Carta de Lectores, Opinión, Política

Misceláneas

blank

-Está muy complicada la cosa, Marquitos.
-Es verdad, Mauricio. El gradualismo que estamos aplicando no ha dado el resultado esperado.
-Yo pretendía un inicio a «toda orquesta» y, entre vos y Durán Barba, desnaturalizaron mis planes. Hoy, después de dos años, las cosas estarían más encaminadas y con proyectos a largo plazo. Las medidas que pretendía tomar eran absolutamente de fondo y, aunque hubiesen sido resistidas, contaban con el envión político que nos otorgaban los votos del 22 de noviembre.
-Ya está Mauricio, no lloremos sobre la leche derramada. Ahora debemos «hacer la plancha» y, de tanto en tanto, dar un par de brazadas que denoten acción hasta que llegue el 2019.
-Es una gran «turrada» lo que me proponés, Marcos.
-¿Sabés qué pasa, Mauricio?, el peroncho-kirchnerismo no logrará meter un candidato potable para las próximas elecciones y lograremos la reelección.
-Nunca fue esa mi intención para con el pueblo que me votó. Debí hacer caso a mi propia conciencia y tomar medidas drásticas, aunque me trataran de facho e impopular. Hoy, a quienes me otorgan un tibio apoyo, no los une el amor a mí sino el espanto……..y eso no lo quiero.

-A propósito….¿Dónde está Lilita?. No aparece por ningún lado.
-Tranquilo, Mauricio, le aconsejé un prudente silencio para que no «embarre más la cancha».
-Pero, sin embargo, con su frontalidad y vehemencia es un importante elemento de contención.
-No te preocupes, reaparecerá en su momento.

-¿Y «La Chirusa de Tolosa» (este es un gusto personal que me doy ante el desprecio que siento por élla).
-Creo que ella también está haciendo su juego, en la aparente confrontación con jueces y «peronistas buenos». Va a reanudar su travesía piromaníaca en cuanto haya algún nuevo conflicto sindical. También nos equivocamos en nuestra intención que se desprestigie sola frente a sus secuaces correligionarios.
-Va a ser un febrero y marzo muy activo y caliente, Marcos. Tengo que hacer algo impactante y urgente, no quiero surfear más la ola. Si bien tengo un poco de temor, tal vez le haga caso a un viejo marplatense que me sugirió hace casi dos años que «pateara el tablero». Es ya muy tarde, pero tal vez lo intente.

ENTRETANTO, EN ESTE ABSURDO JUEGO DE AJEDREZ, EL PUEBLO ARGENTINO HONESTO ASISTE ATÓNITO FRENTE A UN POSIBLE Y NUEVO DESMADRE.

Alberto E. Valente.

Los comentarios están cerrados.