Portada

Mar del Plata se cae sola: Estado ausente; el relato Montenegro impresentable

Fue el anteúltimo mensaje de apertura legislativa de su mandato, hay una conclusión excluyente: desconfiar de Montenegro. Lo cual es una invitación a no creerle. Su gestión muy a las claras es deficitaria, cargada de gestos superfluos y mucho por hacer, casi todo. Obras y servicios están peor de cómo los recibió. Todo por hacer.

También seguridad, zona roja, salud, transporte, tránsito, tratamiento del predio de disposición de residuos, estado económico financiero, política de personal, gasto político y fundamentalmente, actos ligados a sospechas de irregularidades que ya rozan la transparencia.

Si nos atenemos a los armados políticos, nunca tuvimos en la historia un intendente que no se pueda tomar vacaciones. Nunca lo terminó de explicar cómo y por qué Lauría encabezó las lista de concejales con la cual asumió. Tampoco la inserción y luego la expulsión de CREAR del ex Lucas Fiorini, para darle lugar a un forastero como Alejandro Rabinovich. La incorporación de Mercedes Morro, referente de Luis Barrionuevo y ampliamente derrotadas en la UTGHRA. Todo es muy turbio como en  el Departamento Ejecutivo. También acá la claridad está ausente.

Hay una declaración de emergencia en áreas primarias de la ciudad. Ya va por la cuarta prórroga del tratamiento del predio de disposición final de residuos, cuyos oferentes están cartelizados y todavía no apareció el pliego de licitación.

El transporte urbano de pasajeros, su primer gran desafío, fue un fracaso y hoy todavía el procedimiento está difuso. Su intervención en una distribución de subsidios al interior del país, se produjo cuando surtió efecto la acción coordinada entre Córdoba, Santa Fe y Rosario, cuando el tema explotó en todo el país.

Ahí recién Montenegro encontró la SUBE cargada. Es muy evidente, deja las huellas digitales marcadas. Digamos que explota muy bien su experiencia como hombre de la justicia, un pilar de su desapego a la gestión, no tomar decisiones, dilatarlas y esperar. No se sentirá propietario de su desvelo o que algo quede sin hacer. Fotos, imágenes, burdas exposiciones para intentar llegar a las franjas menos exigentes de actos de gobierno que merezcan espacio.

Le restan 650 días de sus 1.460 días de gobierno que se iniciaron en 2019, una gran parte de ellos en 2023, el próximo año político, los cuales se caracterizan porque están atados a candidaturas y elecciones. Líbero, como se lo califica, es aquel que llega a todas las pelotas en el futbol, el último hombre, el que no puedo fallar, si tiene también un exceso de protección mediática, pero igual tiene la canasta llena.

La grieta y el kirchnerismo, que no dejan de concederle beneficios como en noviembre de 2021, que a pesar de lograr el 66 % de las banca en juego no alcanzó la mayoría en el HCD por sus propios defectos, son errores no forzados. Así,  tiene que pagar el precio de recurrir a Acción Marplatense, que va licuando como su aliado la última cuota del enorme poder que disfrutó en el 2007 y 2011. De esa última estela va prendida la soberbia del intendente. Rasca el fondo de la olla.

Montenegro es una caricatura que se construyó a expensas del alto grado de rechazo que el peronismo kirchnerista le provoca a la ciudadanía. El PRO edifica parasitariamente, ¿en realidad alguien observa algún tipo de devoción por Larreta, Santilli o la ex gobernadora? que hace tres años que no aparece por Mar del Plata, quizás muy a sabiendas del paquete que le dejó los marplatenses.

El tratamiento sumarísimo por el cual Guillermo Montenegro, devolvió todas las prerrogativas indebidas en concesiones directas, permisos de explotación, exenciones y tasas e impuestos impagos, que incluyeron la explotación de un casino clandestino en una postal de la ciudad, al empresario Florencio Aldrey Iglesias que junto a sus 3 sobrinas, accedieron a un vacunatorio vip cuando en la ciudad hay 3.000 muertos y en el país 125.000 por la falta de vacunas en tiempo y forma.

“Trabajo para los vecinos y los marplatenses”, dice Montenegro. Los hechos y los archivos dicen todo lo contrario, le entregó a Aldrey Iglesias una súper millonaria suma de recursos públicos, en una decisión cargada de indulgencia, así como además son pavorosas para una municipalidad agotada, las cifras que disponen para publicidad oficial.

Una demostración del Estado ausente en el discurso de Montenegro

Punto por punto

*Abordó la austeridad desde el gobierno municipal cuando tiene la máxima cantidad de funcionarios políticos desde 1983. Parceló el gabinete y entregó cargos para  cada sector o espacio político a cambio de apoyo. Es increíble la cantidad  de 170 funcionarios políticos, el doble de la media histórica de la ciudad.

*En cuanto a los celulares se les retiró a los funcionarios en diciembre de 2015, cuando había quienes tenían  2 teléfonos que pagaba la municipalidad, ya recibió el gobierno sin este gasto.

*Resaltó la inversión privada pero sólo se observa en la producción privada de licorería del gin, mientras desconoce la falta de apoyo a los  sectores PYMES de la pesca, absolutamente abandonados con trámites de una burocracia interminable.

*La ciclovía y el transporte público de pasajeros, se presentan nuevamente como una expectativa, pero en realidad son la tapa de una enorme deuda por falta de gestión en fracasos estrepitosos.

*El Estadio José María Minella tuvo un abandono como nunca en 40 años. El césped está en condiciones a costo del club Aldosivi y se caerán las torres de iluminación, por las parrillas oxidadas con más de la mitad de las lámparas que ya no funcionan.

*En este caso el intendente ignoró cinco llamadas y pedidos de audiencia, de interesados en la explotación a cambio de una adecuada puesta a punto, con las exigencias propias para transmisiones televisivas de última generación.

*Habló de una ciudad segura y ordenada, pero en los dos últimos años el control de tránsito pasa por su peor momento,  reflejados como los hechos desgraciados conocidos de la costa,  tránsito es una dependencia abandonada.

*Hasta hubo un aumento en el índice delictivo aún en la pandemia. Manifestó que iba a trabajar desde el COM donde no funcionan las cámaras y los operadores son cada vez más escasos.

* La Salud es un dato funciones que no se cumplen. Los turnos en centros de salud son por agenda virtual, tienen 12.000 turnos de demora, es imposible abordarlos porque no atienden ni desde la puerta.

*Están desarmando la coordinadora de la central  de vacunas. Bajó la cantidad de vacunación.

*Hubo 3.000 muertos por el COVID y ni lo mencionan.

Jorge Elías Gómez

 

Un comentario

  1. Eduardo Andriotti Romanin

    Espera el Sexto año de Mandato!!!! o sea que en el 2025 MDP recien va a despertar!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*