Portada

¿Rabinovich senador? Se empantanó y no filtra acuerdos

 

 

 

blank

 

 

 

El intendente Guillermo Montenegro, una creación de la cada vez más cuestionada María Eugenia Vidal, no habría prosperado en su intención de elevar a su coordinador de gabinete municipal, Alejandro Rabinovich, al rango de aspirante a senador por la V Sección Electoral.

La confección de Juntos (la nueva denominación de la coalición) con listas únicas, que dejen librada la puja sólo en los candidatos a diputados nacionales entre Facundo Manes y Diego Santilli, no pudo sortear la integración de pre candidatos a senadores provinciales de la Sección Quinta, la más importante del interior del territorio bonaerense.

Después de las experiencias de Franco Bagnato y Lucas Fiorini, impulsadas por la ex gobernadora en 2017, no quedó demasiado margen para el intendente de Mar del Plata y las opciones no logran el filtro natural para ser ungido, lo cual dejará abierto que Alejandro Rabinovich, probablemente vaya en la segunda sección de la boleta de Diego Santilli.

Era un secreto a voces, que Rabinovich era el hombre del intendente, pero han pasado cosas a partir del 21 de marzo, fecha de la interna de la UCR que luego propulsó la muy aceptada candidatura de Facundo Manes. Por estas horas hay un cuello de botella cada más estrecho, que se estrangula contrarreloj, ante la inminencia del cierre de la inscripción de listas de candidatos el próximo sábado. Para mayores datos, se barajó el nombre de un intendente de la zona que declinó su postulación.

Sòlo los 2 años de Rabinovich en General Pueyrredon como funcionario público en la abultada planta política, lo reducen en sus chances y sería una reiteración la de postergar a candidatos puros de importantes ciudades, como Tandil y Mar del Plata que representan el 75 % del electorado de esta extensa región que llega hasta San Miguel del Monte.

Cómo se recordará, otro autopostulado fue Emiliano Giri, quien se arroga para sí haber sido el factótum de sus incursiones para que Carlos Fernando Arroyo y Guillermo Montenegro llegaran a la intendencia en 2015 y 2019. Desde su posición de “coordinador” del PRO, también está en el bolillero con sus recursos habituales, aunque también sonó que desde CABA, la cuna del PRO, se instó a que los armadores propusieron la reelección de Franco Bagnatto, quien supo renegar de la política como hombre de confianza de MM y MEV.

Las quejas de los socios políticos del PRO en Juntos por el Cambio, no sólo se detuvieron en el destrato, sino que se elevaron al desprecio, que los defensores amarillos propinaron a sus eventuales aliados desde el 2015. Transcurridos seis años de la alianza, mortifican ese tipo de actitudes y se nota mucho cuando las equivalencias se han modificado de hecho.

Por ejemplo en la UCR la decisión “es ir con el 1” sin excepciones, y sino que diriman las PASO.   Encabezar todas las listas, es la única opción, porque estiman contar con material propio en los 135 distritos bonaerenses, quizás su mayor capital político enriquecido por la celebración de internas partidarias, que protocolizan sus identidades en los cuadros políticos con 130 años de existencias.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*