Portada

Macri estuvo en el cierre de Vidal y quiere liderar el bunker de Cambiemos en Costa Salguero

blank

Un fantasma acecha a Horacio Rodríguez Larreta. Se trata de Mauricio Macri quien avisó que quería liderar los posibles festejos de Cambiemos el domingo. El ex Presidente también busca participar del cierre de campaña de Mario Negri en Córdoba, pero desde la UCR quieren eludir la propuesta.

En la Ciudad se refieren a Macri como un “jarrón chino”: un adorno valioso y delicado, pero que al mismo tiempo estorba y nadie sabe ni dónde ni cómo ubicar. El ex Presidente participó ayer del cierre de campaña de María Eugenia Vidal, aunque su protagonismo fue reducido.

Larreta lo subió al escenario en donde permaneció menos de 30 segundos antes de que el propio jefe de gobierno porteño lo invitara a bajar con una palmadita en la espalda y sin dejarle pronunciar ni una palabra. Al igual que Patricia Bullrich el jefe de Gobierno se refirió a él como “Presidente”.

Larreta está convencido de que la Provincia y la Ciudad le darán un triunfo a los candidatos que impuso sobre Bullrich y Jorge Macri. En el gobierno porteño veían al próximo domingo como la oportunidad perfecta para para mostrar a Larreta como el líder del espacio. La presencia de Macri y su eventual cierre del evento que posiblemente sea en Costa Salguero amenazan esos planes.

“Si quiere venir, ¿por qué no va a poder?”, respondieron en el gobierno porteño ante la pregunta de LPO. Pareció más una salida elegante que un deseo.

De todas formas la provincia de Córdoba puede salvar a Larreta de ese compromiso. Macri es una de las figuras políticas más respetadas en La Docta y el ex Presidente le propuso a Negri participar en el cierre de campaña del diputado.

En el campamento del radical dijeron que tal vez lo mejor era que lo visitara el domingo después de las elecciones. Las motivaciones son distintas a las de Larreta: cerca del legislador radical creen que la interna con Luis Juez tendrá final abierto y no quieren dañar la imagen del ex Presidente y atarlo a una derrota.

La participación de Macri en el cierre de Vidal también fue una idea del ex titular de Boca, a pesar de que se opuso a la candidatura ex gobernadora bonaerense en la Capital. El ex Presidente impulsó a Bullrich y también hizo lo propio con su primo Jorge para rivalizar con Santilli.

El acto de ayer iba a realizarse en un parque público, pero por la lluvia Cambiemos debió trasladarlo a La Rural, el mismo espacio que el gobierno porteño alquiló como centro de testeo y vacunatorio. En el hall de entrada se vio a decenas de militantes de la UCR agitando banderas con las iniciales de Raúl Alfonsín.

El predio ocupa un lugar especial en la simbología radical: durante una visita como presidente en ejercicio Alfonsín fue abucheado y terminó enfrentado al público en un recordado discurso. Sin embargo Martín Tetaz reivindicó a La Rural como el corazón productivo de la Argentina. “¡Vamos que se van!”, comenzó a los gritos el economista.

Emmanuel Ferrario fue quien minutos antes había abierto la ronda de discursos y ofició de maestro de ceremonias. “Este domingo se ponen en juego dos modelos de país, pero además se pone en juego el futuro”, dijo el primer candidato a diputado porteño y posible Vice 1º de la Legislatura. Ese fue el tono que se mantuvo durante todo el acto en las alocuciones de Bullrich, Martín Lousteau y Maximiliano Ferraro, quien pidió retomar “el camino del cambio” que comenzó con la presidencia de Macri.

El vacunatorio VIP, la fiesta de Olivos y los argentinos que se van a vivir al exterior fueron los carriles por los que transitaron todos los oradores hasta llegar a Vidal, quien fue muy crítica del gobierno y de Alberto Fernández. “En lugar de darte respuestas se enoja, te grita y te echa la culpa. Te dice que entre pobres y más muertos elige más pobres, y al final tiene más pobres y más muertos”, dijo la primera candidata de Cambiemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*