Política

Visto, oído y comentado en el H. C. Delirante

2230488h765Sergio Massa todo un remolón consuetudinario, ahora una falla técnica lo justificó, pero que tal si ajusta los tiempos así no perjudica a nadie. Se denominan renovadores, pero las caras de Cristina y Juancito, las huestes de Luis Barrionuevo y Hugo Moyano, los Galmarini, son su círculo en otra interna peronista. ¿Qué van a hacer con Scioli? Margarita se subió al colectivo correcto o iba para el Faro y la llevaron a Santa Clara. Sergio, el Papa Francisco y Amado Boudou, deslices o una mala racha, hay que tenerlo en cuenta. “Cucurucho” pide un ministerio a Macri, difícil que al chanco le salgan plumas.

Massita en la nebulosa peronista. Tarde como siempre, ahora fue por problemas de radares aéreos. Pero siempre las esperas son densas, como otros ídem. Desembarcó junto a Margarita Stolbizer en Playa Grande. El peronismo clásico, o parte de más de lo mismo lo acompañó, pero tampoco nada para volverse loco. En su etapa de confusión y desbande, un referente proveniente de la UCeDé y ex integrante del gabinete K, es para observarlo sin dejar de ser cauto.

De Frente Renovador, sólo el nombre. Massa es un entremés surtido de peronistas que se arriman. Quiénes son los renovadores, con las caras de siempre será difícil vender otro peronismo. Impactaba observar a Margarita en el zoológico donde imperaban los punteros de siempre. Hablar a futuro es primordial, en el electorado hay aversión a todo lo que sea P.J. le facturan el kirchnerismo y la orda de termitas que deliraban por los bolsos repletos de dólares.

Estuvo en la cocina K. Tuvo mucho vínculo con los gobiernos kirchneristas, como titular ejecutivo de la ANSES, intendente de Tigre y jefe de Gabinete de Ministros. No podía desconocer las maniobras que hoy sacuden el mapa político argentino. Fue uno de los que aconsejaba contratistas de servicios públicos al ex intendente Gustavo Pulti, en el despacho de éste.

17467Un perfil inquieto o inquietante. Fue uno de los impulsores de Amado Boudou al firmamento kirchnerista, cuyas consecuencias ya conocemos. No está clara cuál es su relación con el clan Moyano, Facundo fue nada menos que su primer candidato (definido con la billetera) a diputado nacional y tampoco cuál es la real influencia política de su familia política, muy afecta a la obsesión del poder. Detalles de menemismo, o de más kirchnerismo prolijo, según el foco.

Desde Roma cero onda. Mejor dicho desde el Vaticano,  el Papa Francisco, no olvida que era Sergio quien operaba por orden de Néstor para boicotear los tedeum en la Catedral Metropolitana por otros menos incisivos en Luján. En la actualidad aparecen relaciones que vinculan a esa diócesis con el monasterio de General Rodríguez. ¿Massa también desconocía todo esto? Difícil. No sólo se trata de romper con los K, luego de hacer los deberes y negociar con De Vido y López.

Entre oportunista y funcional. El peronismo que no sabe de contenciones lo tiene como expectante, y muy bien pudo haber sido funcional al P.J. en el 2015. No jugó a fondo con CAMBIEMOS, sino que hubo más bien oportunismo, si ganaba Daniel Scioli hubieran sido interpares en el triunfo. Algo que quedó flotando, cuando en el macrismo había tantos que aconsejaban la fusión como quienes la desalentaban.

Su coto de caza. Es el peronismo, esa legión de desencantados a quienes se les ha evaporado la conducción. Tiene varios armadores, pero para Massa es su coto de caza. El guiño a Margarita Stolbizer a jugar juntos, no termina de convencer. La diputada nacional puede traccionar votos independientes en un espacio común, pero los sapos son siempre difíciles de tragar.

Una cuestión de seducción. La flamante pareja política está en plena etapa de seducción del electorado (que tiene la cabeza en otra cosa). Ambos tienen en rigor una condición, un alto grado de previsibilidad muy necesaria para acuerdos de gobernabilidad y negociaciones política. Diálogo maduro, lejos de los extremos y ese no es un dato menor.

