Portada

Aldrey Iglesias y sus 3 sobrinas: la trazabilidad judicial que los conduce al vacunatorio Vip

 

 

blank

 

 

Se conocen datos sobre cómo Florencio Aldrey Iglesias y sus tres sobrinas, Lourdes, Matilde y Dolores Noya Aldrey, accedieron a la inoculación en el vacunatorio vip montado en el Ministerio de Salud.

De acuerdo a la trazabilidad, que la investigación judicial desarrolló en la causa para establecer cuál fue la metodología utilizada, que los dejó insertos en una acción calificada como un delito y  postergó el acceso a sus respectivas dosis, a personas que no lograron llegar a las mismas y esperaban sus respectivos turnos.

Confirma lo adelantado por mdphoy.com sobre la entrega del certificado y la fecha de aplicación de la segunda dosis, para la familia del empresario y propietario del Multimedios La Capital. También entre otros, figuran apuntados en el informe Hugo Moyano y Daniel Scioli.

La periodista Lucía Salinas tuvo acceso a datos del trámite judicial, que publicó ayer en el matutino Clarín, donde describe cómo se montó el operativo de vacunación que permitió lo que se dio en llamar como “saltar la fila” que en estos casos consistía en eludir los turnos del plan de vacunación dispuesto en el país.

“Se vacunaron 10 personas por orden del Sr. Guille en el Ministerio de Salud, a las que se les entregó el correspondiente carnet de vacunación”, fue la respuesta, sostiene la periodista.

Y agrega “Ese día fueron inoculados Seza Manukian, Horacio Verbitsky (aunque se lo consignó como Verbitsky), Lourdes Noya Aldrey, Matilde Noya Aldrey, Dolores Noya Aldrey, Felix Eulogio Guille, Florencio Aldrey, Jorge Enrique Taiana, Salomón Schachter y Eduardo Felix Valdes”, detalla el informe.

La nota que lleva la firma de Lucía Salinas lleva como título Vacunatorio Vip: un informe judicial certifica que el Hospital Posadas aplicó 385 dosis de manera irregular.

Y precisa que: La Procuración de Investigaciones Administrativas le informó al fiscal Taiano sobre anomalías en el plan de inmunización. Las vacunas estaban destinadas a personal de salud pero quienes las recibieron no figuran como tales.

 La nota completa cuya transcripción textual dice lo siguiente:

La Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) a cargo del fiscal general Sergio Rodríguez entregó un informe ante el fiscal Eduardo Taiano que investiga el caso conocido como Vacunatorio VIP. En el documento, al que accedió Clarín, se reflejaron irregularidades respecto a personas que fueron inoculadas en el Hospital Posadas, números que no condicen con el personal sanitario y vacunas que fueron desviadas al Ministerio de Salud.

Fue a comienzos de este año que estalló el escándalo que derivó en la renuncia de Ginés González García como ministro de Salud. Como resultado del Vacunatorio VIP, la PIA abrió un expediente en el que impulsó las primeras medidas en el caso: una de las principales sospechas es que la lista de dirigentes, sindicalistas y empresarios que se habrían vacunado con privilegios podría ser mucho más amplia.

Hugo Moyano, su esposa y uno de sus hijos de 20 años; el periodista Horacio Verbitsky; el diputado Eduardo Valdés; el senador Jorge Taiana; el empresario Florencio Aldrey Iglesias, sus familiares Lourdes y Dolores Noya Aldrey; los empresarios Seza Manukian y Félix Guille; Carlos Zannini y su esposa; Daniel Scioli y Eduardo Duhalde, son parte del listado de quienes recibieron la vacuna la Sputnik V como parte de un circuito irregular implementado desde el Ministerio de Salud.

Para realizar un entrecruzamiento de los datos, se pidió el listado de aquellas personas que recibieron la vacuna Sputnik en el Hospital Posadas, como también en el Ministerio de Salud. El recorrido entre ambas instituciones también fue analizado, corroborando su utilización de forma irregular.

Este expediente que impulsó la PIA se ocupó de un conjunto de vacunas que se destinaron “para ser aplicadas a funcionariosfamiliares de funcionarios, celebridades o personalidades destacadas de la vida política, sindical o pública del país, apartándose así de los Lineamientos técnicos para la Campaña Nacional de Vacunación contra el COVID-19″, reseñó la Unidad de Admisión y Detección Temprana.

Pero además, se dio inicio al caso al entender que se “estarían poniendo de manifiesto serios abusos de poder en el cumplimiento de la función pública“. Los posibles delitos pueden incluir las negociaciones incompatibles con la función pública como la malversación de fondos públicos.

Bajo esos lineamientos, la PIA delimitó el objeto procesal a las vacunaciones irregulares llevadas a cabo con dosis de Sputnik V, asignadas al Hospital Nacional Posadas, “respecto a personas que no cumplían con los criterios de prioridad epidemiológicos y el esquema de etapas previamente establecidos, y/o en los formularios pertinentes consignaron una categoría falsa de trabajadores sanitarios, habrían sido inoculadas en la institución médica referida, el Ministerio de Salud de la Nación y domicilios particulares”.

