Política

Se cumple un mes de la suspensión de las clases: Trotta admitió que no se sabe cuándo van a volver

El Ministro de Educación de la Nación analizó la compleja situación que produce la pandemia y admitió que “no hay certezas” sobre una fecha re reinicio de las clases en las escuelas.

Mientras se cumple un mes desde que los alumnos de todo el país dejaron de concurrir a las aulas, como una medida para prevenir el contagio de Covid 19, las autoridades nacionales posponen los balances y no apuran el regreso de las clases hasta tanto la situación sanitaria no esté contenida de manera definitiva.

Así lo explicó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en diálogo con LA CIELO, esta mañana. El funcionario subrayó que muchas escuelas “siguen funcionando para garantizar el derecho a la alimentación” y que el resto “no desde el establecimiento educativo, sino desde las cases de los maestros, siguen haciendo un esfuerzo para la continuidad educativa y pedagógica”.

Trotta señaló que el momento para analizar el impacto de estas medidas será “cuando volvamos a las aulas” y que todavía no se puede adelantar una fecha para que eso ocurra. “No se sabe, ojalá que pueda ser antes, pero tampoco hay certezas de que sea en agosto”, explicó, ya que, subrayó, “hay que sostener en esta instancia la cuarentena y después la propia administración de las políticas restrictivas intentando generar el menor impacto para la economia y para la sociedad”.

El funcionario se enfocó en las dificultades que significan en un país como Argentina, “atravesado por la desigualdad” llevar adelante procesos educativos lejos del aula, tanto por el acceso a la tecnología, como por el capital educativo de los adultos que acompañan los procesos desde dentro de la familia.

Por eso, dijo, el esfuerzo es “para no profundizar la desigualdad educativa”, por lo que se utilizan todos los medios posibles: la televisión pública y las radios emiten clases a distancia 7 veces por día y se distribuyen 7 millones de cuadernillos, con hojas de trabajo diarias, para saltear la brecha digital.

En ese marco, admitió que habrá un impacto sobre los procesos educativos, pero pidió considerarlos en perspectiva: “tenemos que ser conscientes que hay 14 años de educación obligatoria. No es un curso de formación de cuatro meses. Tenemos que tener la capacidad de ver esos 14 años, desde la sala de 4 hasta que se termina el secundario”, opinó.

Para eso, dijo, será menester, entre otras cuestiones, “intensificar y reorganizar los ciclos lectivos 2020 y 2021 para que haya un diálogo entre ellos, para que haya un cierre con los que terminan nivel”. Este, dijo, es un tema que, como los demás, “está en análisis, que requieren diálogos y consensos”.

Trotta dedicó un párrafo de su intervención para destacar el rol de “maestros, directivos y auxiliares” en la ayuda alimentaria que se da en las escuelas. “Los comedores se han transformado en espacios donde se distribuyen viandas o módulos de alimentos. El rol del maestro es irreemplazable, como la propia escuela, pero es un momento excepcional y demanda un compromiso excepcional y un aprendizaje sobre la marcha”, opinó.

Por último, el Ministro de Educación fue consultado por la situación de los viajes de fin de curso. Y, como el resto de las situaciones que rodean a la educación, admitió que “van a tener que reorganizarse”. “Hay que esperar, pero van a haber soluciones para todas esas realidades”, se comprometió.

Los comentarios están cerrados.