Ciudad, Información General

Pulti confía en los buenos resultados del Programa Envión

Desde este viernes comenzó a funcionar en Mar del Plata el programa Envión, siendo la ciudad la primera de la provincia de Buenos Aires donde se lo implementa. El mismo está dirigido a niños, adolescentes y jóvenes de 12 a 21 años en situación de vulnerabilidad social.

Según se explicó, Envión desarrollará actividades formativas para revincular a estos jóvenes con la escuela (recreativa, deportiva y artística), además de brindar capacitación y formación en habilidades socio-laborales, incluyendo el aprendizaje de oficios. La primera sede está ubicada en la Vieja Usina del Puerto: en total serán cinco.

La puesta en marcha del programa se dio ante la presencia del ministro de Desarrollo Social bonaerense, Baldomero Alvarez. Precisamente Envión conllevará un trabajo conjunto entre el Gobierno provincial, el sector empresarial y la Comuna. Esto abarca la conformación de una red de contención y acción desde la comunidad, al tiempo que las empresas destinarán recursos y oportunidades laborales para los jóvenes.

“Empezamos un camino que nos puede dar más seguridad a nuestras comunidades. Empezamos un camino que nos puede prometer instancias muy esperanzadas de integración y de desarrollo humano y social. Por eso es un camino que trataremos de multiplicarlo”, dijo el intendente Gustavo Pulti.

Sobre el centro inaugurado, manifestó: “será un lugar en donde podremos considerar cuál es la situación alimentaria de muchos de nuestros vecinos. Podremos hacer evaluaciones sanitarias, pero lo que entiendo es que estos cinco centros serán puntos de encuentro de nuestra sociedad”. Allí se resumirá la actividad relacionada con comedor, un salón de arte, un centro sanitario o un club de deportes.

El jefe comunal se puso optimista y aseguró que este trabajo “va a tener buenos resultados” aunque se lamentó porque “en momentos en los que hay una fuerte actividad turística en Mar del Plata y que hay una expansión notable del Parque Industrial, tengamos todavía que repasar algunas condiciones que fueron heredadas por situaciones económicas de los años noventa”.

Por eso destacó la realización de este programa: “no es una ponencia destinada a tener créditos académicos, a ser presentada en las universidades a partir del debate de intelectuales. Esto es un programa que surge de la práctica y que -por lo tanto- se propone metas en el terreno concreto. En un terreno donde hace falta mayor justicia y mayor igualdad social, mayor igualdad de oportunidades”.

Los comentarios están cerrados.