Arte y Cultura, Cine

Volver a morir

Por Mex Faliero

Maratón Harry Potter
Dirección: Chris Columbus, Alfonso Cuarón, Mike Newell, David Yates
Intérpretes: Daniel Radcliffe, Rupert Grint, Emma Watson, Robbie Coltrane, Michael Gambon, Alan Rickman
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (-HD en castellano- del jueves 23 al jueves 30 de junio: todos los días a las 17:00)

A razón de una por día, se reestrenan las siete películas que hasta ahora componen la saga del joven aprendiz de mago. Todo, claro está, con motivo del estreno de la última parte, que llegará a mediados de julio y que promete romper la taquilla universal. A saber: cada película se verá en una sola y única función, empezando por Harry Potter y la piedra filosofal (jueves 23) hasta llegar a Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte I (jueves 30). Para los fanáticos (entre los que este cronista no se encuentra) la posibilidad de retomar nuevamente la saga en pantalla grande y reencontrarse con una historia que ha sabido, de alguna manera, convocar al público infantil y adolescente de su tiempo, con su mezcla de fantasía y drama sobre el crecimiento, y los dolores que ese proceso conlleva. Ya en lo personal, salvo Harry Potter y el prisionero de Azkaban, sí un film imaginativo y ligero, deudor en lo necesario de su original literario, la saga resulta redundante, aburrida, carente de la magia que debería exhibir un film donde, supuestamente, este elemento es tan importante. Casi un qualité para niños, en algunos años ya nadie se acordará de este inane pasatiempo.

8 minutos antes de morir (Source Code / EE.UU. / 2011 / 93 minutos)
Dirección: Duncan Jones
Intérpretes: Jake Gyllenhaal, Michelle Monaghan, Vera Farmiga, Jeffrey Wright, Russell Peters
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (-35 mm subtitulada- todos los días: 16:30 – 18:30 – 20:30 y 22:30. Sábado y domingo también: 14:30. Sábado también: 00:30)

Colter Stevens (Gyllenhaal) es un militar que despierta en un tren con la apariencia de otra persona. Sin embargo, y sorpresivamente, el tren en el que va estalla por los aires. Pero Colter no muere, sino que es devuelto a la matriz de “source code”, un programa secreto que permite sustituir identidades para conocer una escena del crimen determinada e investigar qué fue lo que ocurrió. Por eso, a Colter, le facilitarán el ingreso a ese tren una y otra vez, hasta que descubra cada vez en esos ocho minutos del título una serie de pistas que puedan descubrir quién plantó la bomba en el tren. La premisa está rodeada de elementos sumamente ingeniosos, que habrá que ver si con el recorrer de la trama se convierten en inteligentes. Se sabe: el ingenio es, a veces, enemigo de la inteligencia. Sin embargo, deberíamos confiar en Jones (sí, el hijo de David Bowie), quien con su ópera prima Moon elaboró un drama filosófico sobre la identidad sumamente atractivo. Aquí con más presupuesto, más elenco y una apuesta por el entretenimiento, parece jugarse una carta fuerte en el mapa de realizadores hollywoodenses. Hay nombres atractivos y una premisa que, si funciona, puede deparar una hora y media de pura tensión y sorpresas.

Aballay, el hombre sin miedo (Idem / Argentina / 2010 / 100 minutos)
Dirección: Fernando Spiner
Intérpretes: Pablo Cedrón, Nazareno Casero, Claudio Rissi, Mariana Anghileri (AKA Moro Anghileri), Lautaro Delgado, Gabriel Goity, Horacio Fontova, Luis Ziembrowski
Sala y horarios: Cine Ambassador (-35 mm en castellano- todos los días: 15:00 – 17:15 – 19:30 y 21:45. Viernes y sábado también: 00:00)

Entre los múltiples géneros que el cine argentino no aborda, ya sea por falta de presupuesto o de ideas, el western es tal vez el más ausente. Más allá de la dudosa vigencia del género (en cuanto a lo puramente western, ya sabemos que el género se trafica en diversos envases) y de su procedencia eminentemente norteamericana, por estas tierras hay una relación con la literatura gauchesca que podría haber sido explotada más habitualmente. Y un poco es eso lo que intenta Spiner, un director que hasta la actualidad ha desarrollado interesantes propuestas visuales, aunque ha defeccionado desde lo narrativo. De todos modos, no deja de ser un director interesante. Aballay, el hombre si miedo se vio en el último Festival de Mar del Plata y resultó, según las referencias que uno pudo conseguir, un producto atractivo en su cruza de western con gauchos. Aquí, un cruel asesino tiene una especie de epifanía luego de ver la cara del hijo de una persona que acaba de matar, y por eso decide castigarse quedándose en su caballo, sin volver a pisar el suelo. Pero años más tarde, aquel niño convertido en un adulto decide vengar la muerte de su padre. Spiner incorpora, a partir del cuento original de Antonio Di Benedetto, un punto de vista que roza el misticismo y las creencias religiosas, y junto al western y lo gauchesco termina por conformar un particular combo.

No me quites a mi novio (Something Borrowed / EE.UU. / 2011 / 103 minutos)
Dirección: Luke Greenfield
Intérpretes: Kate Hudson, Ginnifer Goodwin, John Krasinski, Steve Howey, Ashley Williams, Peyton List, Colin Egglesfield, Jill Eikenberry, Sean Patrick Reilly, Eric West
Sala y horarios: Cines del Paseo (-35 mm subtitulada- todos los días: 16:40 – 19:00 y 21:45. Sábado también: 00:10. Sábado y domingo también: 14:20)

Tanto quejarnos y la comedia romántica nos ha brindado, con las recientes Amor a distancia y Amigos con derechos, dos ejemplos perfectos de cómo mirar el género desde el presente, aún manteniendo sus clichés y sus elementos típicos. Por eso, uno puede renovar la fe y esperar algo de No me quietes a mi novio, aunque hay también por ahí algunos signos de alarma. La trama es la clásica: chica solterona y chica exitosa, son grandes amigas. Pero, sorpresivamente, la solterona amanece un día en la cama de un joven, que no es otro que el prometido de la exitosa. De ahí, los enredos que uno se imagina con las posibles consecuencias cómicas. Entre lo interesante que puede tener este film, tenemos a Ginnifer Goodwin, una efervescente comediante que demostró su talento en el género dentro de ese fallido mapa romántico de Simplemente no te quiere. Pero la contrafigura de la irritante Kate Hudson nos hace horrorizar un poco, y pensar lo peor. Para balancear tenemos al director: Greenfield tiene las tonta Animal y la más lograda The girl next door. Algo bueno y algo malo, en la indefinición que se encuentra la comedia romántica en la actualidad.

Consultar la cartelera acá

Los comentarios están cerrados.