-Boletín-, Ciudad, Destacado, Información General

Malestar de estatales por el descuento de un “aporte solidario” que acordaron Gobierno, ATE y UPCN

Crece el malestar y la preocupación entre algunos trabajadores del Estado que no están afiliados a ninguna asociación sindical. Se debe a un llamativo descuento del 0,5% de los salarios que apareció en los últimos recibos de sueldo bajo el concepto de “aporte solidario”, tras un acuerdo entre el Gobierno nacional, ATE y UPCN a fines de diciembre. Quienes lo rechazan hablan de “manotazo salarial”.

Si bien el porcentaje de descuento que Nación había acordado con los gremios fue anunciado el 28 de diciembre pasado, quienes no acostumbran a seguir el detalle de las negociaciones salariales se sorprendieron.

La reacción, en su mayoría, la tuvieron quienes no hacen aportes sindicales. Es que ahora, de manera inconsulta, deben aportar el porcentaje mencionado para ser destinado a “iniciativas de capacitación, formación y fortalecimiento de las acciones necesarias para que todas las mejoras y beneficios acordados en el Convenio Colectivo (CCTG 214/06) alcancen a todos los trabajadores sin excepciones”. Así apareció reflejado en un comunicado publicado en el sitio convenios.ate.org.ar.

Se trata de una deducción que fue pactada durante la reunión de la Comisión Negociadora General integrada por representantes de ATE, UPCN y del Estado que tuvo lugar el 28 de diciembre pasado. Desde el gobierno calificaron el acuerdo como “un Aporte Extraordinario Solidario (…) para capacitación, asesoría, control del cumplimiento de los procesos de la carrera administrativa y sistema de cobertura de vacantes”.

Esas capacitaciones ya estaban previstas en el Fondo de Capacitación y Recalificación Laboral (Fopecap) y son, entre otras, redacción de Informes y Comunicación Efectiva, Sindicalismo, Gestión de Tecnologías, paquete Adobe y prevención de adicciones y enfermedades de transmisión sexual. Todas vienen realizándose incluso antes del nuevo “aporte”.

Mientras tanto, algunas corrientes internas como la Junta Interna y Cuerpo de Delegados del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (ATE-MECON) no tardaron en rechazarlo. “Se produjo un nuevo manotazo salarial que pretende ser disfrazado burlonamente de ‘aporte solidario’”, se quejaron en un comunicado.

El cuestionamiento al aporte de los estatales

Desde la línea interna mencionada salieron a calificar el “aporte” como un “descuento compulsivo”.

“Es un manotazo salarial que (…) ingresará directamente a las arcas de los sindicatos que manejan discrecionalmente sus máximos dirigentes”, reclamaron en un comunicado publicado en redes sociales.

“En asociación con la patronal, UPCN y ATE pretenden hacerse de cuotas sindicales de manera despótica, violentando el principio de que las organizaciones obreras deben financiarse con el aporte consciente y voluntario de los trabajadores”, agregaron.

Se menciona que si bien fue presentado como “extraordinario”, el descuento del 0,5% del salario de los trabajadores no afiliados se ejecutará todos los meses al menos hasta la próxima mesa de negociación, donde se podrán plantear modificaciones.

Cachorro Godoy y el aporte: “Permite defender mejor nuestros derechos”

Tras dar cuenta de los cuestionamientos en torno al acuerdo, PERFIL dialogó con el secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, quien salió a defenderlo. Si bien reconoció que “es razonable el enojo de quienes deciden no aportar”, dejó en claro que “para nosotros lo colectivo debe predominar sobre lo individual”.

“El nuestro es un aporte por administración de convenio. Cuando el sindicato actúa, lo hace representando a todos los trabajadores sin distinción entre afiliados y no afiliados. Muestra cabal de ello fue la lucha que dimos por los despidos masivos y las reincorporaciones”, dijo.

En esa línea, Godoy justificó que la actividad gremial “también incluye discutir con la patronal el tema salarial o ascensos” para el conjunto, lo cual “requiere un gran esfuerzo organizativo, de recursos y de actividades”.

El dirigente sindical también marcó diferencias entre las deducciones de personas afiliadas y quienes no lo están. Señaló que “el aporte no es lo mismo que la afiliación: en el caso de ATE es el 2,2% mientras que esta cuota por administración es de sólo el 0,5%”.

A las sospechas por el destino de los fondos, Godoy respondió que “el aporte no se puede asignar a otras cuestiones que no tengan específicamente que ver con cuestiones de capacitación”.

Y cerró: “No es un robo a mano armada. Entendemos que puede haber enojo en aquellas personas que deciden no aportar a ámbitos colectivos, pero para nosotros lo colectivo predomina por sobre lo individual y eso permite conseguir nuevos derechos”.

Fuente: Perfil.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*