0813_massa_scioli_kirchner_g1.jpg_1853027552Qué hacer con Scioli. Ya es un dilema convertido en un conflicto puertas adentro. El ex candidato presidencial piensa jugar en el territorio bonaerense y José Manuel de la Sota, lo rechaza insistentemente. Massa ha obtenido posicionamiento en el directorio del Banco de la Provincia, pero no se observa que haya demasiadas intenciones de saber cuál ha sido el manejo de la institución durante los 8 años de Scioli.

Tirando redes. El abogado Mauricio D´ Alessandro, perteneciente al Frente Renovador, ha tomado contacto con Diego Bossio, ambos de Tandil, reman juntos para sumar en esa ciudad. La construcción es compleja, pero la espera del default de CAMBIEMOS, en especial de Mauricio Macri y sus políticas, los mantiene expectantes crecer si fracasa la prueba y error.

Un desliz lo dejó pegado. Tentado por las luces del centro, dominó (o intentó hacerlo) la política central que imponía CFK. Ni como intendente ni como jefe de los ministros, no debería desconocer cuál era el manejo de la obra pública que hacían Julio de Vido como José López desde el Ministerio de Planificación. Massita (como le decía Néstor) era quien mantenía fluida relación con los intendentes, siempre ávidos del paquete que manejaban desde el Ministerio de Planificación. No se lo ha escuchado demasiado a Massa al respecto, forma parte del pacto y no saca los pies del plato. Seguí participando.

569ea62da8722_660_360!Y ahora “Cucurucho”, ¿Derretido? Era un competidor para la intendencia pero se quedó sin aire en los tubos. Se le hizo pesado dejar de curtir la ola naranja. Su ánimo competitivo en la arena política lo elevaban a la consideración de sus grandes conquistas deportivas. Pero no, el objetivo que perseguía se está desinflando para Juan Curuchet.

Política y deporte. “Cucurucho” salió a pedirle al presidente de la Nación, un ministerio de Deportes. Inoportuno por los desequilibrios fiscales, pero suena además a ruido político que a un propósito consistente. Acostumbrado a la ola naranja del ex motonauta y a la arbitraria distribución de becas, el imbatible ciclista no midió el déficit que dejó su padrino político, tan afecto a las súper estructuras y al despilfarro de fondos públicos. Esta película ya la vimos.

Visto, oído y comentado en el H. C. Delirante 

ramosEl amarillo del PRO destiñe. Mar del Plata evidencia precariedad política para acompañar al presidente Macri. Hubo referentes que conspiraron para que esto suceda. Además han trasladado la prueba y error al ámbito municipal. Se achica Blanco y se agranda Cinto, hace falta algo más que instalar agenda. Muchos se preguntan por Juan Aicega. Andreucci a la cancha: Pulti puso toda la carne al asador, por ahora, preventivamente. Sueldos municipales. Cuando la tragedia se convierte en una farsa; ahora ya no se recauda para pagarlos.

El amarillo que destiñe. Mauricio Macri y María Eugenia Vidal desfilaron en Mar del Plata en octubre de 2015. CAMBIEMOS articuló el deseo de renovación para sacarle bolilla negra al kirchnerismo. Pero en el orden local es un partido vacío, sin preponderancia ni figuras expectantes ni cuadros políticos que asuman la representación que demandan tanto el presidente como la gobernadora.

La usina de los anuncios. El sistema de cámaras para infraccionar el tránsito y el metrobus se han convertido en anuncios, que persiguen instalar temas de agenda para un gobierno cuya iniciativa es morosa y aplastado por una herencia que no tiene parangones, o es difícil encontrarlos. El día a día es traumático por la propia gestión, además.

