Deportes

River, campeón de futsal

River se consagró campeón del Torneo Apertura de Futsal tras vencer a Cadetes por 5 a 1 en el complejo de Punto Sur en un partido que estuvo ajustado hasta los minutos finales y mosotró sin dudas a los dos mejores equipos del primer semestre. De este modo, los dirigidos por Christian Peratta alcanzaron el tricampeonato en Mar del Plata.

Con un marco extraordinario que superó las 400 personas en Avenida de los Trabajadores 1079, el partido decisivo del primer certamen del año del futsal se ponía en marcha. Por un lado, River, con un proceso extenso al mando de la dupla Peratta-Chaparre que sigue buscando perfeccionar su andar. Por el otro, Cadetes, un equipo con jugadores experimentados y que apostaron al uno contra uno para contrarrestar la movilidad del rival.

Y así se dio el primer tiempo. Los de Alberto Rivarola propusieron una defensa cerrada sin dejar ejes de pase abiertos para que River, que iba a ser el que tuviera la pelota, pudiera filtrarse y llegar a rematar contra Francisco Martín Ojeda. El campeón vigente, en tanto, intentaba ser paciente con la pelota y trabajar el avance con Matías Alejandro y la juventud de Diego Fernández.

El reloj corría y los goles no llegaban mientras el público festejaba como uno cada atajada de Martín Ojeda que iba a terminar siendo la gran figura de la noche. Recién a los ocho minutos iba a abrirse la cuenta de la única manera que parecía que iba a suceder. Una mala salida de Cadetes se sumó a la presión alta de River y entre Ezequiel Pueblas y Alejandro pusieron el 1 a 0.

Pese a estar arriba, River había caído en el juego del Tricolor y por eso, a los 10, los dos ya estaban en penalización con cinco faltas cada uno lo que llevó a que a los 12 Franco Campagnoli pitara tiro libre directo, el cual se hizo cargo Lucas Carrizo pero el derechazo impactó en el poste de Tomás Muñoz.

Sin dudas era el momento de Cadetes y lo tenía que aprovechar. Por eso, segundos después, Nahuel Insaurralde, a pura potencia y casi como una patriada, puso el 1 a 1 para que el público se volviera a levantar de sus asientos y el partido volviera a comenzar.

Con la igualdad y la experiencia para jugar en penalización, los de Rivarola volvieron a sentir que controlaban el pleito. A los 16, los de la calle San Juan volvieron a exigir a River y consiguieron la falta que lo llevó nuevamente a Carrizo frente a Muñoz y esta vez el arquero, con una gran salvada, fue el que evito que la primera etapa terminara a favor del rival.

Los segundos 20 minutos fueron totalmente diferentes. Casi sin faltas y con más dinámica, River pudo imponer su ritmo y agigantar aún más la figura de Martín Ojeda que se cansó de ser aplaudido. Tal es así que propios y ajenos se miraron entre la ovación luego de un atajadón a Alejandro que se había escapado por izquierda.

A los 5, Diego Fernández, que había recibido la indicación de Chaparre de que se asocie más al juego y no se aisle, cruzó mitad de cancha, pateó y el el camino apareció el pie de David Almada para descolocar a Martín Ojeda y establecer el 2 a 1. El partido era de ida y vuelta y eso permitía que los espacios y líneas de pase se mostraran con claridad.

Pasados los siete, Muñoz iba a tener una atajada clave contra Adrián Montenegro que tuvo la pólvora mojada en la noche de Punto Sur. A partir de ahí, todo fue de River que logró quebrar el pleito y plasmar la diferencia en el resultado. El primer golpe de «knock-out» lo dio Leandro Molina con un golazo matándola de pecho y girando para establecer el 3 a 1.

A Cadetes ya no le quedaba otra que jugar con arquero-volante para intentar descontar y volver a ponerse en partido pero todos los intentos se desvanecían en el último toque. A casi dos minutos para el final River dio otro golpe, esta vez mediante Alejandro que no perdonó y puso el 4 a 1. Y casi 60 segundos después Javier Pueblas  decretó el 5 a 1 que iba a ser definitivo.

Con el pitazo final de Campagnoli y Araujo, los abrazos mezclados con sonrisas fueron inevitables por el lado del campeón pero también el saludo y el respeto por Cadetes, un digno rival, que le dio jerarquía a la primer final del futsal del 2019.

El plantel del Campeón: Alejandro Estrada, Emiliano Potenza, José Ciano, Diego Galván, Javier Pueblas, Ramiro Olguín, Ezequiel Pueblas, Leonel Duarte, David Almada, Diego Fernández, Diego Chaldú, Matías Alejnadro, Leandro Molina y Tomás Muñoz. Christian Peratta (DT), Marcelo Chaparre (AY) y Julián Ressia (AUX).

Los comentarios están cerrados.