Ciudad, Información General

Un caso similar al de Fabián Tablado, pero con una pena que será mayor

blank
Eliana Domínguez. Tenía 23 y acababa de cortar una relación de cuatro años con Nicolás Mansilla, de 24. Él la citó y simuló acercarse a ella para recomponer el vínculo; pero, en vez de eso, le asestó nueve cuchilladas; ayer, él dijo estar «arrepentido»
Piden la condena de prisión perpetua para un joven de 24 años que acuchilló a su expareja

Adiferencia de la norma que regía en 1996, cuando Fabián Tablado asesinó a su novia, Carolina Aló, hoy el femicidio solo admite la pena de prisión perpetua. Esa es la que reclamó ayer el fiscal marplatense Fernando Castro para Nicolás Mansilla, de 24 años, que el 2 de abril de 2018 mató de nueve puñaladas a su expareja, Eliana Domínguez, de 23.

En su alegato de cierre, el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) Nº 1 consideró que tanto en la investigación como durante las dos audiencias del debate «quedó plenamente acreditada su responsabilidad penal» y la «planificación» del crimen.

En tanto, la defensora oficial con la que contó Mansilla en el proceso consideró que se trata de un caso de «imputabilidad disminuida» por el tipo de personalidad y por el consumo de alcohol y drogas del acusado, y pidió que se le aplique una pena de 25 años.

«Mansilla esperó a la víctima y procedió a apuñalarla al menos en nueve ocasiones con un cuchillo de acero de 17 centímetros», afirmó el fiscal. Por eso, pidió que sea condenado a prisión perpetua por el delito de «homicidio agravado por el vínculo y por ser de una mujer, cometido por un hombre, mediando violencia de género».

Subrayó «el ardid que empleó Mansilla, que se acercó a su víctima con el pretexto de recomponer su situación amorosa, para luego asesinarla».

«Una capacidad de comprensión y una mayor inestabilidad impulsiva por la ingesta de alcohol y de drogas determina una disminución de la reprochabilidad y, con ello, una disminución del grado de culpabilidad, lo que debe acarrear la atenuación de la pena», explicó la defensora ante los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Jorge Peralta.

El fiscal, en su réplica, consideró que «no es de aplicación la culpabilidad atenuada», porque hubo «una planificación de parte de él para cometer el hecho», y que si había consumido drogas o alcohol lo hizo «para tomar coraje para cometer el hecho que había planificado».

El acusado pidió perdón a la familia de la víctima: «Dios quiera me perdonen un día. Quiero decirles que extraño mucho a Eli y que estoy arrepentido de corazón por lo que he hecho, y también los extraño a ellos. Y pido perdón a la sociedad por haberle arrebatado la vida a una persona».

Cristina, madre de la víctima, dijo tras la audiencia: «Me duele todo lo que pasa. Me duele que mi hija esté muerta, y también que Nicolás esté preso, porque era como de la familia. Pero tiene que pagar por lo que hizo. Nosotros queremos justicia, no venganza».

Fuente: Diario La Nación

Los comentarios están cerrados.