En ese sentido, se pidió toda la documentación al Hospital Posadas, que declaró haber recibido un total de 7.300 dosis contra el Covid-19 (5.150 de componente 1 y 2.150 de componente 2 de Sputnik).

Cuando prestó declaración testimonial, Alberto Maceira, titular de la Dirección Nacional Ejecutiva del Posadas, dijo: “El hospital comenzó la campaña de vacunación con la directiva verbal ministerial (Dr. Arnaldo Medina) de vacunar solo a su propio personal con vacunas provenientes del Ministerio de Salud de la Nación en forma directa. Dado que su plantel es significativamente más numeroso que el de la media de los hospitales, estas dosis se aplicaron en los primeros días sin alcanzar a cubrir a la primera población objetivo de mayor exposición: cuidados críticos, emergencias y virología. Por ello se recibieron dosis del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.”

La ventana de tiempo bajo investigación en este caso, remite al período del 29 de diciembre de 2020 al 23 de febrero de 2021, para establecer si las personas que fueron inoculadas en el hospital y que fueron clasificadas como “Personal de Salud” en el sistema NOMIVAC, realmente revisten funciones o prestan servicios en ese complejo sanitario.

Para tal finalidad, la PIA segmentó de la base de datos del NOMIVAC a todas aquellas personas que recibieron vacunas en el Posadas. Cruzaron dos variables inicialmente. Por un lado, aquellas personas a las que se les aplicó alguna dosis contra el Covid-19 (cualquiera sea), entre la fecha determinada, y se contrastó con la totalidad de la nómina del personal que presta funciones en el hospital (contratados, permanentes, designación transitoria en planta permanente, monotributistas no asistenciales, monotributistas asistenciales, residentes y becarios).

Finalmente, respecto a aquellas personas que se encuentran catalogadas como “Personal de Salud” pero que no pertenecen a la nómina del Hospital Posadas se realizó un cruce con la nómina de datos del REFEPS81. Ello, a fin de dejar consignados en la nómina sólo a aquellas personas que no se desempeñan como “Personal de Salud”.

La planta del Posadas se encuentra formada por 5.477 agentes. “El total de personas vacunadas por el Hospital Posadas, según el sistema NOMIVAC, fue de 4.386 (desde el 29 de diciembre de 2020 al 23 de febrero de 2021)”, informó la PIA como dato inicial.

A continuación, se detalló que en el Posadas se aplicaron un total de 5.985 dosis. De ese total, 5.962 fueron catalogadas como aplicadas al “Personal de Salud”, 19 como aplicadas al “Personal Esencial” y 4 fueron catalogadas como aplicadas a “Personas de 60 años o más”.

Hay otro desagregado: de las 4.386 personas inoculadas, 4.372 fueron consignadas como “Personal de Salud”, 19 como “Personal Esencial” y 4 personas catalogadas como “Personas de 60 años o más”.

El dato que resaltó la PIA es que sólo 3.789 personas de las 4.372 que fueron vacunadas en el Posadas están catalogadas como “Personal de Salud” en NOMIVAC y pertenecen efectivamente a la planta del citado centro sanitario.

Por ese motivo, la Procuraduría sostuvo que las restantes 583 personas que se encuentran clasificadas como “Personal de Salud”, conforme la información aportada por el Hospital Posadas, “NO pertenecerían a la nómina de personas que prestan servicios allí”.

Respecto a esas 583 personas, “existen 198 personas que se encuentran registrados en la base de datos del REFEPS, pero no prestarían servicios en el Hospital Prof. Alejandro Posadas”.

Así, en total habría “385 personas que fueron clasificadas como ‘Personal de Salud’ que cumplen con los siguientes requisitos: no prestarían servicios como ‘personal de salud’ en el Hospital Prof. Alejandro Posadas; y no se encontrarían registradas en la base de datos del REFEPS como ‘Personal de Salud'”.

Finalmente, de las 19 personas que fueron clasificadas como “Personal Estratégico”: tres de ellas pertenecen a la nómina del personal del Hospital Posadas.

Vacunas para el Ministerio de Salud

En otro tramo del informe, se dejó constancia que 15 vacunas fueron trasladas para ser aplicadas el 18 de febrero en el Ministerio de Salud: “Las vacunas contra Covid-19 se trasladaron al Ministerio de Salud en una conservadora plástica con los refrigerantes previamente congelados y con hielo seco para conservar la temperatura. Las vacunas llegaron a destino congeladas debiendo esperar el descongelamiento para su aplicación”, explicaron desde el hospital.

La PIA preguntó a cuántas personas inocularon en las instalaciones del Ministerio, el 18 de febrero.

“Se vacunaron 10 personas por orden del Sr. Guille en el Ministerio de Salud, a las que se les entregó el correspondiente carnet de vacunación”, fue la respuesta.

Ese día fueron inoculados Seza Manukian, Horacio Verbitsky (aunque se lo consignó como Verbitsky), Lourdes Noya Aldrey, Matilde Noya Aldrey, Dolores Noya Aldrey, Felix Eulogio Guille, Florencio Aldrey, Jorge Enrique Taiana, Salomón Schachter y Eduardo Felix Valdes, detalla el informe.

Lucía Salinas

 

 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*