Básquet, Deportes

Quilmes sigue imbatible en Once Unidos

tapa22-700x400Tras un primer tiempo para el olvido, Quilmes corrigió los errores en el entretiempo, y con una gran defensa, más un determinante Walter Baxley (31), se quedó con un nuevo triunfo, esta vez por cuatro puntos, 79-75, sobre Atenas de Córdoba.

Un primer cuarto muy parejo, en el que a Quilmes le resultaba difícil castigar en la pintura por la envergadura de los internos cordobeses, sintiéndose más cómodo cuando podía correr la cancha, encontrando desbalanceado a su rival que se plantaba en zona, haciendo que Walter Baxley asuma la responsabilidad del goleo. Mientras que la visita con Mikulas y Torres, también ganaban el duelo en el aro de enfrente, sumándose en el reparto goleador Luciano González, que le permitían sacar una luz de tres puntos, 13-16. Sin embargo, el dueño de casa aprovecho una infracción de Rivero sobre Vildoza, que cambio por puntos los tres lanzamientos otorgados, haciendo que el primer parcial finalizara igualado 16-16.

Los de Ramella seguían enredados en la maraña defensiva propuesta por los de Miravet, encontrando soluciones en lo que podía hacer su escolta americano, en tanto el conjunto griego mantenía su dominio en el poste bajo, esta vez con el joven Matías Bortolin, sacando una renta de seis puntos, 19-25, generando que el entrenador marplatense pidiera minuto para frenar la avanzada cordobesa. Pero una infantilidad de Juan Manuel Rivero, le permitió al “Tricolor” o a Baxley, ponerse a un doble distancia, ya que tras cometerle la falta al N° 23, se quejo, Fernández no dudo y le bajo la técnica, que el extranjero cambio por puntos, para poner el juego 27-29, cuando restaban poco más de tres minutos.

Atenas superaba ampliamente a este Quilmes, Baxleydependiente, pero no podía terminar de reflejarlo en el marcador, producto de errores propios, por eso al cabo de los veinte minutos iniciales ganaba solo por siete puntos, 31-38.

El “Cervecero” cambio la postura tras el descanso, encontrando variantes ofensivas más allá de lo que seguía aportando Baxley, además apostó por Gallizzi – Romero, como dupla de internos para tratar de equiparar la altura de la dupla rival. A pesar de esa mejoría, no lograba terminar de acercarse en la remontada, por culpa de Bruno Lábaque, quien convirtió 10 puntos de manera consecutiva, para mantener la ventaja a favor de los suyos, sumado al dominio en los rebotes ofensivos donde en los minutos finales obtuvo cinco claves para entrar al parcial decisivo con una renta de seis puntos, 53-59.

Todo lo bueno que había mostrado el “Tricolor” en el cuarto anterior lo ratifico en estos diez minutos finales, donde a base de una gran defensa con Romero y Clark como estandartes, luchando en ambos tableros, generando muchas pérdidas en los cordobeses, sumado a que en ofensiva encontró la fluidez necesaria para lastimar con distintos hombres, derivo en que a falta de algo más de cuatro minutos, pudiera dar vuelta el marcador por un doble 71-69, sin Baxley en cancha ante la buena producción de sus compañeros.

Justamente el N° 23 a falta de menos de un minuto, se adueño del balón en ataque, y cuando moría la posesión, encaró el aro ante la marca de Elsener convirtiendo dos puntos claves para poner una ventaja de tres puntos, 77-74, con 22 segundos en el reloj. En la reposición, Fernández le baja una técnica a Cequeira por simular en una cortina, González convirtió los dos lanzamientos, pero en la reposición Elsener se equivocó al intentar revertir el balón cuando quedo acorralado, quedando el mismo en las manos de un inteligente Walter Baxley, quien fue detenido con falta, convirtiendo los dos puntos desde la línea que le dieron el triunfo final por cuatro puntos, 79-75, manteniendo el invicto en el Once Unidos.

Los comentarios están cerrados.