Ciudad

Por seguridad, Arroyo decidió trasladar Tránsito a la Terminal de Cruceros

arroyo-traslada-transitoEl intendente Carlos Fernando Arroyo, decidió este lunes cerrar preventivamente las dependencias de Tránsito, ubicadas en Libertad 3557 y trasladar al personal a las instalaciones ociosas de la Terminal de Cruceros, en escollera Norte.

“Con motivo del operativo de tránsito que realicé en Navidad, me di cuenta que la situación era insostenible en materia de seguridad”, señaló Arroyo.

Acto seguido, el jefe comunal agregó que “acá hay cables colgando y conexiones de gas que son totalmente irregulares, además el amontonamiento de vehículos no permite la salida del personal en caso de incendio, lo que coloca en un grave riesgo de vida al personal municipal”.

Asimismo, el hombre del “impermeable azul”, aclaró que “mi primera obligación como intendente es conservar la vida de mi personal y cuidar su integridad física. He tomado la decisión de sacar a todo el mundo de acá y llevar a todo el cuerpo de Tránsito a la Escollera Norte, a la Terminal de Cruceros que no se utiliza. Es un edificio terminado que está ocioso”.

El titular del Ejecutivo, remarcó también que “el traslado será hasta tanto se termine un nuevo edificio, que podrá ser aquí o en el nuevo edificio que está en el barrio Libertad. Eso dependerá de lo que nos aconseje Planeamiento.”

Por su parte, Arroyo aseguró que “soy una persona coherente. Nuestro Departamento de Planeamiento jamás habilitaría un lugar así para hacer nada. Entonces yo no puedo permitir que la Municipalidad tenga un lugar que no pase un examen de habilitación.”

En relación al destino que será desalojado, el intendente destacó que “este espacio no da para almacenar vehículos de gran porte. Como es un terreno municipal, alguna función le daremos. Tal vez pueda quedar aquí la Secretaría de Educación o cualquier otra repartición que sugiera Planeamiento, pero antes tengo que pagar algunas deudas que tiene la comuna”. Añadiendo que “lo cierto es que el tema del Tránsito siempre ha sido secundario en todas las administraciones anteriores, incluso en las que estuve antes. En esa época yo luché mucho para conseguir cosas elementales. Se han gastado millones de pesos en cosas innecesarias y eso no puede ser. Creo que Mar del Plata merece otra suerte. Los vecinos pagan sus impuestos para que la realidad sea distinta. Yo no quiero un Cromañón en este predio”.

Los comentarios están cerrados.