Política

Polémica en torno a la convalidación de un convenio rubricado entre IBM y el Municipio

GATO ENCERRADO EN CONVENIO DE COLABORACION ENTRE IBM Y EL MUNICIPIO(1)Las bancadas de Agrupación Atlántica y de la Unión Cívica Radical adelantaron que no convalidarán el controvertido convenio de colaboración rubricado, en el mes de julio, entre la multinacional estadounidense y el Municipio de General Pueyrredón, a través del cual se efectivizó la donación de un programa informático para escuelas municipales, con el objetivo de enseñar inglés orientado a la programación de software.

“Está redactado de una forma tan absolutamente genérica que cualquier abogado tiene que leerlo diez veces para saber qué es lo que quiere decir hasta descubrir que en la clausura 3º se autoriza a ambas partes a hacer todo lo que quieran. Con lo cual se abre una gran peligrosidad para el futuro de Mar del Plata, no solo en el aspecto económico sino también en lo que respecta al manejo de información”, sostuvo el concejal atlántico Carlos Fernando Arroyo, en el marco de la última reunión de la Comisión de Educación, durante el tratamiento de dicho expediente.

Acto seguido manifestó “no tengo reparos en decir que no me gusta IBM como empresa para nada. Pero más allá de eso, en este caso concreto, se le está dando un arma para que haga cualquier cosa y comprometa a la Municipalidad. Esto es igual o peor que el famoso convenio con la FLACSO y la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, al que oportunamente me opuse, y creo que fui el único que dije que era una locura. Nadie me hizo caso, se siguió adelante, y había una clausulita que decía que el Ejecutivo después podía hacer lo que tenía que hacer. ¿Y cómo termino lo qué tenía que hacer el Plan Maestro de Transporte y Tránsito? Gastando 3 millones de pesos para nada. Porque lejos de mejorar, el tráfico empeoro.

“Es una trampa y por ese motivo, nosotros no vamos a votar ningún convenio si no nos ponen los montos ni nos dicen claramente cuál es el objetivo. Porque estamos manejando dinero público, es decir de los contribuyentes y es sagrado. No se puede disponer ni un de peso sin saber en qué se va a gastar, ni para qué. Porque el convenio no aclara para qué se firma, no dice, por ejemplo, necesitamos poner tres computadoras, tantos metros de cable o lo que fuere. Entonces para hacer cosas en el aire es preferible no hacer nada”, aseguró.

Por su parte, la concejal oficialista Alejandra Urdampilleta rebatió que “a mí me parece que si sabemos para qué es. Porque esto está en el marco de la ordenanza de promoción de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que aprobamos en la Comisión de Promoción de Actividades Económicas, y ahora creo que está en Legislación. Y en este marco, a veces, no hay forma de fomentar la formación, la participación y la responsabilidad social empresaria que no sea con estos convenios. IBM puede resultar simpática o no. De hecho es una gran empresa y todos podemos tener una opinión, pero es una empresa que se ocupa del tema y me parece que no se corre riesgo. No hay ninguna contraprestación económica, al Municipio no le cuesta un peso. Ellos en realidad lo que hacen es cumplir con la Ley de responsabilidad social empresaria y al Municipio todo lo que sea transferencia de conocimiento y tecnología le viene bien. Creo que es un paso adelante en estos temas, donde todavía en el Estado no tenemos el desarrollo, la formación y la capacitación que si ha tenido el sector privado. Y, fundamentalmente, acercar esto a los chicos en las escuelas a mí me parece central. No le vemos ningún riesgo y, obviamente, nosotros estamos para aprobarlo”.

Por su parteel concejal radical Eduardo Abud objetó que “esto es una convalidación porque se firmó en julio y quiere decir que llega ahora acá, después de haberse hecho en julio. Y si vemos bien este expediente, en la foja 13, dice clarito que adaptar el sistema puede llegar a costar 10 mil dólares. No es que dicen que no van a cobrar. O sea yo implemento un sistema en la educación municipal y después, cuando tengo que adaptarlo o tengo que modernizarlo, puede llegar a costar 10 mil dólares. Lo dice el expediente. No lo invento yo”.

Asimismo Abud añadió que “hay otra cosa que tenemos que analizar. Nosotros le pedimos informes al Procurador Municipal, donde se dice que no está explícitamente claro. Lo dice el Procurador. Si nosotros firmamos un convenio, que de hecho ya está firmado por Pulti, y después le pedimos un informe al Procurador y lo traemos a la discusión ¿de qué estamos hablando? Ya lo firmaron y, por supuesto, que el bloque Radical lo dejen o no en comisión, lo va a votar negativamente. Esta convalidación y este despilfarro de dinero no la vamos a aprobar”.

El concejal Arroyo volvió a intervenir para refutar a Urdampilleta: “el estado actual de la ciencia y la técnica, me autorizan a pensar que la Argentina, a través de sus empresas y de su propio gobierno tienen capacidad suficiente para hacer todo lo que quiera en informática, tenemos la tecnología, los científicos y las universidades”.

Finalmente el edil del Frente para la Victoria Fernando Maraude, quien preside la Comisión, terció zanjando la discusión: “yo lo dejaría en Comisión y está visto, que no hay mucho apuro porque el convenio ya está suscripto, y hay algunas cuestiones que hacen un poco de ruido…»

Roberto Latino Rodríguez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.