Zonal

Tandil: Con el monitoreo de 400 personas en aislamiento, continúan los controles en el marco de la Fase 5

Así lo indicó el segundo jefe de la Estación de Policía Departamental de Tandil, Andrés Irusta. La cifra se mantiene estable y el control se realiza a diario. También dio precisiones sobre el procedimiento ante la vigencia del DNU del Gobierno nacional.

 

Mientras continúan las medidas de control y prevención del coronavirus durante la Fase 5 de distanciamiento social preventivo y obligatorio, se mantiene el monitoreo diario de unas 430 personas que cumplen con el aislamiento tras haber llegado desde localidades consideradas con circulación comunitaria o con brote epidémico activo.

En diálogo con el ciclo televisivo “Informadísimas” (EcoTV), el comisario inspector Andrés Irusta, segundo jefe de la Estación Departamental de Policía, realizó un repaso sobre los procedimientos en función del DNU del Ejecutivo nacional que prohíbe las reuniones sociales y familiares, el trabajo en los puestos sanitarios y el control de las personas que deben cumplir con el aislamiento correspondiente por provenir de zona de brote epidémico activo o de circulación comunitaria.

En principio, y ante una eventual denuncia por el posible incumplimiento de las disposiciones nacionales, Irusta dijo que reciben un llamado al servicio de emergencias 101 y se envía un móvil para constatar el hecho, como un mecanismo habitual.

De acuerdo a lo que allí suceda, se pueden labrar actuaciones por la violación de las normativas vigentes, en este caso en función de lo que marca el artículo 205 del Código Penal, y se da intervención a la Justicia Federal.

En caso de estar frente a una reunión social o familiar, el comisario inspector sostuvo que la tarea es establecer si se trata de alguna situación no permitida conforme a las disposiciones vigentes, pero que no represente una emergencia. “Lo que debemos hacer es entrevistarnos con las personas que están en el interior del domicilio, se labra un acta y se da intervención a la Justicia Federal”, explicó.

Durante el fin de semana, la policía labró casi 180 infracciones a vecinos por violación al artículo 205 del Código Penal, clausuró una fiesta en la que se identificó a 70 participantes e inició acciones a un ciudadano de Rauch que intentó evadir uno de los puestos sanitarios.

Los operativos se concretaron en distintas zonas de Tandil, principalmente entre las 0 y las 7, horarios en los que no hay actividades económicas permitidas y sólo puede circular el personal esencial en cumplimiento de sus funciones o quienes tengan la autorización correspondiente. En detalle, el viernes se realizaron unas 60 actuaciones, el sábado 57 y ayer 64.

Los puestos sanitarios

En otro pasaje de la entrevista televisiva, Irusta se refirió a la tarea de los puestos de control sanitario, el seguimiento domiciliario y la participación de las fuerzas policiales descentralizadas.

En relación al monitoreo de las personas que provienen de zonas con circulación comunitaria, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el AMBA, o de brote epidémico activo, como Olavarría, Bahía Blanca, Mar del Plata, entre otras, el funcionario policial remarcó que se las acompañan al domicilio y se les informa que van a tener controles en distintos días y horarios.

En paralelo, los voluntarios del centro de monitoreo del Sistema Integrado de Salud Pública realizan llamados para corroborar que se encuentren en buen estado de salud, sin síntomas.

Con respecto a los puestos sanitarios, desde el inicio de la cuarentena el 20 de marzo pasado, “se generó una orden de servicio donde se involucra a las distintas policías descentralizadas de Tandil, que prestaron colaboración”.

Y detalló que participan efectivos del Destacamento de Seguridad Vial, de Infantería, Caballería, Narcotráfico, Investigaciones, Patrulla Rural, Unidad de Policía de Prevención Local y personal de las distintas comisarías.

“Se redoblaron esfuerzos. Se suman horas a las que teníamos pero sabíamos que esta situación era así”, sostuvo Irusta.

Asimismo, indicó que recibieron denuncias de vecinos por incumplimiento del plazo de aislamiento establecido “pero no muchas” y valoró que, en general, “la persona que está aislada cumple con las disposiciones”.

Hechos delictivos

El segundo jefe de la Estación Departamental de Policía analizó la situación en términos de episodios delictivos y planteó que, “si bien no estamos como en los primeros días de aislamiento, la apertura de actividades también generó que la gente en la calle vuelva a tener ciertas libertades y vino acompañado por un incremento de la actividad delictiva”.

Por eso, ratificó que “estamos atentos, pero no podemos hablar de estadísticas de antes de la pandemia”.

Por último, al referirse al traslado de efectivos para cumplir tarea en otros distritos, Irusta señaló que “somos personal indispensable” y en función de esa designación “las órdenes emanadas por el Ministerio de Seguridad y por la Jefatura son esas y las tenemos que cumplir”.

“Las fuerzas descentralizadas tienen que seguir cumpliendo con ese tipo de directivas y hay una planificación previa donde se estipula la colaboración. Es un riesgo pero todas las ciudades están en la misma”, concluyó el comisario inspector.

El Eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*