Básquet, Deportes

Un “Supercampazzo” colocó a Peñarol en la final del Súper 8

Campazzo-puso-equipo-hombro-Julio_OLEIMA20120929_0086_15

Con un Campazzo magnifico. El “Milrayitas” volvió a derrotar a Regatas Corrientes por segunda vez en el año. Y se metió en la final del Súper 8 donde se las verá mañana, desde las 20, con Quimsa de Santiago del Estero que doblegó a los cordobeses de Atenas en el primer turno de la jornada mendocina.

Empezaron con buen acierto ambos conjuntos. Con ataques rápidos que le dieron movilidad a un partido muy táctico y áspero por momentos.

Los simpatizantes marplatenses se hicieron sentir durante todo el encuentro como en la noche de ayer frente a Obras. Buen aporte de Martín Leiva en la zona pintada donde se fajó de lo lindo con Sánchez y Martina pero además asistió a sus compañeros otorgando otras vías de gol.

El que cambió el chip después del magro partido frente a Libertad, fue Facundo Campazzo. Que a pura defensa, robos y asistencias, se lo notó intenso a lo largo del juego.

En los correntinos como siempre Quinteros se hizo cargo de las ofensivas que terminaban con penetraciones efectivas. Pero los marplatenses cerraron un muy buen cuarto con 32 puntos anotados y sacando 16 de luz, impensado por la paridad de los dos conjuntos.

El segundo segmento con dos triples al hilo y un robo de Boccia, el “Milrayas” estiró la ventaja a 23. El orientador Casalanguida tuvo que pedir inmediatamente tiempo para meterle un freno a la avalancha de “La Peña”.

El cuarto siguió con la misma tónica para los orientados por Rivero. Con una tremenda contundencia desde los siete metros. Gutiérrez, Sossa, Weigand, los encargados de quemar las redes correntinas y elevar la diferencia a 30 puntos y a refrescarse en vestuarios.

Del descanso los marplatenses volvieron erráticos. Con cuatro perdidas consecutivas que le permitieron a los de Casalanguida limar la diferencia con un parcial de 17 a 3.

La “Peña” se durmió y Regatas lo aprovechó. El paraguayo Martínez comandó las acciones de los norteños para dejar a 19 a Regatas que fue más expeditivo en ataque y defendió más duro debajo del tablero.

Por su parte el “Milrayas” solo contó con el aporte de Boccia en el cuarto y las corridas de Campazzo.

El cierre del encuentro ambos conjuntos mantuvieron una buena efectividad desde siete metros. Regatas bajó el nivel de error mientras que Peñarol no estuvo fino en ataque. Con un Gutiérrez que se apagó con el correr de lo minutos.

La vía de gol de los correntinos siguió siendo desde el perímetro que en la segunda parte del encuentro le dio mucho rédito y además acortó la cifra hasta dejarla en un digito. Sólo 7 de luz para los de la feliz que llegaron a sacar 30 pero no lo pudieron mantener por un bajo goleo en la segunda mitad.

En el final Peñarol lo peleó con Campazzo a puro guapeza en tierra de gigantes, y lo aguantó con el goleador de la jornada, Adrián Boccia. Fue 96 a 89, y mañana buscará el primer título de la temporada frente a Quimsa desde las 20, en Mendoza.

 

 

Los comentarios están cerrados.