Ciudad, Política

Visto, oído y comentado en el HCDelirante

Con problemas de surtidor. Anduvo la Dirección de Tránsito, que depende de la Secretaría de Gobierno a quien abastece de escasos $$$ la Secretaría de Hacienda. A tal punto llegó el asunto, que hubo que desviar 10.000 litros de combustible, para volver operables algunas unidades de la dependencia de la patinadora.

No salían de su asombro. Un cliente que hacía la cola del único cajero automático, que funcionaba en el Banco de la Provincia, casa matriz, al rayo del sol varias horas, observó como Claudia Rodríguez y Eduardo Bruzzeta (portafolio en mano), comentaban lo brava que viene la mano.

Cargados de dudas. Su futuro como funcionarios públicos se vuelve tormentoso, pero no podían creer que se pudiera llegar a tal extremo. Un ente descentralizado debió enviar una cisterna con el combustible y en algunos casos trasvasarlo a los clásicos bidones. Casi es de no creerlo pero el hecho está híper confirmado.

A CFK no le gustan los mangueros. Algún “cacho ´e carne” en el quincho de Villate, con foto de cara de feliz cumpleaños de Pulti junto a Néstor, dio la pauta de que el ex presidente, curtía otra forma de hacer política. CFK no está en la misma onda, pero profundizando más,  a la viuda de Néstor no le agradan los intendentes mangueros, y tampoco los intendentes radicales. Es obvio, que Pulti está entre los primeros (los mangueros) pulgar para abajo o bolilla negra, como usted prefiera.

A $ 500.-por barba. Salió salado el cubierto, y no pasó presupuesto ni el Hermitage ni el Hotel Provincial, que dibujan las boletas. Hubo que hacer supremos esfuerzos, para conservar la tradición del Club River. La sede de Los Andes y Juan B. Justo, es elegido por Acción Marplatense, para los festejos, aniversarios, lanzamientos etc.

Pero el crédito se agotó. Un concejal oficialista refunfuñaba por el precio de $ 500.- por cada funcionario político y todos los concejales, pero hubo que explicarles que todavía había una cuenta del año pasado y había que pagarla, así que hubo que ponerla toda para ir a cenar, e invitar, para llenar el salón. Al jefe se lo vio un poco perdido y errático en el discurso del brindis. Tantas horas de trabajo, protocolo y sinsabores, están haciendo mella.

El peregrino Daniel Rodríguez. Siempre en la búsqueda de un candidato que los salve a todos. Lo hizo con Katz y advirtió “Yo ya se lo le dije a Felipe (por Solá), es ahora no después, bien de rufián. Luego se embarcó con Sergio Fares y mucha bola no le dieron, pero le sirvió para seguir prendido. En el Casino lo están esperando para darle una propina o para propinarle su merecido, por las dudas no aparece.

Pero ahora va por más. Quiere ponerle límites a Pulti, otro que no está en la doctrina pero que gana elecciones, a tal punto de dejarla con las ganas a Cristina que anunció un intendente del P.J. en el 2007, en el Teatro Auditorium. Sería bueno que Dabniel Rodríguez se presente solo, a ver quien lo vota, que le habiliten una colectora, estaría bueno.

Pero no nos vayamos por las ramas. Adela Segarra, Carlos Cheppi y Daniel Rodríguez armaron una comida con la asistencia de los trabajadores de las cooperativas sociales, obreros rentados del Plan Argentina Trabaja. Muy bien conducido en algunos casos puntuales locales. Adela a quien se la vincula con Ilarregui (un incondicional de Néstor), Cheppi a quien la quinta se le llenó de yuyos con la 125 (no le dio el cuero dijeron muy cerca de Balcarce 50) y Rodríguez, jugaron a meter miedo.

No suman ni medio candidato. Las disponibilidades económicas (de los tres) y vivir de la política (aspirando a seguir haciéndolo) tropiezan con una dificultad insalvable; no tienen candidato a intendente, necesitan un torneo de diez años (no de tres) para no irse a la “C”, pero aprietan al intendente, que comete un “pecado” hace obras con la plata del Tesoro Nacional. ¿Y…?

Tiran en nombre del proyecto. ¿Quién será el candidato a intendente del Frente Para la Victoria? Y no aparece. Nadie quiere vivir otra experiencia, como el apriete de la pérdida de 1.000.000 de litros de agua de la Plaza Mitre, que hizo definir a Pulti, a convertirse en candidato, sin que nadie repare en los daños, sin una investigación judicial,  y que increíblemente terminó con premios en el Concejo Deliberante, en un verdadero acto obsceno de cómo se despilfarran los dineros públicos.

Llegó la hora de jugar. El que dicen que va a salir a la cancha a defender el espacio es el doctor Diego Garciarena. El concejal considera que puede someterse al veredicto ciudadano, es un “Transversal” de la primera hora. No abandonó el barco como Katz (Daniel) ni anda llorando por los rincones como “Tato” Serebrinsky (dando vueltas manzana a ver si lo invitan a bajar como  en el acto de Margarita Srolbizer).

¿Una punta para negociar? “Diegote” arma y desarma, como mejor le convenga a él, su respaldo o rechazo a los proyectos de ordenanza de Pulti, no lo va a acompañar ni hasta la puerta del cementerio. Era lapidario con el actual intendente, cuando formaba equipo con Katz y Garivoto. Pero el ex alfonsinista, tiene vuelo propio y es rápido de reflejos.

Amaga como el otro Diego. Hace circular un rumor que de concretarse puede ser considerado como de rival a tener en cuenta. Si nada menos que José “Pepe” Albistur,  Gabriel Mariotto y Dante Dovena (y algún otro tapado de importancia) como acompañantes estaría dispuesto a jugar, veremos hasta llega el coraje.

Los comentarios están cerrados.