distrito, donde CAMBIEMOS gana con el 60 % de los votos, Montenegro se sometió al voto popular y perdió por escándalo frente a Gustavo Posse. Si Vidal vendió como exitosa a la dupla Esteban Bulrrich y Gladys González en el 2017, es muy posible que se entienda en sus tiendas de campaña, que existe la magia electoral y que Vidal tiene el don de bajar línea y sellar quién es candidato y quién no, quien gana y quien pierde.

Estamos ante un fenómeno que es digno de ocupar el centro del escenario. En Morón, su pago natal, Vidal cae 11 puntos en relación a 2015. Lo mismo ocurre en otros grandes centros urbanos bonaerenses donde la fuga de votos, producto de la merma del arrastre presidencial, vuelve palo a palo el resultado contra la fórmula del ex ministro de Economía de CFK y la matancera que lo acompaña.

Es llamativo lo que está ocurriendo, no existen hechos de corrupción, tampoco el intendente carga con la mochila de abusador o acosador. Su gobierno no ha sido un lecho de rosas, como tampoco lo han sido desde Balcarce 50 y La Plata. Olavarría, Bahía Blanca y la capital de la provincia no viven procesos muy distintos a Mar del Plata. La gobernadora no visita demasiado Tandil, donde el intendente radical Miguel Lunghi cumplirá en 2023 20 años de mandato. En la ciudad serrana el médico pediatra duplica a todo el peronismo junto.

Por más razones políticas que existan, gustos particulares y/o personales, modos de gestión, líneas de órdenes, hay algo que no cierra y es la obstinación, la pertinaz negativa de abrir el juego y que la gente decida quién quiera que sea no sólo su intendente, sino además quién debe ser candidato entre los que elijan acompañar a CAMBIEMOS (ahora Juntos por el Cambio) en una elección primaria, abierta, simultánea y obligatoria. Es como un abuso de poder, es sofocante que te quieran inocular de Montenegro.

Mucho más sugestivo es saber que la continuidad de la gobernación de Vidal pende de un hilo, se habla de un empate técnico y se reza para que la economía mejore de aquí a octubre y Macri recupere 5 puntos en la provincia que le den oxígeno a Juntos por el Cambio, en el territorio bonaerense. Que se dejen escapar entre 50.000/80.000 votos que restarán en el cúmulo final, merece alguna respuesta más digna en nombre de la democracia, salvo que estemos hablando de otra cosa.

La etapa de la demonización al intendente en el tren fantasma de ex CAMBIEMOS ya se debe dar por agotada. La gente no lo va a votar en definitiva. Que Montenegro salga a la cancha, que compita con sus recursos porque lo están inundando en perjuicio de otros que no tienen la misma asistencia. Si Lunghi va por su quinto mandato, ¿por qué en General Pueyrredon se veta una participación que huele a capciosa? Esto debería ser explicado correctamente al ciudadano, quien tiene derecho a elegir su voto con la mejor oferta. Arroyo tiene un núcleo duro de adherentes y ha sufrido un ametrallamiento político que no supo de pausas.

 Diríamos que hasta sus propios concejales lo abandonaron, o que no los tiene o que no lo defienden, pero darle el pase en blanco y que te haga un gol con la vieja ley del ex, es para pensar en amateurismo puro no en un trabajo de equipo con profesionales a cargo. Que no sea tarde para lágrimas, porque el hombre tiene sus antecedentes y por eso el PRO lo fue a buscar en 2015. A nadie le gusta ser el fruto del descarte.

A propósito reproducimos parcialmente un texto publicado recientemente:

“Y ya no preocupa que Montenegro haya sido una prueba de laboratorio, sino contener una fuga que por maltrato pueda elegir el intendente Arroyo, abandonado a rayo del Sol pese a padecer EPOC, cuando se inauguraron las playas públicas en Constitución y Félix U. Camet.

 Más de un grupo político le tiende una alfombra roja y hay ofertas serias. Arroyo declaró a mdphoy.com que su pertenencia a CAMBIEMOS “depende de la gobernadora”. El intendente disfruta del mejor momento de su gestión, algo que muy pocos pueden gozar, incluidos quienes van por la reelección.

El informe y trabajo de focus group, interpreta que Arroyo encarna una legítima posición de sectores de derecha con los cuales no sólo se identifican sino que además los mismos son más proclives a acompañar con su voto al ingeniero Mauricio Macri.

 El electorado marplatense no ha sido permeable a experiencias inducidas y si Arroyo no es contenido dentro de CAMBIEMOS, apelando al sentido común podría ser acompañado por aproximadamente 75.000 votos que históricamente ha logrado reunir y que llevaron al PRO  forjar una alianza ganadora con Agrupación Atlántica.

El voto a voto en el territorio bonaerense, que es campo de la madre de todas las batallas contra el kirchnerismo, cobra singular importancia en General Pueyrredon y Batán por su abultado padrón electoral y además porque obtener su intendencia es un ícono político en nuestro país.

 El plato de la balanza oscila en este momento, justo cuando es crucial la toma de decisiones en cuestiones de fondo, mucho más dolorosas cuando se debe reconocer en el oficialismo que el empeño y la energía puesta para debilitar y desestabilizar la gestión, obliga ahora a desandar el camino que habían elegido”.

6 Comentarios

  1. Cambiar un intendente resistido pero con una fuerte base electoral por un desconocido es negocio?

  2. Desde q asumio la gobernadora mantuvo una actitud hostil avalando la falta de respeto no solo al intendente si no a los ciudadanos votantes y el colmo implanta un candidato a dedo una actitud un poco autoritaria puesto q el candidato dijo q san isidro es su lugar en el mundo y perdio la eleccion.los concejales otros cuidando sus quintitas de hace años.

  3. POR SUERTE VIDAL SE DIÓ CUENTA QUE ARROYO ES UN INOPERANTE Y SOBERBIO

  4. Craso error …