Las internas debilitan el poder. El PRO debió pasar sucesivamente por episodios, que no lo han dejado fortalecido sino con más fisuras en su precaria estructura política. “Lalo” Ramos, Emiliano Giri, inauguraron una serie de desencantos. Juan Aicega sería en principio el hombre que debería encabezar un atisbo de conducción.

giriPero su perfil no termina de cerrar. Aicega, no parece ser un político del palo de Macri y Vidal, no se le conoce otra militancia, por eso llama la atención que aparezca tan desdibujado, sin hambre de gloria. Su lugar cotiza en bolsa para cualquier político con aspiraciones, pero está claro que no asume su condición. Ni se postula ni se propone, un caso raro en la política. Su rol debería ser el de bastonero.

Con chapa de importación. En animada fiesta celebrada recientemente, con importantes presencias de integrantes del gabinete municipal dijeron “Cinto no sabe dónde está parado”. Se suponía que era el hombre que venía a llenar un vacío. Con Gustavo Blanco ya despidiéndose, le toca salir al escenario mayor al joven proveniente de la Capital Federal.

Lo espera un pelotón de fusilamiento. Su exposición ante la gravedad y cantidad de problemas que afronta el gobierno del doctor Carlos Arroyo, configura un serio riesgo de fracaso de otro hombre del PRO en la ciudad, máxime cuando ya estamos a poco menos de un año del turno legislativo. Cinto tendrá que aprender en 12 meses, lo que se aprende en 20 años. Y no es un juicio de valor sino sólo sentido común, además juega siempre de visitante, no tiene hinchada. Lo están sentenciando sus propios pares.

Fotos-MGP-Arroyo-Cinto-y-SchroederEn manos expertas. El identificador de llamadas lo dejó por lo menos sorprendido. El 0221 de La Plata ya lo puso en alerta al colega que atendió. “A que no sabes a quién tengo sentado esperando en el estudio” se escuchó desde la capital provincial. “No, no tengo idea” le respondieron desde Mar del Plata, surgiendo más precisiones, “Al ex intendente (por Gustavo Pulti) de Mar del Plata”, dijo el destacado abogado Carlos Andreucci.

La mejor defensa. Las complicaciones judiciales urgieron a un auspicio de importancia. Un top en la jerga. Queda demostrado, que semejante movida altera el sueño del afectado en la causa, en la que se investiga por el manejo administrativo y económico de la anterior gestión municipal. Si sorprende el enrevesado actuar de la justicia, podríamos estar en las vísperas de novedades importantes e infrecuentes en estos casos. Ya sabemos cómo son los tiempos de la justicia, así que dosis moderadas de alprazolam, pueden ayudar pero como siempre consulte a su médico.

De crisis en crisis. El recordado “Tano” Blas Aurelio Primo Aprile, lo repetía con frecuencia “El único que me fui, fui yo”, luego de haber renunciado a su cargo. Sólo dos años antes en 1999, había realizado una elección espectacular, pero la crisis se lo llevó puesto. Hoy muchos lo extrañan, pero su impronta dejó un sello en Mar del Plata. Lo corrieron para ser más exactos y lo “ayudaron” a irse, pero esa era la época del “que se vayan todos”.

Episodios que se repiten. Reponerse luego de la década menemista era un esfuerzo titánico. Y desde la propia UCR le exigían al profesor Aprile liquidar los organismos artísticos, algo impensable para un hombre proveniente de la Cultura. Pero el recorte obligaba a medidas de emergencia porque no se podían pagar los sueldos. Una situación similar a la que estamos transcurriendo.

aprileReplay en la vereda de Colombia. Esa versión también la vivió el contador Mauricio Iirigoin, (como secretario de Hacienda) a quien también se lo extraña y se lo respeta. En la confitería Colombia (hoy La Fonte) de San Martín e Yrigoyen, se servía café de filtro con el pocillo hirviendo, por ese entonces. Desde las mesas ubicadas en la vereda, los correligionarios lo increpaban.

Ahora se repite como farsa. ¿Cómo? Si, estaban en desacuerdo con que el ejercicio anual cerrará con superávit, y Mauricio había cometido el pecado de anunciarlo como rédito político del gobierno de Ángel Roig. La historia se repite, con una diferencia, en la actualidad vaciaron la municipalidad y ya no se recauda para pagar los sueldos. Lo que se vivió como una tragedia ahora se ha convertido en una farsa.

Los comentarios están cerrados.