Ciudad

A partir de la próxima semana volverán a restringir acceso al Palacio Municipal

lloEl intendente Carlos Arroyo retomó este miércoles una iniciativa que a mediados de febrero, cuando todavía su nivel de popularidad y credibilidad estaba intacto, desató polémicas, críticas y rechazos.

Así pues volvió a disponer la instalación de una mesa y una cámara de seguridad en el acceso principal al Palacio comunal donde a partir del primer día laboral de la próxima semana, los efectivos de la Policía Local deberán condicionar el acceso tanto a los ciudadanos como a los empleados municipales, quienes para poder ingresar deberán dejar asentado nombre y apellido, número de documento e informar sobre cuál es el propósito de la visita.

Se desconoce si la orden de restricción condicionará a los funcionarios y ediles a presentar, ante la guardia palatina, sendas declaraciones juradas de bienes patrimoniales para acceder al condominio que comparten el Ejecutivo y el Concejo Deliberante. En cuyo caso, el hombre del “impermeable azul” y su hijo Guillermo, que preside el bloque de concejales de Agrupación Atlántica-Pro, deberán darse prisa para cumplimentar sus respectivas declaraciones que desde el 10 de diciembre último, continúan siendo la asignatura pendiente de ambos.

Los efectivos de la fuerza local, apostados en el Palacio, no recibieron de buen grado el ukase impartido, pues aún resuenan en sus oídos las expresiones prosaicas de algunos vecinos enfadados que ponían en tela de juicio la santidad de sus madres.

La controvertida medida volvió a dividir aguas entre los amantes nostálgicos del orden y quienes objetan que el derecho de admisión que se arroga el jefe comunal colisiona con la Ley Orgánica de las Municipalidades (Decreto-Ley 6769/58 y sus modificaciones), en cuyo articulado referido a las Competencias, Atribuciones y Deberes del Departamento Ejecutivo, no existe la facultad de este tipo de “acreditación” para el ingreso de los vecinos y trabajadores a los edificios municipales.

Roberto Latino Rodríguez

2 Comentarios

  1. dan risa. Cuando le entran los piqueteros, no los paran, y al que va a hacer un trámite le piden el ADN.

  2. El Palacio Municipal es un espacio publico que le pertenece a todos los Marplatenses, que tienen sus impuestos al dia,como yo.
    Condicionar la entrada y ser sometidos a un examen de identidad e interrogatorio, es un acto Facista y anti costitucional, Pulti hizo lo mismo.
    Me da verguenza ajena estas acciones autoritarias de personajes que estan puestos ahi y cobran sus sueldos gracias a nosotros,a nuestro voto.Han convertido la Municipalidad en un conventillo de politiqueria bananera y corrupta…¿A que le tienen miedo?.