Política

CAMBIEMOS logró exitoso test electoral, en un claro escenario adverso

blank

La coalición de gobierno municipal, sorteó el primer turno con una aprobación aceptable y la apertura de urnas dio lugar a medidos festejos, con respecto de octubre. En General Pueyrredon, hay que ser especialmente meticuloso, porque se generan diversas lecturas. Casi un año con el paso cambiado, en los últimos meses, la entrada a la recta final de las PASO, ordenó los jugadores en la cancha tras un cierre de listas entre turbulencias desaconsejables.

Los errores no forzados del gobierno nacional, contribuyeron a enrarecer un clima que no ayudó a abordar los temas más profundos, con directa relación con las cuestiones de fondo. Esta tendencia de la gran encuesta oficial, obliga a replanteos que debe sanear a CAMBIEMOS. El núcleo duro de sus votantes ha sido el más castigado por la política económica, ha sostenido la viabilidad política y aseguró la gobernabilidad.

blankEl intendente Carlos Arroyo padeció un ataque despiadado que tuvo como blanco al conjunto de CAMBIEMOS, desde el multimedios La Capital se ejerció una presión extorsionadora, que lisa y llanamente pasó a ser un comando al servicio de la oposición. Todos tuvieron aire y espacio para poner en jaque a la gestión, con una desmesura intencional. El gobierno municipal no tuvo aportes mediáticos, con el crédito agotado en la gestión anterior, no tuvo campaña de difusión, sólo se sobreactuaban y sobredimensionaban los errores, dañando el día a día, consistente en lijar y lijar.

Resulta excluyente que María Eugenia Vidal casi obsesivamente, aplicará gran parte de su energía a reparar y restaurar el tejido político marplatense, hacerlo procedente y ubicar el foco en políticas macro, cuyos beneficios, poco a poco, llegarán a la mayoría de los sectores. La figura de Vidal atajó y convirtió penales. El auxilio de Elisa Carrió, con mucho voto de arraigo en la ciudad, aportó a la suma para que la tracción resulte determinante. Con la gestión y Baragiola no alcanzaba, era insuficiente, la ganadora en la última semana también se metió bajo las polleras de la gobernadora.

La atomización de las fuerzas opositoras, tuvieron mucho que ver con los cómputos finales. No hubo ni sciolismo ni La Cámpora. El Frente Para la Victoria desapareció, Unidad Ciudadana es un híbrido, Acción Marplatense se debatió en una interna inédita donde todos quedaron bajo sospecha, tras el gobierno de 8 años. La unión de 1País, entre el GEN y el Frente Renovador, lejos estuvo de colmar expectativas mínimas, con Ariel Ciano muy cómodo bajo el gobierno de Gustavo Pulti, pero carente del fuego y carisma necesario para tener protagonismo y luz propia.

Quizás era el más esperado en el espectro político nacional. Mar del Plata no dejó de ser noticia política nacional en 19 meses. Que el tren tarda 7 horas, que la foto sí, que la foto no, que el metrobus, el primer ataque al presidente y a la gobernadora en el Barrio Belisario Roldán.  Una colosal pérdida de energía inútil e innecesaria, precisamente por las condiciones en las cuales el kirchnerismo dejó la ciudad.

blankUna lista que es un rompecabezas, no es la lista del intendente es la lista de CAMBIEMOS, fue tajante la gobernadora. Le quedan espacios por ceder al intendente y tiene la manzana rodeada, su sucesión está en marcha.

 No es propio del mejor futuro y porvenir, las discusiones en las que se ha enfrentado la clase política local, que no se hace cargo de nada. La ausencia, las abstenciones y los votos en blanco, son una manifestación del enorme disgusto que existe en la ciudadanía, el desprestigio los ha copado y hay olor a calas, para algunos el réquiem ha llegado.

Reflejo de una oposición desbaratada, apareció confundida, sin propuestas, propios y ajenos dispararon artillería sobre el gobierno municipal, como único argumento, y hubo especial cuidado de los opositores ni de esmerilar ni de rozar siquiera la investidura de la gobernadora, producto de la imagen política positiva más alta del país.

Arroyo no es el único responsable, ya tuvo una luna de miel ácida, una transición a los tumbos, un desgaste prematuro y un ametrallamiento mediático fruto de la herencia recibida y concebida en términos de  dejar al hombre del impermeable a merced de una exposición lacerante desde la política. Lo ayudaron con condicionamientos, hasta que le sacaron el banquillo y una lista única sin su placet, será su interlocutora con el concejo deliberante.

El nuevo tablero no reformula aspectos drásticos y la dependencia será la continuidad, autonomía absolutamente neutralizada, sin margen para decisiones que cambien un rumbo que irá atado al futuro de la presidencia de la nación y la gobernación

blankSe vivió la insólita desaparición del Frente Para La Victoria, el partido del gobierno y Unión Ciudadana fue una demostración del deshilachamiento del poder que ya fue. Se concurrió a votar con el espejo de Venezuela, con más ex funcionarios presos dentro del distrito de General Pueyrredon que agitó aún más el alto nivel de rechazo del kirchnerismo.

Hoy el oportunismo del oficialismo echó mano a Baragiola, pero no tiene a Dios agarrado de las patas ni mucho menos. No es un jardín su tránsito hacia una futura candidatura a intendente en 2019. Para ser generosos habrá tantas flores como espinas, en su calidad de armadora y constructora sus señales no han sido las mejores.

Hoy es la candidata de la necesidad, la apelación al bote salvavidas, cuando la embarcación sufre un rumbo y hay que achicar el agua para que no se supere la línea de flotación y evitar el hundimiento.

Inoportuno a veces, desafortunado en otras ocasiones, el intendente ha dejado su impronta en la gestión. El paquete lo compraron llave en mano el PRO, la UCR y la CC, fueron en la misma sociedad y aceptaron la adquisición. Hace dos años el clima fue de fiesta y ahora se justipreció a un valor elevado esa hipoteca que hay que levantar. El primer y crucial paso ya se ha dado, la ciudadanía ratificó con su aval supremo: el voto.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Un comentario

  1. Genial, Jorge Elías. Un análisis 99% exacto, perfecto.