Zonal

Tandil: El primer intendente de la democracia recuperada, Don Américo Reynoso tuvo su merecido homenaje

Este domingo por la mañana se realizó el acto de imposición del nombre “intendente Américo Reynoso”, al tramo de la calle Quintana entre Pujol y su finalización en la Ruta Provincial Nº 30.

De esta manera el Ejecutivo local cumplió con la Ordenanza 16.262, impulsada por la concejal del bloque Integrar, Nilda Fernández, y aprobada por unanimidad en septiembre del año pasado.

El encuentro contó con la  participación de familiares y amigos de Don Américo, del intendente Miguel Lunghi, el Diputado Nacional Carlos Fernández,  concejales, autoridades comunales, representantes de diferentes instituciones y vecinos de Villa Italia.

En su discurso, el jefe comunal destacó que el homenaje “tenía que ser aquí, en el corazón de uno de los barrios más importantes de Tandil, que tiene una marcada identidad propia y que por eso se lo suele llamar la República de Villa Italia, donde los vecinos de hoy y los vecinos del porvenir van a caminar por una calle cuyo nombre contiene una profunda memoria histórica”.

“Es la memoria de una entrañable y trabajadora barriada. Y también es la memoria de un dirigente barrial que llegó a lo más alto de la investidura institucional de la ciudad: el cargo de intendente municipal. Tiene esta calle entonces, con el nombre de Américo Reynoso, los dos grandes significados de su vida: el homenaje de su patria chica, la República de Vila Italia, y el de la ciudad de Tandil que supo reconocerlo y quererlo”, manifestó.

Lunghi también detalló que “aquí nomás están los grandes amores de su vida. La Sociedad de Fomento Unión y Progreso, la calle Quintana, la biblioteca Sarmiento y más allá, al otro lado de las vías, el partido radical, los amigos y correligionarios con quienes hizo vínculos y relaciones, su familia de toda la vida y su hombría de bien”.

“Esta calle lo recuerda en tiempo presente y hacia el futuro. Fue en 1983 el primer intendente de la democracia recuperada, pero también fue el primer militante a la hora de las victorias y las derrotas. Fue Américo un hombre solidario, comprometido, de ideales, de conducta y acción. Ingresó al Municipio ´con las manos limpias´, como decía su slogan de campaña electoral y prometiendo importantes obras para garantizar el abastecimiento de agua en Tandil. Y así lo hizo. Dejó el cargo de intendente ´con las manos limpias´ y habiendo iniciado una de las grandes obras de infraestructura del Tandil de la década de los 80, con la construcción de las cañerías de impulsión de agua para la planta urbana, realizadas con financiamiento internacional”, agregó.

Además repasó algunos de los logros alcanzados durante los cuatro años que estuvo administrando la ciudad como: la apertura de cuatro nuevos centros de atención primaria de la salud en los barrios; la puesta en marcha de las guardias pediátricas y obstétricas en el Hospital Municipal, la pavimentación de la avenida Juan B. Justo, la iluminación completa de Villa Italia y otras zonas y la construcción de viviendas.

“Este es nuestro reconocimiento y homenaje a un gran hombre, a una buena persona. Si una calle simboliza un lugar de todos, vale decir entonces que Américo fue un vecino para todos, querido y respetado por todos sin distinciones de colores políticos”, completó.

Por su parte Gustavo Leanes, vicepresidente de la Sociedad de Fomento Unión y Progreso, resaltó que “fue reconocido por todos los tandilenses como uno de los hombres con un marcado compromiso por la comunidad, sencillo, humilde y honesto”.

Recordó los dos periodos de Reynoso como presidente de la institución y recordó algunos de los grandes logros obtenidos como: la compra de los terrenos donde está la Quinta La Florida, la construcción de las tribunas, cerramiento e instalación del parquet del gimnasio polideportivo.

Finalmente agradeció por permitir que la institución participe en el homenaje, a la concejal Nilda Fernández por impulsar el proyecto, a las autoridades comunales que lo concretaron.

Antes del descubrimiento de la placa recordatoria, Blanca Binelli, viuda de Américo Reynoso, agradeció en nombre de su familia a las autoridades que tuvieron la iniciativa y a quienes trabajaron para llevarla adelante.

Luego los nietos y bisnietos de Don Américo plantaron un ceibo en conmemoración a la democracia. El acto culminó con la presentación de la Banda Juvenil Municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*