Zonal

Se fue «Ameriquín», otro orgullo de madera radical

maxresdefaultEl doctor Raúl Alfonsín apelaba a menudo a su calidad de hijo de inmigrantes, que por su pujanza permitían que sus hijos, llegaran a convertirse en presidentes de la Nación, como era su caso.

El ensayo le cabía perfectamente a Américo Reynoso. Su mamá Áurea Otero, provenía de Lugo, junto a cuatro hermanas, Ademina, Cesarina, Modesta, Matilde y Dora. Fruto del matrimonio con Don Américo Reynoso, ya en Tandil, se produce el nacimiento de quien luego se convirtiera en el primer intendente de Tandil, tras la recuperación de la democracia en 1983.

La humildad, tal vez haya sido una de las características más relevantes de su personalidad. Sumada a su compromiso y vocación de servicio, la política ocupó un lugar más en su vida, no la hizo su profesión ni vivió de la misma, de manera excluyente.

Eran otros tiempos cuando la actividad política era cuerpo a cuerpo con el vecino, no mediante la televisión. Basquetbolista de Unión y Progreso, se convirtió luego en su presidente y su rol de referente social y barrial ganó espacio en la ciudadanía, hasta llevarlo a la intendencia, un mérito de extraordinario valor, por su origen humilde que creció con los valores de las familias de trabajadores, de los millones que existían en la Argentina.

Falleció el ex intendente de Tandil, Américo Reynoso

Villa Italia fue su cuna, y un enamorado de Mar del Plata, con su esposa Blanca, solía pasear por nuestra ciudad, ya que ambos tenían predilección por los atractivos que ofrecía La Feliz durante las vacaciones.

Seguramente, “Ameriquín, como lo llamaban familiarmente, pasó los últimos años de su vida, observando cómo de mejorar el adoquinado de la Avenida Quintana o pavimentar Dinamarca hasta la Ruta 226, se pasó a la Peatonal 9 de Julio donde estaba la Galver (donde él se desempeñó cortando géneros como un maestro) o a que se pida mayor seguridad en Los Mimbres, algo realmente inimaginable hace sólo poco más de 30 años.

También habrá reflexionado sobre que ya Tandil dejó de ser La Exposición, Aduriz y la Galver, y que La Tandilera, Metalúrgica Tandil y Molinos Río de la Plata, dejaron de ser excluyentes referencias, para darle a la ciudad un empuje que el encabezó como puntal en la recuperación de la democracia de la mano de Raúl Alfonsín.

El senador radical Carlos Fernández, en diálogo con El Eco Multimedios tras conocerse el fallecimiento del ex intendente Américo Reynoso,  aseguró: “hoy muchos vamos a tener un lagrimón que se nos va a piantar por Américo, una persona que aprecié muchísimo”.

“Dejó una impronta y un enorme recuerdo de todos aquellos que tuvimos posibilidad de conocerlo y acompañarlo”, agregó Fernández.

El radical recordó que “nos marcó a fuego a toda la juventud de ese momento, era la persona por la que íbamos a los actos y para el cual hacíamos la campaña”.

“Fue un dirigente social que seguía caminando las calles de Tandil después de haber sido intendente”, puntualizó Fernández y subrayó que “deja un enorme recuerdo en toda la ciudadanía”.

Los comentarios están cerrados.