Ciudad, Política

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

blankNo era un gordo tan bueno. Protagonismo excluyente ha tomado en el affaire de la distribución de los subsidios de la ONCCA.  Fue funcionario del ex intendente Daniel Katz, quien le confiaba operaciones especiales, en su época de relación dorada como radical K y militante del movimiento transversal.

blankAhora comprometido. Supo ser un aplicado cuadro político y su laboriosidad le hacía juntar su almuerzo con la cena, dando cuenta de generosas picadas al caer la tarde en Sauro de la Diagonal, existente en esos años. Como subsecretario Legal y Técnico se cuadró bajo las órdenes del escribano Oscar Pagni y como responsable de Unidades Turísticas Fiscales, fue funcional a los acuerdos del ex intendente Katz con Florencio Aldrey Iglesias.

blankUn cadete con titulo. Cuentan en los mentideros que personalmente llevaba resoluciones y decretos al Hotel Hermitage, siendo regañado cuando no se cumplía con los plazos comprometidos. Hubo que remar para dejar conforme al beneficiario excluyente, de las excepciones y modificaciones al uso de suelo y las obligaciones, que se contraían en el pliego de concesión del Paseo Hermitage.

blankUn coro de amigos. Lo defendía como una persona incapaz de sacar los pies del plato. Pero sus inicios bajo la órbita de cobista Daniel Katz, lo apartaron de una senda que supo transitar. Desde ese entonces capitalizó pícaras maniobras, hasta que la derrota del Frente Para la Victoria, lo dejó sin ocupación.

blankUn ofrecimiento oportuno. Desocupado y con experiencia en administración pública, llegó a la ONCCA para manejar generosamente la distribución de subsidios, en el organismo que conducía Ricardo Echegaray. A través de un trabajo periodístico, se ha seguido la huella y hoy ha quedado apuntado por la justicia.

blankZafar sería casi un milagro. La investigación lo tiene contra las cuerdas a este abogado, y según las fuentes, vinculadas a la causa su situación es cada vez más comprometida, además tampoco cuenta con paraguas político bajo el cual pueda guarecerse. Sus padrinos oficiales no paran de involucrarlo como único responsable del caso de los subsidios truchos. Hay que ver donde se corta la cadena de encubrimientos y dicen que ahí es número puesto.

blankUna guardavidas lo recuerda. Al doctor Sergio Paleo, quien la hizo viajar desde Puerto Madryn a Mar del Plata y luego no la atendió, a pesar del compromiso telefónico que había asumido. La joven no lo podía creer, su viaje ida y vuelta desde la ciudad sureña le había consumido algunos pesos y su gran ilusión de ser parte del plantel de guardavidas, del servicio que Paleo manejaba con los concesionarios de los balnearios.

blankAl filo del reglamento. Quienes han formado parte de comisiones de adjudicación de obras y servicios públicos, dicen no haber visto nada igual en años. Es que los abogados de las tres propuestas para el destino de la vieja terminal, forman parte de las reuniones de evaluación, lo cual hace perder reserva de las actuaciones.

blankPresión asfixiante. Los letrados en representación de cada uno de los oferentes, actúan sin dificultades ni límites. Están absolutamente al tanto de cada una de las decisiones y meten presión de acuerdo a sus intereses. Lo cierto es que resulta inusual semejante situación sin que ninguna autoridad le ponga límites.

blankUna decisión apremiante. Ya se han expedido varias comisiones y colegios de profesionales. Como se ha filtrado, el dictamen de Legal y Técnica ya le bajó el pulgar al proyecto que patrocina el multimedios La Capital. El avance de los análisis de las propuestas, en cada una de las especialidades, lleva el mismo cariz. El proyecto Pelli es el más conveniente, desde todo punto de vista.

blankUna concesión precaria. A esta altura Néstor Otero ha perdido su horizonte de inversiones en la ciudad. Sus incumplimientos y sus vínculos con Ricardo Jaime, pagándole alquileres, prácticamente lo han sacado de la cancha. Su sola mención es contaminante y nadie quiere verse involucrado en esa red de corrupción que se investiga.

blankQuedó bajo la lupa. El empresario que opera la Estación de Omnibus de Retiro, firmó junto al ex intendente Daniel Katz el contrato que viabilizó la nueva terminal. Pero a partir de los alquileres que le pagaban los concesionarios a Jaime, todo ha quedado rodeado de sospechas, y espanta a cualquier evolución política sobre el tema. Por ahora se puede decir que se ha derrumbado un imperio. Además hay seria diferencia de intereses con su socio (como él lo denominó) Florencio Aldrey Iglesias. Son varios palos verdes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*