Política

“Usted no está vacunada”, tiene las dos dosis de Sputnik V pero no la dejan entrar a Francia a ver a su hija con cáncer

blank

Silvia Corradi está desesperada y ya no sabe qué más hacer. Su hija, María de la Paz, tiene cáncer de huesos y vive en Francia. Pero como ella está vacunada con las dosis de la vacuna Sputnik V, que no está aprobada en la Unión Europea, no se le permite viajar al país galo para acompañarla.
Desesperada, intentó incluso viajar a terceros países para recibir una vacuna que le permita reencontrarse con su hija pero hasta el momento todo fue en vano. Ahora, tras enterarse que la OMS suspendió el proceso de aprobación de la vacuna Sputnik V debido a una serie de irregularidades, la situación es más desesperante.
En diálogo con Canal Doce de Córdoba contó que Marías de la Paz vive hace 15 años en Francia, que está casada y que tiene 3 hijos. “Yo habitualmente iba dos o tres veces (por año) a visitarla hasta 2019, cuando se le detectó un cáncer y, entre la operación y las quimioterapias, me quedé un tiempo allá acompañándola”, comenzó recordando.
Luego llegó la pandemia y el encierro compulsivo hizo que solo se pudieran mantener en contacto por vía virtual, hasta que, a fines del año pasado, cuando comenzó el proceso de vacunación, Silvia creyó que veía la luz al final del túnel. “Confié en lo que nos decían, me anoté y, como tengo 71 años, me llamaron enseguida. Me di la primera dosis a fines de febrero y la segunda a fines de marzo. En ese momento la que se daba era la Sputnik, de la que se hablaban maravillas”, expresó y recordó que en aquel momento pensaba que era “un tema de papelerío” y que pronto sería aprobada por la Unión Europea.
Sin embargo, a 6 meses de haber completado el esquema de vacunación, la madre está desesperada. “La OMS ha rechazado dos veces la aprobación de la Sputnik y no sé si va a haber un tercer intento. Las únicas vacunas permitidas para entrar a Francia son las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca”, dijo, desconsolada.
“Yo hablé con el Consulado francés, les expliqué el caso de mi hija, que le ha vuelto a aparecer el cáncer, esta vez en la columna y tiene muchos dolores. Pero me dijeron ‘para nosotros, usted no está vacunada’. Es mi hija, quiero estar con ella”, agregó.
En este tiempo también probó otras alternativas. Quiso tramitar la visa para ir a vacunarse a Estados Unidos, pero le dieron turno para dentro de 14 meses. Incluso preguntó en la Embajada de Serbia, un país que acepta vacunar a turistas para fomentar su llegada, pero la empleada que la atendió le explicó “que lo habían tenido que cancelar por el aluvión de gente que cayó, por lo que ya no podían manejar el tema”.
En diálogo con Infobae, Silvia expresó su desesperación por ver a su hija y la indignación que le produce que le hayan dado una vacuna que no cuenta con la aprobación de la UE: “Hubieran traido todas las vacunas posibles, las hubieran dado gratis y la gente que podía que se las pagara. Yo me habría comprado la Pfizer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*