Política

Luis Rech sobre el ex presidente Arturo Illia: «No robó e hizo»

13528132_288808771472297_6898488072115095407_oDe esta manera resaltó el edil radical Luis Rech, la significación histórica del ex presidente de la Nación Arturo Illia, en el marco del acto conmemorativo del 50º aniversario de su derrocamiento el 28 de junio de 1966, tras el golpe cívico-militar encabezado por el faccioso general Juan Carlos Onganía, que tuvo lugar en el recinto del HCD, por iniciativa de su correligionario Mario Rodríguez.

Acto seguido, Rech señaló que “lo conocí en 1979 ó 1980 en el comité radical. Él tenía alrededor de 80 años; yo poco más de 21. Éramos 15 personas. Y tenía la fortaleza de defender en plena dictadura los valores de la democracia, la necesidad de fortalecerla y los derechos humanos. Le tocó gobernar en una etapa particular, durante la cultura del golpe. A un gobierno democrático de cierto partido no le seguía un gobierno de otro partido, sino una dictadura”. Agregando que “reunía las condiciones esenciales para la primera magistratura: honestidad, porque no se enriqueció, y condiciones suficientes de acción, eficacia, decisiones defendiendo la soberanía nacional. No robó e hizo”.

Durante el acto que fue presidido por el titular del Cuerpo Deliberativo, Guillermo Sáenz Saralegui (AA), se proyectó un documental sobre Arturo Illia, a través de una anécdota contada por el cantante Jairo, que también vivió en Cruz del Eje, Córdoba, como el ex presidente.

También participaron los concejales Mario Rodríguez (UCR, autor de la iniciativa), Patricia Leniz, Patricia Serventich y Alejandro Alconada Zambosco (AA); Balut Olivar Tarifa Arenas (monobloque); Luis Rech, Cristina Coria, Gonzalo Quevedo y Mario Rodríguez (UCR) y Cristian Azcona (FR); en representación del intendente Carlos Fernando Arroyo, el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente; la directora general de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, Sonia Rawicki; los defensores del Pueblo, Fernando Rizzi y Fernando Cuesta; miembros de las Fuerzas Armadas, e invitados especiales. Arturo

Umberto Illia se recibió de médico en el año 1927. Su militancia política comienza en 1918, cuando se afilia al partido radical, impulsado por la fuerte participación de su padre y su hermano. En el año que comienza la facultad se produce un movimiento en el que él participa activamente, “La Reforma Universitaria”. Antes de ser Presidente de la Nación, había sido vicegobernador de Córdoba, de 1940 a 1943 y también diputado nacional desde el ´48 hasta el ´52. Llegó pobre a la Casa de Gobierno y la dejó más pobre aún fue acreedor del Tesoro Nacional, por gastos realizados durante el último de gestión, que no reclamó. Rechazó un automóvil oficial el día que fue echado de su despacho y también la jubilación; no consintió aumentos en sus haberes mientras ejerció su mandato y sólo apeló a gastos extraordinarios para presentar en Europa una obra de Ricardo Rojas. Hasta la enfermedad que le provocó la muerte, pudo transitar solo por cualquier lugar del país, acompañado por el afectuoso respeto de sus conciudadanos, que veían en él a un hombre bueno y sencillo y, por sobre todo, a un gobernante honesto.

Roberto Latino Rodríguez

Los comentarios están cerrados.