Política, Portada

Las jubilaciones cayeron 1.100 % en 4 años: casos que pierden $ 150.000.- de bolsillo por mes

 

Se tomó como referencia un caso que no es una jubilación de privilegio. Como base y en relación al equivalente de $ 17.000.- percibidos como primer haber mensual jubilatorio en octubre de 2017, la pérdida del poder adquisitivo en el transcurso de los últimos 4 años, cayó el 1.100 %.

Es la disminución del valor del peso en relación al valor del dólar blue que cerró ayer en $ 205.- o sea que la pérdida de bolsillo de un jubilado orilla en $ 148.277.- por mes, que quedan en manos del Estado.

Ese es el monto que en la actualidad deja de percibir un pasivo, en la liquidación mensual de la ANSES. Surge tras la aplicación de fórmulas de actualización, sobre un capital constituido por aportes certificados y efectuados sobre salarios durante 45 años a 2 cajas de jubilaciones, según constataciones de la propia Administración Nacional de Seguridad Social.

En este tren de comparaciones el dólar mayorista cerró ayer la rueda en $ 100,15, cuatro centavos arriba del cierre del martes, mientras el minorista se mantuvo en $ 105,25 en Banco Nación y en $ 105,67 en el promedio de las entidades. Así, el dólar “solidario” cotizó en $ 174 en promedio, unos $ 31 por debajo del blue.

Pero tampoco ninguna de estas variantes, entran en las fórmulas de actualización de las jubilaciones que dispone la ANSES.

El vaciamiento de las cajas previsionales, constituido en un clásico de las políticas económicas, produce la emisión que va licuando el valor de la moneda, condenando a beneficiarios a una lenta pero paulatina y dramática carrera a la pobreza en sus últimos años de vida.

Son la cara de parte del ajuste que sobrevendrá una vez más desde la política, que ha tomado a jubilaciones y pensiones como las variables para que cierren las cuentas públicas.

Quienes perciben importes mensuales en el orden de los $ 56.723,01, por ejemplo en el caso tomado, quedaron afuera en distinta proporción, de los últimos aumentos en porcentajes o sumas fijas que como compensación al proceso inflacionario determinó la ANSES por decreto.

Con otro agravante, posiblemente hoy o mañana, se conozca el nuevo valor de la remuneración jubilatoria a partir del 1º de diciembre, para este y otros casos. Se cobrará en los últimos días del mes próximo, ya en la práctica la diferencia por la actualización será consumida anticipadamente, por los efectos de la inflación acumulada para noviembre y diciembre. Ya en marzo de 2022, los jubilados serán “puestos al día”, cuando decreten una nueva fórmula de desactualización real.

 

 

Un comentario

  1. O sea que los jubilados estamos demás..ya somos obsoletos…estamos a la buena de Dios…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*