Arte y Cultura, Cine

Un Fellini simple

Amigos. Recuerdos de la adolescencia por Federico Fellini.

Tal vez sin gozar con el prestigio de otras de sus obras, Los inútiles ha tenido con el paso del tiempo una saludable revaloración dentro de la carrera de Federico Fellini: el film se verá este jueves a las 18 en la Sala Nachman (Boulevard Marítimo 2280) en el marco del ciclo El otro cine.

Interpretada por Alberto Sordi, Franco Fabrizi, Franco Interlenghi, Leopoldo Trieste, Leonora Ruffo, entre otros, el de Los inútiles es un Fellini alejado -todavía- de la puesta en escena barroca y las ideas conceptualmente más estilizadas desde la puesta en escena. Se trata de un film simple y sumamente divertido.

La película se centra en una pequeña localidad costera italiana del Adriático, donde sus habitantes son amables y todo transcurre en medio de una paz apreciable. Todo eso, si no fuera por la presencia de un grupo de jóvenes que rompen la armonía de la comunidad. Nostálgica, hay trazos autobiográficos del propio director.

Como decíamos, Los inútiles no goza del consenso de obras como Amarcord o La dolce vita, y sin embargo es una gran película: porque tras su claridad expositiva subyace un guión sumamente inteligente que sabe sacar partido de una multiplicidad de personajes y sin recurrir al peso de la puesta en escena.

Un film que habla del pasado, tanto por la época como por el punto de vista que los jóvenes sostenían de un momento idílico. Un Fellini, por lo demás, que iría cambiando progresivamente su forma de narrar, pero que siempre, en algún sentido, sería el mismo desprejuiciado que amaba lo más simple de la vida.

Los comentarios están cerrados.