Deportes, Fútbol

Un “Torito” feroz a la final

blank

Lo pasó por arriba. Alvarado se impuso en todas las líneas, en todo momento y logró ganar la semifinal de vuelta de la Reválida del Federal A sobre Deportivo Madryn por 4 a 2 en condición de local. De esta manera, el equipo marplatense clasificó a la final por el ascenso a la Primera B Nacional, donde enfrentará a San Jorge de Tucumán, primero de visitante y una semana después definirá nuevamente en el José María Minella.

Soñado fue el primer tiempo de Alvarado. Y desde el principio mostró su ímpetu para llegar a la final por el ascenso. A los 6´ Emiliano López abrió la cuenta con un tiro desde el punto penal y rápidamente el local se sacó un gran peso de encima. Pero no conforme con ello, el equipo marplatense continuó con el dominio y la presión, como si las cosas continuaran igualadas. Por ello, el segundo tanto llegó casi por decantación, a través de Rodrigo Depetris a los 18 minutos, luego de una gran maniobra de López.

Deportivo Madryn estaba desconcertado, desarticulado en todas sus líneas y Alvarado fue amo y señor de todo. Y en su mejor versión, el equipo de Giganti amplió la diferencia antes de irse al descanso con un golazo de Martín Quiles.

En el complemento se esperaba una reacción de Madryn, pero no la tuvo y continuó muy pasivo y desordenado. Tanto, que a los 10´ Alvarado consiguió el cuarto tanto con una exquisita definición de Gentile. Quizás esto necesitaba la visita para reaccionar, ya que enseguida consiguió el descuento tras una buena definición de Uribe.

El conjunto “Aurinegro” quiso, a partir de entonces, imponer el ritmo y condiciones del juego. Pero la diferencia en el marcador le jugó una muy mala pasada en el orden defensivo. De tal forma, que sobre el cuarto de hora pudo lograr el quinto tanto con una gran jugada de Gentile, pero Lencina se impuso en la definición del atacante.

De todas maneras, la necesidad empujó a Deportivo Madryn que tomó el control del juego, pero no podía perforar la defensa de un Alvarado atento y hasta agazapado a la espera de un contraataque que pudiera terminar con las mínimas esperanzas del rival. Y de hecho, Lencina tuvo que aparecer para evitar una nueva caída de su valla.

En los 10 minutos finales, Alvarado se mostró más entero que el visitante desde lo psicológico y hasta en el aspecto físico. Y cuando parecía que ya nada podía hacer Deportivo Madryn, Bona sacó un disparo de media distancia sensacional e inatajable para Degrá. El tanto ni siquiera le agregó suspenso y el “Torito” festejó el triunfo y el pasaje a la final.

Los comentarios están cerrados.