Jorge Elias Gomez, Opinión

¿Se aplicará la ley antiterrorista?

Hace pocos días el Congreso Nacional votó una nueva Ley Antiterrorista de un abierto alcance en la cual podría caber el anuncio de una enfermedad incurable del Presidente de la República.

Hace pocos días el Secretario de Prensa de la Presidencia de la Nación anunciaba lo siguiente “  De la Unidad Médica de la Presidencia de la Nación. El pasado 22 de diciembre durante la realización  de estudios médicos de control rutinarios efectuados a la Presidenta de la Nación
Dra. Cristina Fernandez de Kirchner se detectó la existencia de un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides, debido a ello en el día de hoy se efectuaron los estudios específicos y se constató la ausencia de compromiso de los ganglios linfáticos y la
inexistencia de metástasis. Se concluye que la localización de la enfermedad se haya circunscripta a la mencionada glándula. Para el tratamiento de la misma se realizará una intervención quirúrgica, habiéndose completado durante esta jornada la realización de estudios
pre quirúrgicos correspondientes. Se programó la intervención para el miércoles 4 de enero en el Hospital Austral con un tiempo probable de internación de 72 horas y de convalescencia de 20 días……………..” “Este parte ha sido firmado por el Dr. Bonomo y Dr. Ballesteros”

Este anuncio ocupó las primeras planas de los diarios del mundo y una alta respuesta de solidaridad de Presidentes del mundo. Hugo Chavez llegó al extremo de asociar el anunciado cáncer con el suyo, el de Rousseff y el de Lugo a ciertas incidencias, el sabrá cómo podrían
ser, de los Estados Unidos en dichas enfermedades.

Hoy la ciencia médica dice que la Presidente no tiene carcinoma alguno, cosa de la cual hay que alegrarse, pero sí hay que preguntarse quién paga la vergüenza del anuncio oficial.

Por otro lado, si este anuncio lo hubiera realizado algún periodista de los llamados opositores, quien nos asegura que no le hubieran aplicado la Ley Antiterrorista?

Pero en fin, hablando de cirugías, pareciera que la sociedad está anestesiada permanentemente y este hecho será incluido en las páginas del olvido de un país que a esta altura del partido es muy difícil definir, porque ha pasado al olvido la plata de Santa Cruz, los incumplimientos de fallos de la Corte Suprema de Justicia, la valija de Antonini Wilson, los aviones de Jaime, las conductas y las
denuncias alarmantes de Schoklender y se puede seguir citando hechos como para llenar un libro.

Algún día nos pondremos colorados por estas cosas?.

Lo que si queda claro que la democracia delegativa, lease la sociedad pone los votos y el Presidente hace con ellos lo que se le da la gana, de la cual tanto habló el fallecido politólogo Guillermo O´ Donnel, cada día nos arrima más a un abismo peligroso.

Los comentarios están cerrados.