Política

Cortocircuitos entre Duhalde y Lavagna por Cristina y por las PASO

El exministro tomó distancia de las gestiones entre ambos expresidentes; debaten si habría que aceptar primarias
blank
Eduardo Duhalde y Roberto Lavagna, en una cita en 2010 Fuente: Archivo
Pese a que son socios políticos inseparables, Roberto Lavagna y Eduardo Duhalde exhibieron en las últimas semanas ciertas discrepancias que quedaron expuestas. El exministro de Economía y casi precandidato presidencial cuestionó en forma interna el acercamiento de Duhalde al kirchnerismo y sus diálogos «secretos» con la ex presidenta Cristina Kirchner.

Por su parte, el expresidente comienza a objetar la resistencia tajante de Lavagna a aceptar las elecciones primarias PASO como mecanismo para resolver la candidatura presidencial de Alternativa Federal con Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto. Ahora, cree que hay que considerar esa opción porque facilitaría la conformación de la coalición y legitimaría al vencedor.

Desde las tiendas de Lavagna, desde un principio, deslizaron que las gestiones de Duhalde con Cristina Kirchner eran «no autorizadas» y que el exministro «no será candidato de Cristina» ni permitirá «un acuerdo» que podría interpretarse de impunidad judicial.

El expresidente ya detuvo esas gestiones. Su objetivo era lograr que Cristina Kirchner se retirara de la contienda y permitir la unificación del peronismo para las presidenciales del 27 de octubre.

El lavagnista más vehemente contra Duhalde y contra el kirchnerismo siempre fue Julio Bárbaro. «Lo único que no vamos a hacer es acordar con Cristina, somos todo lo contrario a ella», señaló hace unas horas en la intimidad.

El conflicto se desató desde que Duhalde dijo en un reportaje al diario LA NACION: «Cristina me envió un mensaje, me dijo que no veía mal lo de Lavagna». En el mundo de Lavagna se encendieron todas las alarmas porque ello suponía un acuerdo en marcha entre Alternativa Federal y el kirchnerismo.

Fuente: Diario La Nación

Los comentarios están cerrados.