Zonal

Vidal usa la lapicera como un bisturí: cirugía en las listas; los casos de San Isidro y Tandil

Se trata de Ramón Lanús, que no será candidato de Cambiemos porque Vidal le negó la interna contra Posse.

Ramón Lanús, un hombre que responde al ministro Guillermo Dietrich, lanzó una curiosa campaña para posicionarse en San Isidro, que incluye cartelería en el interior de las formaciones de la línea Mitre. El hecho enseguida generó polémica, porque para hacerlo recibió el aval de su jefe político.

Lanús es titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y lo llamativo es que hace campaña pero no será candidato. Después de meses de presionar para competir e incluso pedirle públicamente al intendente Gustavo Posse que acceda a ir a una PASO, María Eugenia Vidal decidió vetar su lista. La orden de la gobernadora fue clara: no le abriría una interna a ningún intendente propio, salvo raras excepción es como el caso de Tandil.

Por eso, Lanús se quedó afuera de Juntos por el Cambio que priorizó a Posse. Desde San Isidro aseguraron a LPO que igual no se quedó al margen de la campaña, sino que negoció con los vecinalistas de Convocación Cívica para meter gente en la lista que encabeza Marcos Hilding Ohlsson. Es que ese espacio siempre tuvo una línea directa con el macrismo, no así con la pata local que dirige el intendente.

Lo cierto es que la cartelería política del titular de la AABE en el transporte público enseguida se abrió la polémica y fuentes locales creen que se trata de una estrategia para confundir y complicar la campaña de Posse. Además, cuentan que hace una semana, un avión que salió de Zárate y paseó por toda la Costa llevaba también la leyenda «Ramón Lanús Cambia San Isidro», con un gasto de recursos llamativo para un dirigente que ya sabía que no podría ser candidato.

La interna entre esos dos espacios promete crecer de cara a una elección en la que desde todos los sectores creen que el Frente de Todos podría tener el segundo puesto. En la interna kirchnerista competirán el empresario local Federico Gelay y Fernanda Miño, una catequista de La Cava muy cercana al líder de la Ctep, Juan Grabois.

Fuente: la política online

Los comentarios están cerrados.